Nacionales

Importados

F1 Web

Test del Ayer

Búsqueda personalizada

Road test de autos argentinos de mas de 10 años de antiguedad

Por Gustavo Ernesto López
. Twitter Facebook El Blog de Test del Ayer

IKA Rambler Cross Country

Una bella bestia

Revista Parabrisas Nro 26. Enero de 1963
(Test disponible gracias a la amabilidad de Atilio Pagani)

 

IKA Rambler Cross Country

Nuestro primer contacto con la rural Rambler Cross Country cedida para test, tuvo lugar en el Autódromo Municipal. Al contemplar sus imponentes proporciones, y al observar los apoyacabezas (opcionales) que iban colocados arriba de los asientos delanteros, preguntamos si la especificación incluía una camarera a costo adicional. Nos contestaron que no, pero que el cliente no encontraría dificultades para conseguir este aditamento por su cuenta, especialmente en la Gran Vía del Norte, a discrecional hora de la tarde

Sea como fuere, el Cross Country es una bella bestia, sorprendente en muchos aspectos, con relativamente pocos detalles cuestionables, y ofrecida a un costo que, frente al panorama argentino del momento, es más que conveniente.
El frenaje es notable en vista del peso y tamaño del vehículo; la resistencia al fade es relativa, pero éste no es un vehículo para carreras de circuito ni para alucinantes promedios en la montaña; y lo importante es saber que, cuando se necesita frenar en una emergencia, los frenos están. "Nuestra" Cross Country perdió pedal durante al vigencia del test pero eso ha ocurrido con prácticamente todos los vehículos que hemos testeado y es una consecuencia de las severas condiciones de la prueba de Autódromo y de la cortés pero inconmovible resistencia que nuestros testers oponen a los planteos directoriales tipo "¡Anden despacio, muchachos, por favor!"

Primeras impresiones

Al sentarse detrás del volante del Rambler, la primera impresión es la de opulencia, enorme tamaño, y un dejo de transpiración en la frente mientras el conductor piensa "¿Yo tengo que llevar este acorazado por el tránsito del centro sin plancharle un guardabarros?" (Aclaremos que la rural sobrevivió el test intacta y en perfectas condiciones...). Pero a poco de andar, parece que se "comprimiera"; la dirección tiene muchas vueltas (6 1/2) de tope a tope, y para reaccionar rápidamente pasando las ruedas de giro izquierdo a giro derecho, hay que trabajar con ahínco; pero alrededor de la posición derecho para adelante, la relación de desmultiplicación es más rápida, y las correcciones o desviaciones de menor cuantía, pueden hacerse con facilidad. Además, los flancos son rectos lo que facilita el cálculo para la "colada" en el tránsito.

IKA Rambler Cross Country

El volante es de generoso diámetro, de diseño cóncavo para mayor seguridad (aunque, sorprendentemente, el tablero no es acolchado como era el del Carabela). Tiene un "aro" de bocina de unos 70 grados de segmento, que nunca está exactamente donde uno lo busca, especialmente si el conductor necesita sonar la bocina o hacer la guiñada cuando está en curva o doblando una esquina. El mismo aro acciona la guiñada mediante una palanquita debajo del tablero (clásico sistema IKA, y muy práctico).
La palanca de cambios es convencional, con tres marchas hacia adelante y marcha atrás. Una de las opciones de fábrica es una luz de reversa que se enciende automáticamente al colocar la palanca en marcha atrás. No venía con nuestra Cross Country, pero juzgamos que es un accesorio muy interesante, especialmente considerando el inmenso largo del auto. Los pedales son colgantes, menos el acelerador; su accionamiento es un poco duro, aunque esa impresión inicial desaparece a medida que el conductor se familiariza con el vehículo.
El cebador es automático, y para hacerlo accionar conviene apretar el pedal del acelerador hasta la mitad del recorrido durante los arranques en frío -que siempre fueron instantáneos, como así también los verificados con motor caliente-. No es ni necesario ni conveniente bombear el acelerador durante el arranque.
El freno de estacionamiento es del tipo de pedal, destrabado por un manguito debajo del tablero. Es cómodo, pero rápidamente perdió ajuste.
El velocímetro tiene cuentakilómetros sin parcial o "giornaliero"; además, existen un medidor de temperatura de agua y nivel de nafta, siendo indicada la presión de aceite y la carga del generador, por las consabidas "luces de idiota". Como opción (no prevista en el coche testeado por PARABRISAS) se ofrecen dos luces de control adicionales; una indica que el freno de estacionamiento está puesto (nuestros testers comentaron zumbonamente que esa luz es muy necesaria, puesto que el freno de estacionamiento tiene tan poco efecto que es difícil darse cuenta de si está colocado o no...), y otra titilante, que indica que empezó a funcionar la derivación del filtro de aceite, para el caso de que el propietario del vehículo haya sido tan despreocupado de no cambiar oportunamente el elemento del filtro, y que aquél se haya obturado con suciedades e impurezas.

IKA Rambler Cross Country
Operación de colocación de la quinta rueda. En algunas pruebas se prescindió de este aparato, como demuestran las fotografías

En realidad, el Rambler es un coche moderno diseñado con al filosofía "deje que lo hagamos nosotros"; entonces el único control de motor es la llave de arranque, puesto que el cebador es automático y no hay acelerador de mano; el motor es solamente esa cosa ahí dentro que emite suspiros quinceañeros cuando se gira hacia la derecha la llave...

El camino del tabaco

Evidentemente los fabricantes del Rambler suponen que los ocupantes de sus coches son fumadores, ya que la rural tiene cuatro ceniceros amplios, más un encendedor del tipo que salta cuando está caliente, y que además tiene un detalle muy interesante; cuando se quita el encendedor estando encendidas las luces de tablero, se ilumina el zócalo para facilitar su colocación de vuelta. Un detalle insignificante, pero ¡muy bien pensado!.
Los limpiaparabrisas no son excepcionales. Trabajan a vacío, y basta una aceleración discreta para que, prácticamente, se detengan. Además, no consienten el andar a gran velocidad bajo la lluvia a menos que el conductor suelte ocasionalmente el acelerador, para que al producirse el momentáneo vacío en el múltiple, se aceleren los limpiaparabrisas. Nuestra opinión: mejor serían eléctricos.
El sistema de calefacción es muy completo. Tuvimos oportunidad de probarlo apenas a medias, ya que no experimentamos tiempo frío durante la vigencia del test. Debajo del tablero, junto a las puertas izquierda y derecha, respectivamente, se encuentran tiretes que accionan tomas de aire para refrescar la cabina. La radio es a transistores, es decir, comienza a funcionar inmediatamente, sin periodo de calentamiento; tiene, además, botonera, y su voz es potente y clara (un tanto metálica para gustos muy refinados). El reloj (opcional) tenía un concepto definitivamente einsteiniano acerca del tiempo, el espacio y la relatividad que gobierna las cosas. Nuestro consejo: ¿Tiene usted un reloj pulsera?.
La gaveta tiene llave y luz automática (no funcionaba en "nuestra" Cross Country). Su tamaño es adecuado. El lavaparabrisas (opcional) cumplió acertadamente su cometido. Debajo del tablero hay una "luz mapa" para poder leer un plano de carreteras, una dirección, etc., sin estorbar al conductor.

IKA Rambler Cross Country
Por falta de espacio, no se va a quejar. Debería haber más lugar entre los dos asientos

Los asientos

Todo diseño involucra una serie de compromisos, y en el caso de la Cross Country observamos que el recorrido de los asientos delanteros (individuales, pero apareándolos forman un solo asiento para tres personas) es limitado para un coche de su tamaño. Además, los asientos traseros están un tanto cerca de los delanteros (con relación a las proporciones del coche). Si no involucrara costoso rediseño, nosotros opinaríamos que sería más conveniente dejar un poco menos de plataforma atrás y un poco más de espacio para los asientos -máxime considerando que el asiento trasero puede volcarse para adelante, formando así un piso de carga de capacidad realmente gigantesca.
Además "nuestra" Cross Country traía como detalle opcional asientos cucheta; es decir, corriendo los asientos delanteros al tope de su recorrido para adelante, éstos forman, con el cojín del asiento trasero, una cama doble para hacer un comodísimo "camping" sin la necesidad de una carpa. La rural que testeamos venía, además, con posacabezas tipo avión, pero que, a nuestro juicio, eran demasiado hundidas para máximo confort. Es decir, su diseño obligaba al ocupante a echar la cabeza demasiado para atrás. (Uno de nuestros testers observó medulosamente: "Esta rural la diseñaron para los ubangis, que tienen cabezas largas como melones...").
La comodidad de los asientos es inobjetable, y el tapizado, prolijo y de agradable color.

En la ciudad

Una vez que el conductor se haya sobrepuesto a una cierta sensación de está piloteando el Queen Elizabeth a través de los riachos del Delta, resulta que la Cross Country es de una maniobrabilidad sorprendente. La dirección se torna pesada si hay que estacionar o "desestacionar" con poco espacio, pero en el andar es muy liviana y, como hemos comentado, en la posición "straight ahead" es bastante ágil. La conducción urbana es facilitada además por la tremenda potencia del motor y su fuerte aceleración y suavidad en toda la gama de velocidades. Es notable su elasticidad en baja; a 15 kilómetros por hora se puede acelerar en tercera sin tartamudeos ni intermitencias, aunque el coche testeado por nosotros tenía un ocasional defecto de carburación (marcha mínima o bomba de pique) que, de vez en cuando, desmentía esta afirmación.
A pesar del largo del vehículo, el circulo de viraje es bastante reducido (menos de 10.50 metros en ambos sentidos) y, por lo tanto, la maniobrabilidad del Rambler es muy buena. Es muy fácil dar marcha atrás correctamente, porque la ventanilla trasera está a escasos centímetros de la prolongación vertical del paragolpes; vale decir, que no hay que hacer estimaciones ni cálculos del largo del baúl.
La ventanilla trasera se baja (previamente, hay que destrabar la manija de accionamiento mediante una llave) y entonces puede abrirse la portezuela trasera, utilísima para desembarcar bultos grandes. La "Cross-Country" sería ideal para un corredor de comercio que también quisiera tener un coche elegante para sacar a pasear a la familia.
Es interesante el hecho de que no se pueda cerrar el auto con las llaves adentro, ya que la puerta del conductor no tiene traba; la del acompañante tiene traba y puede abrirse o cerrarse también desde el exterior con una cerradura idéntica a la de su compañera. Las puertas traseras se traban mediante botón pulsante. Las puertas delanteras tienen ventiletes girables, mientras que las ventanillas traseras largas, las de más atrás, son fijas. En cambio, puede bajarse la ventanilla de la portezuela para lograr un verdadero torrente de aire fresco en verano. La tapa del tanque de nafta no tiene llave, excepto a opción (debería ser de norma) y el capot carece de traba (aunque el concesionario, generalmente, puede colocarla a pedido, pero también debiera ser de norma...).
El Rambler viene provisto de dos llaves, una de las cuales tiene cabeza hexagonal (encendido, puertas) y al otra redonda (gaveta, portezuela, teóricamente, porque en nuestra rural, por algún extraño designio de las circunstancias, la portezuela era abrible solamente con la llave ex agonal...).
En resumen; muy bueno para andar en ciudad, a pesar de su gran tamaño (lógicamente, no es fácil encontrar donde estacionarlo en fila). Su consumo: regular, apenas supera los 5 km/litro (100 con 20) andando suavemente. Con el motor perfectamente puesto a punto, debe usarse nafta común. La nafta especial no lo daña, y puede ser necesario agregarle un pequeño porcentaje en algunas zonas del país y para compensar eventuales "salidas de punto".

En la ruta

En la ruta, el Rambler tiene el andar suave y el galope incansable, propio de los coches grandes y potentes. A 120 kilómetros por hora el motor ronronea plácidamente, y además rinde 6 kilómetros por litro (120 con 20), cifra aceptable (además, en ruta llana y recta puede usarse nafta común exclusivamente, sin ningún problema). En un coche de este tipo, una velocidad de 80 por hora parece absurda, pero el que quiera limitarse a ese ritmo (o que sea obligado a hacerlo por reglamentaciones de tránsito), se beneficiará con un kilometraje de 8 por litro de combustible.
Su estabilidad no es, por supuesto, comparable con la de un coche Gran Turismo, pero puede tomar las curvas sin frenar mucho, siempre que se vire con el motor en tracción, es decir, oprimiendo levemente el acelerador. Cualquier intento de tomar una curva veloz sin usar acelerador, provocará marcada inestabilidad y rolido. En realidad, resultó más estable que lo que nosotros suponíamos, máxime si tenemos en cuenta que el andar es muy mullido y, generalmente, lo mullido y lo estable no van de la mano, sino muy al contrario...
Nuestra rural venía equipada con cubiertas 7.10 x 15, opcionales, contra las 6.70 de norma. Es una opción que vale la pena, porque se reduce, aunque sea levemente, el consumo, sin tener problemas con el pique, que de cualquier forma, tiene de sobra.
Los amortiguadores en un duro trato de 4.000 km estaban descargados y sin acción. Experiencia: para prestaciones de mucha exigencia es conveniente pedir la opción de amortiguadores "Heavy Duty".

IKA Rambler Cross Country

Conclusiones

Por el precio que cuesta, y por sus características, la rural Cross Country Rambler es muy, muy interesante para quien necesita o prefiere un auto grande. Hay lugar de sobra, inmenso espacio para mercancías o equipajes, excelente suspensión, suave y potente pique, inmejorable "service" en todo el país, sencillez mecánica y un aspecto exterior bastante elegante (dentro de la subjetividad de la estética, por supuesto; para nosotros, la línea es elegante). Es un vehículo robusto, de sensible despeje del suelo (importante en zonas rurales) y, tal como hemos comprobado sin problemas mecánicos, salvo la objeción que debimos hacer en cuanto a los amortiguadores.
Sí, decididamente; un auto muy interesante...

Pueden dejar sus comentarios sobre este test en el Blog de Test del Ayer

Deja tu comentario sobre este Road Test





CONCLUSIONES

Los más

  • Espacio interior inmejorable

  • Diseño exterior elegante
  • Costo competitivo
  • Frenos adecuados en relación al peso y tamaño del vehículo
  • Luz de marcha atrás
  • Zócalo del encendedor iluminado
  • Radio a transistores
  • Apoyacabezas
  • Buena maniobrabilidad
  • Motor muy potente
  • Práctica ventanilla que se baja en el portón trasero
  • Generoso despeje del suelo

Los menos

  • Excesiva desmultiplicación de la dirección (más de 6 vueltas de volante de tope a tope)

  • Falta de acolchado en el tablero
  • Aro de bocina incómodo
  • Freno de estacionamiento insuficiente
  • Sistema de limpiaparabrisas de vacío ineficiente
  • Reloj no conserva la hora
  • Asientos traseros demasiado cerca de los delanteros
  • Dirección pesada para maniobras de estacionamiento
  • Capot sin traba

Equipo de test

- Ronald Hansen
- Guillermo Martire
- Emilio R. del Valle (n)
- En las pruebas de performance en el autódromo la unidad fue conducida por el piloto de IKA Sr Juan J. Rosso

VELOCIDAD MÁXIMA 152.400 KM/H
Promedio de dos corridas en sentidos opuestos

ACELERACIÓN

0 - 20 Km/h

1s 3/5

0 - 40 Km/h

4s 0

0 - 60 Km/h

7s 4/5

0 - 80 Km/h

12 s 3/5

0 - 100 Km/h

19s 0

0 - 120 Km/h

32 s 0

0 - 500 metros

22s 3/5

ERROR DEL VELOCÍMETRO

Vel Indicada

Vel Real

20

20

40

40

60

60

80
80
100
103
120
120
140
142

VELOCIDAD MÁXIMA EN CADA MARCHA

Marcha

Vel

I

60 Km/h

II

110 Km/h

III

152.4 Km/h

CONSUMO

Velocidad

Km/l

a 90 Km/h

7.8

a más de 120 Km/h

6.0

En ciudad

5.1


DISTANCIA DE FRENADO

Vel

Total

20 Km/h - 0

1.20 m

40 Km/h - 0

4.80 m

60 Km/h - 0

14.70 m

80 Km/h - 0

27.60 m

100 Km/h - 0

40.80 m

120 Km/h - 0

56.20 m


DIÁMETRO DE GIRO

A la derecha

10.47 m

A la izquierda

10.20 m

IMPERMEABILIDAD
Buena en general. Filtraciones muy pequeñas en lugares normales

LA ACELERACIÓN DE LA RURAL ES POTENTE Y PROGRESIVA. SE NOTA MUCHO LA GENEROSA CILINDRADA CUANDO SE PISA EL ACELERADOR EN BAJA, NO SIENDO NECESARIO REBAJAR A SEGUNDA. LÓGICAMENTE, CUANDO SE USA MUCHO EL PEDAL, EL CONSUMO ADQUIERE PROPORCIONES MUY RESPETABLES

IKA Rambler Cross Country
El barrido de los limpiaparabrisas es amplio pero le falta "polenta". Un mecanismo eléctrico sería, a nuestro juicio mejor

LOS FRENOS DE LA RURAL NOS SORPRENDIERON, SIN PRETENDER QUE SIRVAN PARA CARRERAS DE CIRCUITO, DEMOSTRARON UNA EFICIENCIA REALMENTE NOTABLE. CASI NO EVIDENCIARON "FADE" EN NUESTRA PRUEBA DE DIEZ FRENADAS SUCESIVAS DE 80 KM/H A 0

IKA Rambler Cross Country

LA VISIBILIDAD DEL RAMBLER ES MUY BUENA PUESTO QUE LA CABINA TIENE AMPLIOS VENTANALES Y EL PARABRISAS ES PANORÁMICO. A PESAR DEL TAMAÑO ES FÁCIL DE ESTACIONAR

IKA Rambler Cross Country

A PESAR DE SU LARGO TOTAL, LA RURAL CROSS COUNTRY TIENE UN CÍRCULO DE VIRAJE DE PROPORCIONES NADA EXAGERADAS. SE NECESITAN 6.5 VUELTAS DE VOLANTE PARA VOLTEAR DE TOPE A TOPE


Características técnicas

Motor

Seis cilindros en línea, válvulas laterales. 3.707 cm3 (84.138 x 111.125 mm). Potencia 120.7 CV (119 HP) a 4.000 rpm (norma SAE). Relación de compresión 7.3:1. Un carburador vertical Carter. Enfriamiento por agua. Lubricación a presión por bomba.

Transmisión

Caja de 3 velocidades. 2da y 3era sincronizadas. Relaciones: 1era 2.798:1, 2da 1.551:1 3era 1:1 Marcha atrás 3.798:1. Relación del eje trasero 4.09:1 (3.73 en el caso del sedán Classic)

Suspensión

Delantera: Independiente por horquillas y resortes espirales
Trasera: Con eje rígido, espirales. Amortiguadores telescópicos

Frenos

Hidráulicos a campanas en las cuatro ruedas

Sistema eléctrico

12 V. Encendido con batería y dinamo

Dimensiones

Largo 4.876 mm Ancho 1.840 mm Alto 1.465 mm Entre ejes 2.747 mm Trocha delantera 1.473 mm Trocha trasera 1.486 mm Peso 1.420 kg

Vea también

IKA Rambler Classic 660

Road Test del Rambler Classic 660
Revista Parabrisas Nro 43. Junio de 1964

IKA Rambler Ambassador 990

Road Test dek Rambler Ambassador 990
Revista Parabrisas Nro 59. Octubre de 1965

NOTA PARA FORISTAS, WEBMASTERS, ETC.Si te ha gustado este test y vas a usarlo en un foro, sitio web o cualquier otra publicación, por favor no olvides mencionar que lo obtuviste de Test del Ayer además de incluir un link a este sitio.

Muchas gracias.


 

 

 


Road Test de autos argentinos de mas de 10 años de antigüedad

Por Gustavo Ernesto López

email gustavolopez@testdelayer.com.ar

Cantidad de visitas