Nacionales

Importados

F1 Web

Gustavo López Productor de Seguros

Test del Ayer

Road test de autos argentinos de mas de 10 años de antiguedad

Por Gustavo Ernesto López
. Twitter Facebook El Blog de Test del Ayer
 

Road Test Nro 824: Ford Escort 1.6 Ghia

Una opción con más equipo

Revista Parabrisas Nro 131. Abril de 1989

 

Ford Escort 1.6 Ghia

 

El Ghia, presentado en noviembre, ofrece al mercado una versión de mayor equipamiento que el GL probado por Parabrisas en junio del año pasado. A las virtudes ya destacadas del Escort, agrega elevacristales eléctricos, bloqueo central de puertas, limpia/lava luneta, doble espejo externo, etc. Más de 7.000 unidades vendidas (GL y Ghia) certifican su aceptación por parte del usuario, pese a su elevado precio final

En su momento (junio de 1988), comentamos la importancia del Ford Escort en el mercado local. Quizá uno de los autos más esperados, ya que durante años se habló de su aparición en Argentina. También dejamos establecido -en oportunidad del road-test del GL- que hacía falta una versión más equipada para satisfacer las expectativas de ciertos sectores.
En noviembre, precisamente cuando Parabrisas encaraba el "Operativo Ruta-40" con la nueva criatura, Autolatina completaba la gama con la versión Ford Escort Ghia.
Habrá quienes se pregunten que quedó por evaluar del Ford Escort Ghia tras 9.000 kilómetros de tránsito por la Ruta-40 ida y vuelta. La respuesta fue dada cuando se publicó ese operativo en detalle. No se trataba de un road-test sino de una prueba especial cuya meta era cubrir el durísimo recorrido a más de 100 km/h de promedio neto. El objetivo se cumplió y los tres Escort-Ghia colorados que arrancaron del ACA de Libertador volvieron casi intactos cubriendo el trayecto a 103,3 km/h. Allí no hablamos de pro y contras, sólo destacamos la robustez que habían manifestado las unidades y su confiabilidad.

También te puede interesar

- Operativo Ruta 40 con Ford Escort Ghia
- Prueba del Ford Escort XR3 Cupe y Cabriolet

Ahora, unos meses más tarde y en concordancia con su elección (la de Parabrisas) como "El Auto del '88", nos ocuparemos del último Escort de Ford.
Hablamos en varias ocasiones de los galardones que obtuvo en Europa (donde fue considerado "Auto del Año" en 1981), de los más de 6.000.000 de unidades vendidas, de su atinado "restyling" producido en 1980, etc., etc. No vale la pena ser redundante.
Aunque existan los que piensan que "llegó tarde", hasta 1991, en lo que se refiere a forma y diseño exterior, el Escort vernáculo es similar al que hoy se compra en una concesionaria de Alemania o Gran Bretaña. Y eso, para un mercado cada vez más comprimido, no es poco.

Ford Escort 1.6 Ghia

1 - Estética exterior

4

Como dijimos en oportunidad de la evaluación del GL, existe desde nuestro punto de vista, un divorcio de diseño entre la mitad delantera y la trasera. Las líneas frontales suaves y armónicas (aerodinámicas, porque no) que lo asemejan al Sierra, no se amalgaman adecuadamente a la porción posterior que hace recordar a los Láser o Mazda 323 de fines de la década del '70.
En lo que respecta al Ghia específicamente, su aspecto exterior es similar, a excepción de los cubrerruedas, (vulgo: tazas) con detalles símil cromado que no son más agradables que las del GL y la identificación exterior (léase escudito lateral y logo identificatorio de Ghia). Se suma a estas diferencias, el brazo de limpialuneta, elemento del que carece su hermano de menor precio.
Tanto en el GL, en el Operativo por la Ruta-40, como en este Ghia, no se manifestó ningún tipo de falencia que pueda endilgarse a problemas estructurales. Por el contrario, uno de los aspectos más positivos (y que ponderan los especialistas) es la robustez que demuestra en todo terreno pese a su crítico despeje del piso; y nos referimos no sólo al "chapón" del cárter que suele tocar en cunetas profundas, sino al protector del tanque de combustible en el momento en que las ruedas traseras superan irregularidades de este tipo. Luego del "face-lift" que le hicieron hace nueve años, su Cx fue mejorado y ahora ostenta un valor del orden de 0,38 como coeficiente aerodinámico. En síntesis, línea agradable, sobria pero con un tres cuartos de perfil trasero poco actual.

Ford Escort 1.6 Ghia
El Escort Ghia por la Cuesta del Obispo (Salta)

Ford Escort 1.6 Ghia

2- Habitáculo - Entorno

4

En la época en que fue concebido originalmente el Escort, el aprovechamiento del espacio interior recién empezaba a ser tenido en cuenta. No era el punto de partida de los diseños. Hoy, ante la presencia de algunos ejemplares más modernos en el mercado local, las comparaciones no favorecen al Escort, pero tampoco lo deja fuera de competencia.
Adelante; para ambos ocupantes, no ofrece inconvenientes, pero atrás la habitabilidad se encuentra levemente limitada. Y vamos a un ejemplo. 17 centímetros separan el borde del asiento trasero del respaldo delantero con el correspondiente al conductor ubicado dos puntos de cremallera antes del tope y el ángulo de inclinación a 110 grados. En esas mismas condiciones y con similares parámetros, otros autos disponen de mayor espacio.
Los tapizados tipo pana en tonos de gris son de buena calidad y agradables al contacto de espalda y muslos. El interior es de típico estilo germano, con bordes redondeados que dan aspecto de solidez y diseño práctico. Vale la misma opinión para contrapuertas y el entorno del conductor en general.

Ford Escort 1.6 Ghia.
Circulando por el camino de ripio de Salta a Cachi donde el Escort mostró una adecuada adaptación pese a su escaso despeje del piso

3 - Puesto de comando e instrumental

3.5

Como en el caso del GL, no hay objeciones importantes para el puesto de conducción, comandos y ubicación del selector de cambios. Gracias a ello, se obtiene una adecuada posición de manejo para automovilistas de cualquier estatura, aunque para los que superan el 1,80 m, el volante resulte un poco bajo.
El instrumental incorpora cuentarrevoluciones y aunque parezca increíble carece de luz testigo de reserva de combustible. La información es esencial pero no todo lo completa que debería si tomamos como base su posicionamiento en el mercado.
Los asientos son cómodos pero no sujetan el cuerpo lateralmente. No disponen de regulación de altura pero en realidad ese opcional no mejoraría mucho la situación. En cambio, es muy preciso el dial de reglaje de inclinación del respaldo ubicado del lado interno y no del externo como en el Sierra, lo que lo hace poco accesible.
La radio es de buena calidad y los parlantes (dos adelante) no se saturan ante solicitaciones del volumen. Es digital con memorias y a la vez oficia de reloj cuando se escucha un cassette o la radio está apagada, no así mientras funciona.
Un detalle: la falta de luz en el cenicero y su ubicación, hacen que en la conducción nocturna, encontrarlo sea una labor que demanda tiempo y esfuerzo. Consejo: abra unos centímetros la ventanilla y tire la ceniza por allí.

Ford Escort 1.6 Ghia

4 - Visibilidad

4.5

Buena tanto hacia adelante, atrás o lateralmente gracias a la gran superficie vidriada y a la altura de la cintura. Las escobillas de limpiaparabrisas se mostraron eficaces pero "chillonas" con lluvias de media o baja intensidad. Util (debido al diseño tipo dos volúmenes) la incorporación del brazo limpialuneta y respectivo sistema lanza-agua eléctrico que se acciona desde el brazo derecho respecto al volante. Los espejos externos son de generosas dimensiones, amplio panorama, igual que el interno. La regulación se realiza desde el interior con movimientos contrapuestos a los naturales.

5 - Climatización

4.5

Impecable. Similar a la ya destacable del GL. Se puede regular, elegir combinaciones, dosificar la intensidad del forzador, graduar la temperatura deseada, dirigir el flujo por donde uno quiera o bloquear independientemente las bocas de salida. Un sistema de "climatización" realmente efectivo. Sólo la tonalización de los vidrios es mejorable por medio de un tinte algo más oscuro lo que redundaría en un más desahogado funcionamiento del aire acondicionado en condiciones extremas como la que soportó nuestra unidad en el viaje de regreso Salta - Buenos Aires por Ruta 34: 45 grados a la sombra entre La Banda y Ceres al cruzar la provincia de Santiago del Estero, con aire acondicionado a "full" y el velocímetro clavado en 160 km/h (unos 150 km/h reales). No hubo flaquezas.

6 - Confort de marcha

4

El rubro merece un análisis. Cuando quien suscribe probó el Escort GL notó una agradable tendencia a copiar con firmeza todo tipo de terreno. Los amortiguadores de gas cumplían muy bien con su función. Pero pocos fueron los vehículos equipados con ese tipo de amortiguadores. Se volvió a los tradicionales y con ello a un andar más mullido. Sin embargo, perdió cierto encanto a la hora de salir a la ruta.
En el caso de la unidad probada, los neumáticos tampoco colaboraron demasiado a una marcha silenciosa y sin vibraciones. Los F-560 se muestran muy, duros y poco afectos a asimilar irregularidades, sí en cambio, a transmitirlas.
Pese a la robustez estructural ya comentada, algunos plásticos de calidad mejorable (notamos que se rayan con facilidad) producen quejidos o chirridos cuando se pisa empedrado desparejo. En ruta, a alta velocidad, los burletes de puertas acusan "filtraciones" que se transforman en chiflidos que fácilmente se pueden corregir. El viento, en su choque con las canaletas de desagote exteriores, también colaboran en este aspecto.

Ford Escort 1.6 Ghia
El Ghia en acción

7 - Maniobrabilidad - Dirección

4

En realidad, por tratarse de una versión "full" los que critican la falta de dirección servoasistida tienen su cuota de razón. Nosotros, en cambio, no del todo adeptos al sistema cuando no es necesario, creemos que al Escort no le hace falta.
El volante es de buen "grip", impresiona como algo pequeño en un primer momento pero no complica las maniobras en ninguna circunstancia. Entra y sale de cualquier lado sin mayores problemas.

 

8 - Equipamiento y Accesorios

4

Hay faltantes que pueden llamar la atención. A la mencionada luz de reserva de combustible, sumamos la lámpara de lectura o cortesía para el acompañante, la antena manual ubicada sobre el remate del guardabarros izquierdo (una vez más pregunto ¿por qué no en el techo...?), la inexistencia de apoyacabezas en los asientos traseros, los austeros anclajes de cierre de cinturones de seguridad delanteros del tipo Fiat 128 de comienzo de los '80, portamapas o bolsillo en los respaldos de los asientos delanteros para comodidad de los eventuales pasajeros, etc. Importante la adopción de una gaveta central debajo del cenicero y la radio que integra en un mismo módulo al selector de cambios, así como la ya ponderada bandeja profunda sobre el lado del acompañante y la guantera de interesantes dimensiones.
Sobresalen en el equipamiento, los elevacristales eléctricos delanteros, el aire acondicionado de serie, el bloqueo central de puertas (sin infrarrojo), el limpialavaluneta y el espejo externo (gran angular) del lado derecho.

9 - Motor

4

Los argumentos que pueden esgrimir los detractores de este motor (o del Escort en general) pueden ser varios. Tratándose de un motor poco actual que deriva de un block de Renault-12 que equipó durante años el Ford Corcel en Brasil, con árbol de levas lateral y llevado a 1.555 cm3, la cosa da paño para discusiones interminables.
Sin embargo, lo que importa de un motor, sea éste o cualquier otro, es que funcione con eficacia, demuestre confiabilidad y carezca de vicios o problemas serios en su concepción. Ninguno de estos factores pueden endilgársele al cuatro cilindros transversal de 73,7 CV (DIN). Es de performance aceptable, de consumo relativamente austero y sumamente elástico aunque su fuerte en lo que se refiere a la respuesta del acelerador está entre las 3.000 y las 4.500 rpm.
Mejor vayamos a las cifras de performance.

Ford Escort 1.6 Ghia
Por las calles de Purmamarca

10 - Performance

3.5

La velocidad final es adecuada aunque no asombrosa. Pero supera los 160 km/h a un régimen lógico de rpm lo que permite mantener altas velocidades de crucero. Es importante, también, que esos valores se obtengan en quinta velocidad ya que a 154 km/h (tope en 4ta) el motor rota a razón de 5.800 veces por minuto.
La aceleración con partida detenida no es uno de sus fuertes. Pese a que dispone de buena tracción y aplica bien la potencia al piso por medio de las ruedas delanteras, hay un escalón importante que superar entre la 2da y la 3era donde el motor muestra una "laguna" hasta que se rehace poco más tarde. De todas formas 14 segundos para los 0-100 km/h, 19,23 seg para los 0-400 metros y 35,58 seg para los mil metros no son valores despreciables para un motor de menos de 1.600 cm3.
Interesantes, en cambio, los tiempos de recuperación en las distintas pruebas de elasticidad (ver cifras del test) tanto en 4ta como 5ta marcha. Demuestran que la prioridad era un motor doméstico y no un propulsor de prestaciones semideportivas.

11 - Transmisión

3.5

Como en el GL, el embrague, en el uso ciudadano, acopla con cierta vibración. Lo mismo notamos en las unidades del "Operativo Ruta-40". Pese a ello, no se muestra fatigado ante exigencias continuas. La segunda marcha es algo corta respecto a la tercera. El selector es preciso, seguro, aunque algo duro para los acostumbrados a otros automóviles. Nos gusta. El casillero correspondiente a la sobremarcha (5ta) está algo alejado del alcance del conductor que maneja en posición correcta.
El sincronizado de marcha atrás se mostró eficiente en este caso, no así en el GL.

Ford Escort 1.6 Ghia
El Escort en una lomada camino a San Antonio de los Cobres

12 - Frenos

4.5

De lo mejor. Herencia de su hermano mayor, el Sierra, que frena con las mismas características. Pedal firme pero no rígido, dosificable y sin bloqueos prematuros ante un imprevisto. No pierde la línea recta ni se fatigan los discos (delanteros ventilados). Sin duda un sistema bien dimensionado.

13 - Suspensiones

4.5

Balance ideal para el usuario - tipo. Para nosotros, como apuntamos, algo mullida. Los neumáticos no ayudan en este caso, por lo que es recomendable jugar con la presión entre 24 y 26 libras hasta lograr un término medio lógico para el tránsito ciudadano en el caso que esté equipado de F-560.
La suspensión trasera trabaja con eficacia en todo terreno, especialmente en curvones veloces aunque el GL (por los amortiguadores de gas) se mostró más confiable y menos sensible.
Aunque la suspensión hace pensar en un auto rolador, las barras sin duda- neutralizan esa tendencia.

 

14 - Consumo

4

Antes de llegar a los 140 km/h constantes se hacen necesarios más de 10 litros cada centenar de kilómetros recorridos. Pero a 120 km/h y por debajo de esa velocidad, los valores de consumo de combustible son buenos. 6 litros a 90 km/h equivalen a una autonomía de 800 kilómetros para los 48 litros del tanque que podría ser algo más grande evitando así que los "velocistas" tengan que detenerse cada 300 kilómetros a reabastecerse. En tránsito urbano algo más de 9 litros "cada cien".

Ford Escort 1.6 Ghia
"Refuelando" en Tilcara (Jujuy)

15 - Tenida en ruta
4

Los detallistas o memoriosos se darán cuenta que este Ghia tiene medio punto menos que el GL. El tema está centrado en los amortiguadores que equipaban aquella unidad y esta. En pos de un mayor confort de marcha se perdió algo de tenida direccional y en curva, algo que el usuario seguramente, no notará.
Igualmente, estando bien alineado (es muy sensible a la calibración de la geometría del tren delantero) se desenvuelve con absoluta seguridad y responde con franqueza a cualquier maniobra, a cualquier velocidad. Pero insistimos, para nuestro gusto, el GL era más neutro y copiaba con mayor eficiencia. Para los potenciales compradores, seguramente, esta suspensión es más placentera, aunque hipersensible a vientos laterales.

 

16 - Luces

4

Como el GL, carece de luces traseras antiniebla. Las bajas son correctas y como las altas, de buena distribución y profundidad para las velocidades que desarrolla el Escort. El plafón interior mejoró la intensidad lumínica y las de marcha atrás cumplen con su tarea.

 

17 - Accesibilidad

4

Las partes mecánicas están a la vista y al alcance de la mano. No hay grandes problemas en acceder a ellas. Respecto a los ocupantes de los asientos delanteros y traseros hay que hacer una diferencia. Los primeros no encontrarán puntos oscuros para subir o bajar, los de las plazas posteriores se verán levemente complicados debido a la curva de la puerta y la altura del techo. Por ser un medio mediano, buena.

Ford Escort 1.6 Ghia
El Escort y una apacible tarde en la capital salteña frente al Hotel Salta

18 - Terminación y estanqueidad
4

Hablamos de algunos detalles. Principalmente los plásticos (que no se quejaron en el GL) pueden ser mejorados. Por el lado de los burletes, se notaron "silbidos" producidos por el flujo de aire externo. Sin embargo no encontramos vestigios de polvo en habitáculo o baúl, lo que habla de su hermeticidad, especialmente al circular por caminos del norte con sed de lluvia desde hace muchos meses.

 

19 - Baúl

3.5

Los compartimientos para equipaje de los autos de dos volúmenes o dos volúmenes y medio, ofrecen un sinfín de posibilidades. Sin embargo, la lectura se debe hacer de una sola forma para compararlos con vehículos del mismo tamaño y tres volúmenes (caso Duna, Gacel, Renault-9).
Si uno abre el portón (quinta puerta), destraba el respaldo del asiento trasero y lo rebate, la capacidad de carga se triplica, pero olvídese de llevar pasajeros en esas plazas. Por consiguiente, la lógica indica que la capacidad de carga real es de 305 dm3 (o litros si lo prefiere) tomando como referencia el largo, ancho y alto (a la bandeja posterior que separa el habitáculo del baúl).
El sistema de apertura o cierre es correcto pero aconsejamos dejar de lado demostraciones de violencia reprimida al bajar la quinta puerta: si el golpe es fuerte, puede estallar la luneta y no es un repuesto barato. Con dulzura, presionando sobre el centro cierra mejor y usted ahorrará plata y malos momentos. Nuestra experiencia en el "Operativo Ruta-40", así lo indica.

 

20 - Precio

2

Hasta hace unas pocas semanas todos hacían cuentas en dólares y llegaban a la conclusión que teníamos los autos más caros del mundo. Hoy, al momento de escribir esta nota la moneda estadounidense superaba con holgura los 40 australes (8-3-89).
De un mes para otro, pasaron de ser los más caros a los más baratos, porque este Escort que llegó a costar casi 20.000 dólares ya no llega a 10.000. Cosa de la economía amordazada y digitada de la Argentina.
Claro que esa cuenta es válida única y exclusivamente para aquellos que tenían "verdes" en el banco, en las macetas o dentro de un viejo par de medias. Los que ganan y ahorran en australes están tan complicados como antes.
Lo cierto es que el Ford Escort-Ghia, mantiene un nivel de precio al público alto.
Ya se han vendido más de 7.000 Escort. El mercado lo aceptó, pero no es menos cierto que algunos más podrían haberse comercializado si su posicionamiento fuera más adecuado.
Quien hoy gasta cientos de miles de australes, hace cuentas. Suma, resta, divide, multiplica y compara precios, equipamiento, consumo, prestaciones y habitabilidad.

Por: Carlos F. Figueras
Fotos: Miguel Tillous

Ford Escort 1.6 Ghia

Las mejores imágenes de esta prueba en Alta Resolución

<clik para ampliar>

Pueden dejar sus comentarios sobre este test en el Blog de Test del Ayer

Deja tu comentario sobre este Road Test

 




CONCLUSIONES

Virtudes

  • Entorno del conductor y habitabilidad
  • Climatización
  • Sistema y comportamiento de frenos
  • Robustez estructural
  • Confiabilidad mecánica
  • Consumo hasta 120 km/h y urbano
  • Elasticidad del motor

Defectos

  • Consumo a más de 120 km/h

  • Precio elevado
  • Suspensión algo mullida
  • Escaso despeje
  • Falta luz de reserva de combustible
  • Acople del embrague
  • Valores de aceleración
  • Detalles mejorables

Puntaje final: 78.00
(Suma del puntaje de los 20 rubros)

REFERENCIAS

5

OPTIMO

4

MUY BUENO

3

ACEPTABLE

2

REGULAR

1

DEFICIENTE


Presentación Noviembre de 1988
Fabrica Autolatina Argentina SA
Garantía Un año sin limite de kilometraje
Precio al público Australes 387.624 (con algunos opcionales, impuestos y fletes, sin patentar al 15-3-89)

Cotizá ahora el seguro para tu auto

VELOCIDAD MÁXIMA 160.900 KM/H
En 5ta marcha a 4.900 rpm. Promedio de las dos mejores pasadas en sentidos opuestos con 2 personas a bordo

ACELERACIÓN

0-100 Km/h

14.09 s

0-400 Metros

19.23 s

0-1000 Metros

35.58 s

40-100 Km/h en 4ta

20.13 s

60 a 90 Km/h en 4ta 9.84 s
90 a 120 Km/h en 4ta 12.10 s
60 a 90 Km/h en 5ta 15.35 s
90 a 120 Km/h en 5ta 16.23 s
.

ERROR DE VELOCÍMETRO

Vel indicada Vel real
20 20
40 38
60 57
80 75
100 93
120 111
140 130
160 149

CONSUMO

En ruta
l/100 Km
60 Km/h
4.81
80 Km/h
5.61
90 Km/h
6.03
100 Km/h
7.02
120 Km/h
8.48
140 Km/h
10.39
160 Km/h
13.08
Urbano
9.30
.

VELOCIDAD MÁXIMA EN CADA MARCHA

I

52 Km/h a 6.000 rpm

II

88 Km/h a 6.000 rpm

III

127 Km/h a 6.000 rpm

IV

154 Km/h a 5.800 rpm

DIFERENCIAS MINIMAS

Son iguales a nivel motor, transmisión, rodado, estética. Uno es básico (el GL) y el otro (Ghia) con equipamiento más completo. Pero es sabido que nunca existen dos autos iguales. Siempre hay uno que anda más que otro, o consume menos o acelera mejor. Influyen en esto miles de factores.
La comparación de valores llaman a una reflexión. ¿Serán los kilos extra de equipamiento del Ghia que lo hacen aparecer como más lento que el GL, aunque con diferencias mínimas?. No hay que olvidar que un espejo externo hace perder 2 km/h en algunos autos ... por dar un ejemplo.
Ahí puede estar la cuestión

GL
Ghia
Velocidad máxima
162.1 Km/h
160.9 Km/h
0 - 100 Km/h
13.97 s
14.09 s
0 - 1000 metros
35.46 s
35.58 s
40 a 100 Km/h en 4ta
19.08 s
20.13 s
Consumo a 100 Km/h
6.9 l/100 km
7.0 l/100 km
Consumo a 120 Km/h
8.3 l/100 km
8.5 l/100 km
Urbano
9.0 l/100 km
9.3 l/100 km


Nueva gaveta central junto a selector de cambios


Manija de apertura interior con bloqueo central incorporado


Anclaje de los cierres de cinturones de seguridad poco estéticos y freno de mano. Se nota la falta de un consola entre asientos


Los asientos son de textura agradable pero sujeción poco eficiente


Primer plano del portamonedas y comando de luces a la izquierda del volante


Contrapuerta delantera


Identificación del Ghia, una de las pocas diferencias con el GL


Antena manual sobre el guardabarros izquierdo


Cubrerruedas del modelo Ghia


Comando interior de espejos

Teclas elevacristales sobre el frente del apoyabrazos


Dial de regulación de respaldo


Destrabe para rebatir asiento posterior

Ford Escort 1.6 Ghia
Vista del motor transversal

Ford Escort 1.6 Ghia
Limpialuneta

Ford Escort 1.6 Ghia
Parte del tablero de instrumentos

Ford Escort 1.6 Ghia
Puesto de comando y tablero con cuentarrevoluciones incorporado

 

Ford Escort 1.6 Ghia

Ford Escort 1.6 Ghia

Ford Escort 1.6 Ghia

Ford Escort 1.6 Ghia

EQUIPAMIENTO

- Temperatura de agua (aguja)
- Cuentavueltas
- Reloj digital
- Radio AM FM y Pasacassette
- Aire acondicionado
- Alzacristales eléctricos en las puertas delanteras
- Reóstato de luz de tablero
- Apertura de puertas automática
- Bloqueo interno
- Vidrios polarizados
- Luneta desempañante
- Luz de marcha atrás
- Luz de baúl
- Espejos externos (2)
- Cinturones de seguridad inerciales (2)
- Guantera con cerradura
- Portamapas - Bolsillos (adelante)
- Respaldo trasero rebatible
- Apoyacabezas (adelante)

Características técnicas

Motor

Delantero transversal. 4 cilindros en línea. Un árbol de levas lateral. Diámetro por carrera 83.5 x 77.0 mm Cilindrada 1.555 cm3 Relación de compresión 9.0:1 Potencia máxima 73.7 CV DIN a 5.200 rpm Par motor 12.6 kgm (DIN) a 2.400 rpm. Alimentación por un carburador Weber de doble boca, con electroválvula de bloqueo de combustible. Cebador manual. Bomba de nafta mecánica a diafragma. Encendido electrónico de alta energía

Transmisión

Tracción delantera. Embrague monodisco seco a diafragma. Accionamiento mecánico por cable. Diámetro del disco 200 mm. Caja de velocidades de 5 marchas y MA. Relaciones: 1era 3.154:1 2da 1.913:1 3era 1.281:1 4ta 0.951:1 5ta 0.755:1 MA 3.615:1 Comando al piso. Diferencial integrado en la caja puente. Relación 3.842:1

Dirección

Tipo a piñón y cremallera. Numero de vueltas de volante de tope a tope 4.04. Diámetro de giro 10.6 metros.

Suspensiones

Delantera: Independiente, tipo McPherson, resortes helicoidales y barra estabilizadora. Amortiguadores hidráulicos de doble acción presurizados con gas.

Trasera: Independiente con brazos tensores y resortes helicoidales. Amortiguadores hidráulicos de doble acción presurizados con gas.

Frenos

Hidráulicos servoasitidos con válvulas proporcionadoras traseras. Doble circuito diagonal. Delanteros de discos ventilados. Diámetro del disco 239 mm. Traseros a tambor con cintas autoajustables. Diámetro del tambor 180 mm De estacionamiento: Actúa sobre las ruedas traseras.

Sistema eléctrico

Batería de 12 volts, 290 A, 60 RC. Alternador de 12 V y 45 A

Ruedas y neumáticos

Llantas 13 x 5.5J de acero estampado. Neumáticos radiales con cinturón de acero sin cámara. Dimensiones 175/70 SR13

Capacidades y dimensiones

Tanque de combustible de 48 litros. Capacidad del baúl 305 dm3 Con asiento trasero rebatido 1.348 dm3. Alto 1.380 mm Ancho 1.640 mm Largo 4.020 mm Entre ejes 2.400 mm Trocha delantera 1.400 mm Trocha trasera 1.420 mm Peso total en orden de marcha 925 kg

Vea también

Prueba del Ford Escort GL 1.6

Prueba del Ford Escort GL 1.6
Revista Parabrisas Nro 121. Junio de 1988

NOTA PARA FORISTAS, WEBMASTERS, ETC.Si te ha gustado este test y vas a usarlo en un foro, sitio web o cualquier otra publicación, por favor no olvides mencionar que lo obtuviste de Test del Ayer además de incluir un link a este sitio.

Muchas gracias.


 

 
 

 


Road Test de autos argentinos de mas de 10 años de antigüedad

Por Gustavo Ernesto López

email guerlopez@gmail.com

Cantidad de visitas