Nacionales

Importados

F1 Web

Gustavo López Productor de Seguros

Test del Ayer

Road test de autos argentinos de mas de 10 años de antiguedad

Por Gustavo Ernesto López
. Twitter Facebook El Blog de Test del Ayer
 

Ford Sierra 2.3 Ghia Rural - 1986

Tenida y confort, virtudes destacables

Revista Parabrisas Nro 99. Agosto de 1986

 

 

Al cabo de un mes y casi 7.000 kilómetros, evaluamos el comportamiento de esta versión netamente "familiar" en la línea Sierra. Confort de marcha, excelente tenida en todo tipo de terreno, completo equipamiento y precio elevado son algunos de los puntos salientes a la hora del balance

Con la línea Sierra se repitió un fenómeno que se produjo allá por los años '70, con la aparición del Peugeot 504. El público argentino, bastante tradicional en sus preferencias automovilísticas, tardó unos dos años en aceptar su styling.
Por razones similares, durante los primeros meses a partir de su lanzamiento, se notaba cierta reticencia a la línea fluida, aerodinámica y redondeada -de neta inspiración germana- que ofrecían los Sierra de Ford.
Lentamente se lo admitió hasta que los Sierra en todas sus versiones impusieron su presencia. Sin embargo, el fenómeno se repitió a fines del año pasado cuando se lanzó al mercado la Rural-Sierra. Aparecieron sus defensores y los detractores que miraban de reojo, con desconfianza, el diseño de la burbuja (luneta) y el aspecto de la cola con la línea de cintura mucho más ancha que la del techo, dándole un aire a cápsula espacial de la NASA.

También te puede interesar

- Road Test del Renault 18 Break
- Road Test del Peugeot 505 Grand Tour

Dejando de lado las opiniones, lo cierto es que los Sierra -en este caso la Rural que nos ocupa- son el producto de un trabajo profundo en el túnel de viento que permitió obtener un coeficiente de resistencia al avance (llamado CX) de 0,34.
Básicamente la Rural-Sierra dispone de los mismos elementos que el Sierra-Ghia 2.3, salvo algunas modificaciones que se enumeran a continuación:

• Puente trasero más corto (338:1) para mejor aprovechamiento de la potencia debido a que los vehículos familiares deben soportar un mayor peso de carga.
• Se buscó ahorrar peso hasta llegar a 84 kilos plus con respecto al sedan equipado con motor 2.300 cm3
• Aunque mantiene los principios básicas de la suspensión trasera (independiente, único auto argentino con tracción posterior que dispone de ese sistema), en la Rural hubo que modificar la ubicación de los amortiguadores -concéntricos en el sedan- para lograr un mayor espacio interior entre los pasarruedas.
• Los amortiguadores traseros son de mayor dureza para asimilar mayores cargas eventuales.


No podía faltar, si de costa atlántica hablamos, una toma en la zona de El Faro


Una de las virtudes más destacables del Sierra Rural, es su franca tendencia a viajar manteniendo una perfecta línea recta y su llamativa indiferencia a los vientos laterales

1- Estética exterior

4

Cuestión de gustos. Poco a poco el diseño de la Rural fue "entrando" en el mercado pero aun son numerosos los potenciales compradores que dudan del diseño de la "popa". Hasta el primer parante es similar a un Sierra sedan, a partir de allí comienzan las discusiones. Probablemente el tiempo nos de la razón, el styling de la Rural-Sierra es realmente agradable y logrado.

2- Habitáculo

4

Cinco personas viajan con absoluta comodidad aunque el conductor sea alto y deba regular su asiento al máximo de la corredera. Posee dos juegos de cinturones de seguridad (cintura) en los asientos posteriores y de tipo bandolera combinada con sistema inercial, adelante.
La bandeja montada sobre el túnel de transmisión está bien ubicada pero el freno de mano limita su utilización. Los portamapas sobre los paneles de puertas son de buen diseño y prácticos. El cenicero está algo alejado del conductor y muy abajo, lo mismo que la radio-pasacassette que podría haberse montado más arriba dejando las salidas de aire debajo. La guantera es de grandes proporciones. Arriba del cenicero hay alojamientos especiales para cassettes de gran practicidad pero de apertura algo dificultosa.

Plataforma de carga de la Sierra sin rebatir respaldos, y con los asientos traseros volcados. Nótese la poca superficie que ocupan los pasarruedas ampliando la capacidad de carga a lo ancho

3 - Puesto de comando e instrumental

4

La posición de manejo es casi perfecta para conductores de cualquier estatura. No dispone de regulación de altura de volante pero tampoco es necesaria. El asiento tiene una amplia gama de regulación que va desde la corredera y el respaldo, a la posibilidad de modificar la altura del asiento o modificar la tensión de los muelles a la altura de la cintura, algo que hasta ahora sólo ofrecían algunos autos importados como el Volvo .
El grip del volante es bueno (diámetro de aro muy adecuado), la pedalera está a la distancia ideal y con elementos de tamaño correcto, la palanca selectora de cambios, montada sobre el túnel de transmisión e integrada a un conjunto de plástico rematado con una consola con tapa (que molesta al poner la cuarta, codo mediante, en conductores largos de brazos), está al alcance de la mano sin necesidad de alejarla mucho del volante. Ídem los comandos (similares a los del Taunus), elegantes y precisos.
El instrumental es completo. La parte superior del tablero produce un reflejo molesto contra el cristal del parabrisas que se solucionaría forrándolo con cuerina lisa otro elemento negro mate. Si fuma, cuando circule por el centro en tercera velocidad, le será difícil "embocar" el :encero porque se le interpondrá la palanca le cambios en su camino.
Rematando el ítem, los apoyabrazos de las contrapuertas tienen la altura correcta y cumplen de esa manera con su cometido.

4 - Visibilidad

5

Considerando que es una rural, la visibilidad es muy buena. Hacia adelante es similar a la de los Sierra sedanes (óptima), así como hacia los laterales, situación en la que colabora la cintura baja. Por el retrovisor es correcta y los dos espejos exteriores colaboran para que el panorama sea completo.
Hacia atrás, también es apropiada debido a que la "burbuja" es de dimensiones generosas y bastante baja; sin duda diseñada para lograr una adecuada visibilidad en maniobras de estacionamiento.


La Rural Sierra con marco del británico estilo del edificio de Mar del Plata Golf Club

5 - Aireación - Calefacción

4

Es efectiva y de regulación - dosificación precisa. Con cinco personas, equipaje, en ruta y con 33 grados al sol, el aire acondicionado logra cumplir con su función pese a la amplitud del volumen a enfriar. Una vez que se consiguió la temperatura deseada, la perilla se debe colocar en RECIRC en el punto II. De esa manera, además de mantener el ambiente interior fresco constantemente, el compresor del aire funcionará de manera más efectiva sin solicitar constantemente potencia al motor.
En cambio, las ventanillas delanteras, aunque sean abiertas unos centímetros, producen molestas turbulencias que solo se pueden neutralizar abriendo la trasera (también unos centímetros) del mismo lado.
Contribuye a mejorar la aireación, la apertura angular del techo corredizo.

6 - Confort de marcha

4

El compromiso de lograr una suspensión que conforme a todos es complicada solución. Sin embargo, el resultado final en la Rural-Sierra es más que aceptable. Habrá quienes desean amortiguadores menos mullidos pero no hay que olvidar que el 85 por ciento del recorrido de un auto -en términos generales- se realiza en circuitos urbanos o semiurbanos.
Lo positivo es que sin sacrificar el confort de marcha, se consiguió un punto intermedio que no renuncia a una buena tenida en ruta. El defecto, común a los Sierra (herencia de los Taunus), poco despeje del piso.
No se manifestaron ruidos en el interior, los elementos plásticos son de buena calidad y ensamble, no transmitiendo vibraciones ni a la dirección ni al habitáculo. Las gomas (Pirelli P-3) colaboran con la suspensión en los empedrados desparejos o ,caminos poceados.

7 - Maniobrabilidad

4

Considerando su tamaño el radio de giro es menor al esperado en un auto de estas características. La dirección hidráulica colabora en este aspecto, haciendo que las maniobras de estacionamiento sean un juego de niños. Lo ideal, pero quizá sea mucho pedir, sería que desconectara a altas velocidades ya que doblar rápido en caminos de montaña o de tierra requiere al conductor-tipo, cierto acostumbramiento hasta tomarle confianza a las sensaciones (apenas leves) que se transmiten al volante de dirección.


El comportamiento del auto en todo terreno es eficiente. Las suspensiones colaboran para que el confort de marcha sea una virtud


Confortable puesto de mando

8 - Equipamiento y accesorios

4

Es poco lo que falta a nivel accesorios. Se podría pedir que la columna de dirección fuese regulable (en realidad no es necesario) o que los cinturones traseros (dos en lugar de tres) fueran de bandolera combinada y también inerciales como los delanteros o que los espejos fuesen eléctricos en lugar de manuales; pero se debe reconocer que estos elementos están a disposición del mercado en países de volúmenes de venta mucho mayores que en Argentina.
El check-pannel que indica si alguna de las puertas (incluyendo la quinta de acceso al baúl) está abierta o si todas las luces se encuentran en condiciones, es sumamente útil. Los indicadores de advertencia dispuestas sobre en la parte superior de la consola central también son beneficiosos aunque a horas del mediodía, cuando el sol les da a pleno, la intensidad de las lamparillas no es suficiente. Algo para mejorar. El reloj (de agujas) es de fácil lectura pero el digital que cumple distintas funciones es de complicado accionamiento. Es necesario seguir un pequeño curso para poder utilizarlo en todas sus funciones. La radio AM-FM y pasacassette es de buena calidad.
El sistema levantavidrios eléctrico no acarreó inconvenientes y tampoco la perilla de bloqueo para que los niños no jugueteen constantemente con las ventanillas traseras. Ídem el cierre automático de puertas que responde desde la puerta del conductor. Los lavaparabrisas y luneta (con depósitos individuales), así como los lavafaros son de correcto funcionamiento y en el caso de éstos últimos, aunque carecen de escobillas, la presión de salida del líquido es suficiente para lavar la superficie.

9 - Motor

3

Es preferible no ser reiterativos, pero una vez más se debe hacer una comparación entre las soluciones de avanzada de la línea Sierra y el motor de 2,3 que impulsó desde sus comienzos al Taunus. Las características técnicas del Sierra (suspensión trasera independiente en el tren de tracción, exhaustivo estudio aerodinámico de la carrocería, etc.), no coinciden con la unidad motriz, un cuatro cilindros de diseño bastante antiguo. De todas maneras el resultado final es aceptable ya que bajaron considerablemente el consumo y suavizaron algunas vibraciones que el motor producía (a más de 4.200 vueltas el problema subsiste) y continúan abocados a diseñar patas de montaje que aíslen más y mejor al impulsor de la estructura.
Se ganó en elasticidad (ver prueba a partir de 40 km/h en directa, o sea 4ta como queda dicho, en valores de consumo que ahora son más lógicos para un motor de 2.300 cm3.


En curvas veloces es donde más se manifiestan las virtudes a la hora de doblar


Desde cualquier ángulo, es indiscutible que el styling del Sierra, está logrado

10 - Performances

4

Antes de entrar en el análisis, hay que tener en cuenta que esta es una versión destinada al uso familiar y no al uso seudo-deportivo. Sin olvidar esta premisa, las prestaciones de la Rural-Sierra son interesantes.
Hablar de 169,1 km/h (prácticamente 170 km/h) o de 166 km/h en quinta velocidad (apenas 3 km/h menos que en cuarta), es suficiente hasta pará los exigentes. Además, a esa velocidad, se puede circular por largos períodos ya que la sobremarcha (0,816:1) logra que el motor no llegue ni a las 4.500 rpm en esas condiciones.
Considerando los 84 kilos de exceso que la Rural tiene frente al sedan Ghia, los 12,94 segundos para los 0-100 km/h con partida detenida son también interesantes. Claro que para obtener este valor es necesario llevar la 1era y la 2da a 6.000 rpm y el motor, a ese régimen, no se manifiesta muy feliz.

11 - Transmisión

4

Accionamiento de caja de cambios sin fallas. El embrague acopla con suavidad y las relaciones son adecuadas para un auto familiar. Los sincronizados de 2da, 4ta y MA se mostraron algo lentos ante las exigencias de pruebas de aceleración.


En el tránsito es ágil y su consumo está dentro de lo esperado en un motor 2.3

12 - Frenos

4

Son casi óptimos, pero están un escalón más abajo del comportamiento de los de la cupé XR-4. El pedal es firme, sin "pulsaciones" ante frenadas bruscas a alta velocidad y no hay fatiga. El auto frena parejo y el cabeceo no es exagerado por transferencia de peso hacia adelante. Tampoco hay tendencias a desviarse hacia uno u otro lado, por el contrario las huellas en el asfalto demuestran una absoluta neutralidad.

13 - Suspensión

4

Algo blanda adelante, mejor atrás aunque es evidente que sin carga las ruedas traseras tienen comba positiva y apenas llegan a negativas con mucho peso. Igualmente, la tracción a las ruedas posteriores montadas sobre brazos independientes hacen que la línea Sierra en general, sea líder en ese aspecto.

14 - Consumo

4

Los arduos trabajos sobre el motor Taunus tuvieron su resultado. Las mejoras en los índices de consumo no son exclusiva obra del estudio aerodinámico del Sierra. Es la conjugación de un buen CX y una merma del combustible necesario para que el motor funcione adecuadamente a distintos regímenes. Es algo alto en ciudad (circuito urbano) pero sumamente racional hasta velocidades del orden de los 140 km/h en quinta.


La Sierra Rural lanzada en plena recta en la prueba de velocidad máxima. Luego se eligieron las dos mejores pasadas en sentidos opuestos

15 - Tenida en ruta

4

Con un sistema de suspensión similar al resto de los Sierra, a excepción del anclaje de los amortiguadores traseros, el resultado no podía ser otro. Sin embargo, si la comparamos con el Ghia sedan, esa modificación introducida para ganar espacio de carga interior, resultó negativa ya que la Rural dobla con menos confiabilidad que el resto de sus domésticos hermanos. Aunque parezca una insignificancia, ese par de amortiguadores sacados del centro del espiral, perjudicaron la tenida. Igualmente es impecable aunque con mayor tendencia a sobrevirar (saca la cola), en lugar de las características neutras de los sedanes 1.6 y el 2.3.

16 - Luces

4

Eficientes bajas y altas. A cualquier velocidad y en cualquier condición. La colaboración del sistema lavafaros es importantísima durante noches de llovizna cuando al sobrepasar a un auto se ingresa en una nube de spray barroso. Eso sí, el sistema debería disponer de una llave, on-off para que no funcione en paralelo con el lavaparabrisas.

17 - Accesibilidad

4

Pese a la poca altura total del vehículo, el acceso tanto adelante como atrás es correcto debido al buen tamaño y diseño de las puertas. También es fácil acceder a las partes mecánicas (considerando los problemas que crean los equipos de aire, servodirección, etc.).


Desde este ángulo se nota el poco despeje del piso que es el punto débil de todos los Sierra

18 - Terminación y estanqueidad

4

En general la terminación y los materiales que se utilizaron en su construcción, incluyendo partes plásticas y telas de tapizado, son de calidad. No hay detalles que salten a la vista, excepción hecha del escudo de "Ghia" colocado en ambos paneles delanteros de contrapuertas. No tienen nada que ver con el diseño interior moderno, sobrio y de categoría. No hubo filtraciones de agua ni en puertas ni en el techo. Sí, en cambio, se descubrieron algunas entradas de polvo fino circulando por zonas algo guadalosas de la provincia de Buenos Aires. Para evitarlas, poner el forzador de aire en velocidad "III".

19 - Baúl

4

Evaluar el baúl de una rural es algo complicado. Pero tomando como referencia la superficie de piso libre y la altura de los respaldos de los asientos traseros, es objetiva la conclusión de que la Sierra tiene excelente capacidad de carga respecto a las rurales que se comercializan, ya que hasta el momento de la realización de este test la Peugeot-505 no estaba en venta.

20 - Precio

2

Aunque conscientes que se está en presencia de una versión "full-equipo", el precio es alto. Más de 18.000 australes (precio básico), que esconde en realidad, un valor cercano a los 21.000. australes (unos 22.600 dólares al 05-04-86) con todos los accesorios que para Ford Motor son considerados "opcionales", pero no prescindibles. Algo que si bien es norma de la empresa, no se comprende con claridad. En síntesis, es cara, pero va dirigida a un segmento de alto poder adquisitivo que puede optar entre una Rural-Sierra de mayor amplitud de carga y habitáculo, o una más económica Renault 18-Break, sacrificando capacidad volumétrica.

Por Carlos F. Figueras
Fotos: Enrique Bianco y Alfredo Calascione


Vista desde arriba con las cuatro puertas abiertas y el portón trasero. El acceso al vehículo por parte de pasajeros y eventual carga, es más que aceptable. Una rural amplia, sin duda

Lo importante es el equilibrio
Ingenieros Jorge L. Mauvezin y Jorge Gallo (Ingeniería de Ford Motor Argentina)

Transmisión. "Sí, es posible que en la unidad que Parabrisas ha testeado se produjera alguna anormalidad con el sincronizado de la segunda velocidad. Es un tema que fue solucionado pero puede aparecer en algunas cajas de velocidades ya que es imposible pretender que todas, absolutamente todas las cajas sean iguales. En algunas los frenos del sistema no cumplen su función como deberían y entonces aparece el problema". (Ing. Gallo).
"Con respecto a la caja automática hay algunas informaciones erróneas en la gente. Es verdad que en Argentina no ha tenido aceptación pero el público repite conceptos sin haberlos analizado. Por ejemplo, no es cierto que un auto con transmisión automática consume un 10 o 15 por ciento más que uno de transmisión manual. Nuestros test indican que sólo tiene que haber una diferencia del 5 por ciento... sino es así, algo anda mal". (Ing. Mauvezin).

Performance y comportamiento. "A veces uno escucha cosas de los propietarios que hacen sonreír. Días atrás alguien se quejaba porque se había trenzado en la ruta con un Sierra Ghia y él, con la Rural, no pudo alcanzarlo. Esa persona se olvida que tiene una rural familiar, con otra suspensión trasera, que es un auto pensado para brindar comodidad y no alta performance. Si su intención es andar a 180 km/h constantes y doblar a fondo en todos lados, se equivocó de auto, tendría que haber comprado una XR-4". (Ing. Mauvezin).
"Con el ingeniero (por Mauvezin) tenemos grandes discusiones. En nuestro departamento de Ingeniería hay dos bandos bien definidos: por un lado los que como yo prefieren los autos duritos de suspensión pero con buena tenida y que doblen bien. Por el otro, los que tratan de buscar una solución intermedia dándole prioridad al confort de marcha. Y le aseguro que es difícil congeniar los dos criterios...". (Ing. Gallo).
"Claro, buscar el equilibrio es lo importante, pero a la vez muy complicado. Creo que lo hemos logrado en los sedanes de cuatro puertas, en la cupé y también en la rural". (Ing. Mauvezin).

Consumo y diferencias. "Muchos creen que los valores de consumo que logramos con el Sierra de motor 2.300 cm3 se debe a la aerodinámica del diseño y no es así. Influye, pero no al nivel de modificar tanto los índices con respecto al Taunus. Las cifras que obtuvieron son parecidas a las nuestras. Que un auto a 140 km/h en quinta velocidad consuma 12,5 litros cada 100 kilómetros, es absolutamente razonable". (Ing. Gallo).
"Ford siempre cargó con el peso de fabricar autos de alto consumo, al menos eso repitió siempre el público. Pero nunca escuché a nadie que dijera que un Peugeot 504 gastaba en ciudad lo mismo que un Falcon". (Ing. Mauvezin). "La gente tiene poca información acerca de los trabajos que hubo que realizar en los Sierra. Por ejemplo el circuito electrónico del check-pannel que tiene indicadores de nivel de agua en el depósito, nivel de aceite en el cárter, etc. demandó una tarea muy importante y costosa desde el punto de vista técnico". (Ing. Gallo).
"Básicamente la suspensión trasera es la misma que en los sedanes, pero hubo que modificar la ubicación de los amortiguadores para evitar que su intrusión en el habitáculo actuara en desmedro del espacio de carga y lograr un mayor ancho libre entre ambos pasarruedas traseros. La suspensión delantera es igual y atrás, se colocaron amortiguadores más duros para soportar mayor peso". (Ing. Mauvezin).

Tenida. "Pese al problema del equilibrio que mencionaba Mauvezin, hemos logrado una suspensión muy buena con una tenida excepcional". (Ing. Gallo).
"Ni hablar de la XR-4, los Sierra, sin duda, son los autos de mejor tenida -y por consiguiente que ofrecen más seguridad- en ruta y sobre todo en curvas de alta velocidad. Es el fruto de cientos de pruebas, y un excelente diseño original". (Ing. Mauvezin).

Galería de imágenes

Click para ampliar
Click para ampliar

Pueden dejar sus comentarios sobre este test en el Blog de Test del Ayer

Deja tu comentario sobre este Road Test




CONCLUSIONES

Virtudes

  • Accesorios y equipamiento
  • Confort de marcha
  • Visibilidad
  • Aireación - Calefacción
  • Tenida en ruta
  • Comportamiento de la suspensión trasera
  • Consumo en ruta a 120 km/h

Defectos

  • Motor desactualizado

  • Relaciones de caja muy largas
  • Luces de "check pannel" de poca intensidad
  • Filtraciones de polvo
  • Despeje del piso
  • Precio elevado

Puntaje final: 79.00
(Suma de los veinte rubros evaluados)

REFERENCIAS

5

OPTIMO

4

MUY BUENO

3

ACEPTABLE

2

REGULAR

1

DEFICIENTE

Cotizá ahora el seguro para tu auto

VELOCIDAD MÁXIMA 169.100 KM/H
(Promedio de dos pasadas en sent
idos opuestos)

ACELERACIÓN

0 - 20 Km/h

1.14 s

0 - 40 Km/h

2.94 s

0 - 60 Km/h

5.14 s

0 - 80 Km/h

8.14 s

0 - 100 Km/h

12.94 s

0 - 120 Km/h

18.94 s

0 - 140 Km/h

29.14 s

40 a 60 km/h en 4ta

6.26 s

40 a 80 km/h en 4ta

12.84 s

40 a 100 km/h en 4ta

19.45 s

0 - 400 m

19.20 s

0 - 1000 m

34.58 s

VELOCIDAD MÁXIMA EN CADA MARCHA

I

54 Km/h

II

96 Km/h

III

137 Km/h

IV

169 Km/h

V

166 Km/h

ERROR DE VELOCÍMETRO

Vel indicada Vel real
20 18
40 39
60 58
80 76
100 96
120 114
140 132
160 150
180 168

CONSUMO

Vel
l/100 Km
Aut
a 100 Km/h
7.1
845 Km
a 120 Km/h
9.1
659 Km
a 140 Km/h
12.3
487 Km
a 160 Km/h
14.9
402 Km
Urbano
14.6
410 KM


Los espejos retrovisores externos tienen comando manual. La superficie que abarcan es amplia y colaboran a la perfección con el interno


El techo acrílico permite la apertura angular (al estilo BMW), que logra una eficiente ventilación del habitáculo con las ventanillas cerradas


Contrapuerta de pulido diseño. El escudito de "Ghia" está de más


Manivela de comando del techo junto a las luces de cortesía dirigidas y fijas formando un solo conjunto


La presión con que vaporiza el agua el sistema lavafaros es adecuada y evita el uso de pequeñas escobillas


Taza cubre-llanta estudiada para refrigerar los frenos en las cuatro ruedas


Levantando el portón trasero, sobre el faro de posición izquierdo, la tapa de depósito de agua del sistema lava-luneta


Sobre la salida de aire de la izquierda los comandos del lava-luneta y escobilla. A su lado la que acciona la resistencia térmica de la luneta


El alojamiento del freno de mano inutiliza gran parte de la consola central. Arriba las cuatro teclas de los levantavidrios eléctricos y la perilla de bloqueo


Los cables del sistema eléctrico que van hacia atrás pasan desapercibidos gracias al camuflaje de los fuelles de goma. En primer plano el amortiguador, de origen alemán, que logra una apertura suave del portón trasero


Una de las posibilidades del techo acrílico ahumado es la que se observa en la foto


El diagrama de la suspensión trasera donde los amortiguadores fueron sacados del centro de los espirales para ganar espacio en la plataforma de carga


La cola, el portón trasero y la burbuja - luneta, son el centro de las discusiones sobre su diseño. Cuestión de gustos


Tres cuartos perfil trasero con una escuelita en Las Piedritas como fondo. Camino de Balcarce a Miramar

HABLAN LOS PROPIETARIOS

Carlos Federico Guillemin (San Isidro, Buenos Aires)
"Tenía una Renault 12-Break y compré, esta Rural-Sierra a fines del año pasado. En realidad ya necesitaba un auto más grande porque tengo cuatro chicos y los fines de semana salgo siempre. No tuve problemas de ningún tipo pero el consumo en ciudad es mayor al que me habían dicho. En ruta es normal porque la caja de quinta ayuda a bajar el consumo. Estoy satisfecho y por el momento no pienso cambiarla... eso sí, me gustaría que Ford ofreciera una opción con motor 1.600 cm3, sería interesante..."

Jorge Eduardo Llanos (Acassusso, Buenos Aires)
"No puedo opinar mucho porque apenas hace dos meses que la saqué de la agencia. No llega a tener 4.000 kilómetros. El único imprevisto que se presentó fue un problema que tuve con el bulbo de temperatura de agua que hacía que no empalmara bien el electroventilador. Me lo cambiaron en garantía y se acabó el asunto. Antes de la rural tuve un Taunus Ghia con aire, pero este es otro auto. La suavidad de marcha, la falta de ruidos en el interior, en fin... todo"

Ignacio López Irigurén (Córdoba)
"Hace tres años que vivo en la ciudad y viajo mucho a un campo cerca de Río Cuarto. Para andar por aquí, ir a la sierra los fines de semana, etc. es un auto bárbaro. Tengo recorridos unos 14.000 kilómetros y no lo llevé jamás al mecánico, pero cuando debo meterme en algún camino con huella, enseguida toca abajo. Eso no me pasó con otros autos que tuve como el caso de un Falcon, claro que no se puede comparar el andar de uno y otro. Pienso que la fábrica podría despegarlo algo más del piso porque mi problema debe ser el de muchos".

Isabel Opfel (Ranelagh, Buenos Aires)
"Estoy fascinada. Cada vez que mi marido me la presta, como hoy, aprovecho para venir al centro y hacer algunas compras o al menos mirar vidrieras. Tenemos tres chicos ya medio grandes y cuando nos vamos de vacaciones llevamos de todo. ¿Lo que más me gusta? El andar... la dirección suavecita, que se yo... la verdad que es un lindo auto. Teníamos un Taunus modelo 82 u 83, no recuerdo, pero esto nada que ver. ¿Mi marido? Se queja de que gasta mucho pero también se quejaba del Taunus, así que no sé".


La accesibilidad a las partes mecánicas no es complicada. Hay espacio para trabajar

LA VERSIÓN "SIN" CAMBIO

Para la, nota de turismo en Sierra de la Ventana -aparecida en el número anterior de Parabrisas- se me asignó para los traslados una Ford Sierra Rural, de equipamiento completo, entre los que se incluía la caja de velocidades automática modelo C-3.
Aquel viaje de diez días me permitió establecer un íntimo contacto de 3.500 km con la rural, por lo que cuando, sin ganas ni entusiasmo, la entregué a sus legítimos dueños (FMA, porsu...) de la experiencia me quedaron algunas consideraciones que hacer para complementar este road-test.
Especialmente, sobre la caja automática, ya que esa es la gran diferencia con el vehículo testeado.
Veinte años atrás uno fruncía el ceño cuando le hablaban de cajas automáticas, Nadie que se preciara de usar autos para disfrutarlos, podía sentirse contento con semejante adminículo. El paso de los años termina en cambio por convencerlo a uno de que no es imprescindible -al menos en el uso cotidiano- pasarse el tiempo "revolviendo pintura" para sentir placer manejando.
La caja modelo C-3 de Ford tiene tres velocidades, con convertidor de par hidráulico (Trilock), con las posiciones de selección "P" (estacionamiento), "R" (marcha atrás), "N" (punto muerto), "D" (marcha normal), "2" (segunda) y "1" (primera). La palanca selectora, discurre por una serie de alojamientos escalonados (y no en línea recta) lo que al principio pareciera que va a complicar la maniobra, pero que una vez que uno se acostumbra a ella resulta muy práctica. La caja de tres cambios, con relaciones más "largas" que en la manual de 4 ó 5 marchas, hace que el vehículo se comporte con menos bríos. La relación de la 1era es sensiblemente más desmultiplicada en la automática que en la manual (Automática 2,474:1 contra Manual 3,652:1) lo que hace que la primera automática equivalga a la primera más la segunda de la manual (esta última de 2,135:1), situación perfectamente admitida por la elasticidad del motor.
La 2da marcha de la automática es mucho más cercana a la tercera de la manual (Automática 1,474:1 contra Manual 1,368:1).
En cuanto al consumo, diré que en esos 3.500 Kms recorridos casi todos con los nervios que provoca el periodismo (muy frecuentemente en las 5000 rpm o arriba) y con el aire acondicionado (en mínimo) se consumieron 500 litros de nafta, lo que dicho en otros términos equivale a un promedio de 7 kms recorridos con un litro, cifra bastante aceptable dadas las circunstancias.

Carlos Neira.


El velocímetro, de tamaño generoso y lectura fácil, con odómetro parcial y total. En el centro los indicadores de nivel de combustible y temperatura junto a los indicadores luminosos de luz alta, presión de aceite, luz de viraje, carga de batería y freno de mano. A la derecha el cuentavueltas con la zona roja a partir de las 5.800 rpm. En primer plano los comandos de luces, giro y bocina (izquierda) y a la derecha (mas corta), la de luz alta y baja. La restante corresponde al limpia-lava parabrisas y selector de velocidades del mismo


A la izquierda, comando de aire acondicionado, el selector axial de parlantes y encendedor. Al centro, la radio AM-FM y pasacassettes, caseteras y cenicero


Arriba, las salidas centrales de calefacción - refrigeración y abajo, en línea, las luces del "check pannel". A la izquierda el sistema indicador de puertas abiertas y luces fuera de servicio junto al cronómetro digital y el reloj de cuarzo


El Correvit L de Leitz que tantos trabajos nos ha ahorrado, además de brindarnos valores exactos e indiscutibles


El "micro computer" con impresor sobre las faldas de uno de los integrantes del equipo, en momentos de regular la máquina de acuerdo con el tipo de asfalto

Características técnicas

Motor

4 cilindros en línea. Diámetro por carrera 96 x 79.4 mm. Cilindrada 2.299 cm3. Potencia 105 HP DIN. Par motor 17.1 mkg a 2.500 rpm. Relación de compresión 9.0:1. Orden de encendido 1-3-4-2. Árbol de levas a la cabeza. Válvulas comandadas por botadores hidráulicos. Encendido electrónico. Bujías Motorcraft AGF-42

Transmisión

Embrague monodisco seco. Placa de presión de diafragma y sistema ajustable de juego libre de pedal. Medida 215 mm. Caja manual de 5 marchas y MA con las siguientes relaciones. 1era 3.652; 2da 2.135; 3era 1.368; 4ta 1:1. 5ta 0.816. MA 3.660:1. Relación del diferencial 3.14:1.

Frenos

Delanteros de disco. Rotor ventilado. Traseros de campanas autorregulables. Con servofreno. De estacionamiento, mecánico sobre las ruedas traseras.

Dirección

De piñón y cremallera. Radio de giro 5 metros.

Suspensiones

Delantera. Independiente tipo McPherson. Brazos inferiores de control y barra estabilizadora
Trasera. Independiente de brazos inferiores y resortes helicoidales de acción progresiva

Sistema eléctrico

Regulador de tensión electrónico, incorporado al alternador. No necesita regulación externa. Tensión 13.7 a 14.6 voltios. Batería libre de mantenimiento. Tensión 12 volts. Alternador de 90 Amp (Con aire acondicionado)

Neumáticos

Radiales Pirelli P3. Medida 185-SR 13. Presión de inflado adelante 26 lbs. Atrás 29 lbs (36 lbs con carga hasta 160 km/h)

Capacidades

Tanque de combustible 60 litros. Carter de motor (con filtro) 4.30 litros. Caja de cambios 1.90 litros. Diferencial 0.90 litros. Dirección hidráulica 0.80 litros. Sistema de enfriamiento 9.00 litros.


Fecha de presentación

Septiembre de 1985

Fabrica

Ford Motor Argentina

Concesionarios

210 en todo el país

Garantía

12 meses o 10.000 o 20.000 kilómetros (depende de las partes)

Recorrido total de la prueba

6.865 Km

Condiciones meteorológicas del lugar de las pruebas

Temperatura 23.8º

Humedad 88 %

Presión atmosférica 1010 mbs

Viento 9 Km/h con ráfagas de hasta 18 km/h del sector E.S.E. cruzando la ruta

Lugar: Camino que une Solís (Ruta 8) con Zárate (Ruta 9)

Precio al público Australes 18.441,61 (versión básica con todos los impuestos incluidos sin patentar al 1-4-1986
Equivalentes a u$s 16.781- de acuerdo al sitio billetesargentinos.com.ar

Vea también

Ford Sierra Ghia

Road Test del Ford Sierra Ghia
Revista Parabrisas Nro 119. Abril de 1988

NOTA PARA FORISTAS, WEBMASTERS, ETC.Si te ha gustado este test y vas a usarlo en un foro, sitio web o cualquier otra publicación, por favor no olvides mencionar que lo obtuviste de Test del Ayer además de incluir un link a este sitio.

Muchas gracias.


 
 


Road Test de autos argentinos de mas de 10 años de antigüedad
Por Gustavo Ernesto López
email guerlopez@gmail.com

Cantidad de visitas