Nacionales

Importados

F1 Web

Test del Ayer

Búsqueda personalizada

Road test de autos argentinos de mas de 10 aŮos de antiguedad

Por Gustavo Ernesto Lůpez
. Twitter Facebook El Blog de Test del Ayer

Citroën 2 CV - 1964

El automóvil modular

Revista Parabrisas Nro 49. Diciembre de 1964
(Test disponible gracias a la amabilidad de Leonel Carbonetti)

 

CitroŽn 2 CV
Algo así como el automóvil modular, este Citroën 2 CV puede ser desarmado en gran parte en cuestión de minutos. Y con corbata ...

Simpático y ágil, este poco común vehículo está cargado de fuerte personalidad. Y rebosa de ventajas prácticas ...

En su versión actual el Citroën 2 CV incorpora algunas modificaciones: tres ventanillas laterales por lado, más potencia, y algunos adornitos. Por esa circunstancia, y por las insistentes demandas en "Correo Parabrisas" pedimos a Citroën Argentina S.A. una unidad de la nueva serie para testear. Cuando supimos que el auto "venía", nos imaginamos una cantidad de cosas sobre él. Nunca llegamos a imaginarnos que en el momento de devolverlo una gruesa lágrima correría por nuestras mejillas curtidas por mil vientos. El 2 CV no es, por cierto, un automóvil hermoso, tampoco su presencia en el T.C. motivaría inquietud y desazón a Di Palma o Emiliozzi; pero nadie puede negar que el coche tiene personalidad, y muy marcada por cierto. (Entre paréntesis: Emiliozzi es concesionario en Olavarria).
Y lo que puede parecer curioso, también, es que para andar en el tránsito el 2 CV, manejando con conocimiento de causa, es una verdadera ardilla. Los neo -o post- iracundos de Parabrisas subían bostezando pero bajaban exclamando, "¡cómo camina este autito!". Claro, que hay que saberlo manejar; sin una conducción idónea el 2 CV se desplaza con la solemnidad de la barca con la cual Cleopatra recorrió el Nilo con Julio César.

CitroŽn 2 CV
¡Steee! Al frenar, el 2 CV hociquea hasta casi tocar el piso

Pro y Contra

Vayamos primero a las contras de este coche tan discutido y tan aceptado por miles de compradores más que satisfechos, fanáticos. Es feo. La construcción aparenta ser muy endeble. Esas son las cosas que saltan a la vista.
Además, el techo rebatible de lona se abre y cierra desde afuera. Conviene adquirir una traba adicional para mayor seguridad. También carece de traba de capot interior, pero no se puede criticar este detalle en el 2 CV, sin pensar que hay coches que salen tres veces más y tampoco tiene traba interior de capot ...
Después empezamos con las ventajas. El techo de lona es maravilloso para pasear. Y en casi todo nuestro país tenemos un clima tal que permite andar con la capota rebatida durante gran parte del año. Tiene el problema que se debe abrir desde afuera, pero no creemos que este detalle carezca de solución. La capacidad interior del 2 CV no tiene parangón en ningún otro vehículo de su categoría. Cuatro personas caben con toda comodidad, y hasta los más altos pueden manejar sin tener que adoptar una posición de indio momificado.
El embrague semiautomático es lo que puede llamarse "una pavada", porque no es más que un sistema de patines tipo freno que, a más de 1.000 rpm, se abren contra una campana, pero en el uso sus ventajas son muy grandes. En primer lugar, es imposible "calar" el motor largando el embrague muy de golpe, en la típica falsa maniobra de los que aprenden a manejar. Hemos leído la opinión del instructor jefe de una importante escuela inglesa de manejo, en el sentido que, precisamente, la suavidad y sincronización necesarios para efectuar un arranque de parado con embragues convencionales, era lo que más dificultaba la conducción por parte de novicios. De modo que los que compran un 2 CV, sin haber manejado antes, están desde el vamos en ventaja; el obstáculo inicial más grande ya ha sido superado.

CitroŽn 2 CV

Sin embargo, las ventajas del embrague automático no son de aplicación exclusiva para el novato. Aun el más experimentado de los conductores puede aprovechar la comodidad que otorga el poder esperar el semáforo con la primera puesta y el pie derecho posado arriba del acelerador, olvídese en estas circunstancias del pedal de embrague. En tránsito muy denso hay otra gran ventaja que es que, en el andar hipante y estertóreo del tránsito ciudadano, se acelera en primera, se frena, el auto se para, se acelera nuevamente, se frena hasta parar, se espera, etc., todo sin usar el pedal de embrague. Sin embargo, cuando el coche está en movimiento es necesario desembragar convencionalmente, pues el motor no cae por debajo de las 1.000 rpm en las que el embrague se separa. Además, para evitar rebajes violentos y consiguientes daños al motor, el carburador del 2 CV, tiene un dispositivo amortiguador que, cuando se suelta el acelerador, evita que las rpm desciendan en el momento. Vale decir, va soltando el acelerador suavemente.
Los asientos pueden ser removidos en pocos segundos, pudiendo usarse (el delantero) para picnics y usos afines, y el trasero, aparte de ese mismo uso también deja un amplísimo espacio para transportar cargas, prácticamente igual al de cualquier rural de cilindrada chica.
Otra ventaja es un amplísimo ventilete en la base del parabrisas, que se puede abrir en verano para que entre aire fresco. En contraposición, no se abren las cuatro ventanillas laterales posteriores, lo que es un defecto importante en el verano.

Primeras impresiones

Si tomáramos como ejemplo un conductor veterano, pero que nunca hubiera visto un 2 CV, su primera sensación al sentarse al volante sería, probablemente, de incredulidad. No hay tablero convencional, solamente un cuerpo con forma de trapecio invertido en el cual se aloja el amperímetro, el testigo del indicador de viraje, y una llavecita de tres puntos que acciona las luces de estacionamiento individuales, reglamentarias en Francia. El velocímetro se encuentra a la izquierda, contra la base del parabrisas; una de las características más particulares del 2 CV, es que la tripa del velocímetro acciona también el limpiaparabrisas, vale decir, que éste no funciona cuando el auto está detenido. No anduvimos en lluvia muy fuerte; en lluvia más o menos liviana no hay problema. Además, los limpiaparabrisas pueden accionarse a mano. Lo que si objetamos es lo reducido del área que barren.

CitroŽn 2 CV
Un interesante estudio en mecánica funcional, el motor del Citroën

El volante es de caño pintado, sin pretensiones estéticas. Su inclinación tiende a lo horizontal, además es bastante amplio de diámetro. Los pedales son más o menos convencionales, con un acelerador grande y cómodo. La perilla de cambios sale del tablero; tiene una bocina grande, y sus movimientos son suaves y agradables. El freno de mano tipo "mango de paraguas" asoma debajo de la bandeja del tablero.
Habitualmente los franceses inventan comandos de luz y bocina que son complicados pero cómodos. El 2 CV no es una excepción. De la columna de dirección protubera, emana, o simplemente se proyecta, una palanquita cromada rematada por un botón negro de forma cuadrada. Se oprime el botón para tocar la bocina, se la hace girar para las luces, y se lo mueve "en abanico" para la guiñada. Es cómodo. El indicador de viraje tiene una palanquita convencional. No retorna ni tiene señal acústica de funcionamiento, pero en cambio tiene una luz testigo intermitente de gran potencia, imposible de pasar por alto.
Las únicas ventanillas que se abren son las delanteras, cuyo vidrio es partido por la mitad; la mitad inferior pivota para arriba y se traba cuando un tetón calza en un zócalo de goma. La ventanilla es muy indicada para morder dedos, pero es barata y no roba espacio interior como haría una ventanilla levadiza convencional.
Los asientos son extraordinariamente cómodos y frescos; no suministran mucho apoyo lateral, pero son muy descansados. El tapizado no es de un lujo precisamente babilónico; la adusta mano que escribió "Mane, Thecel, Phares" en las paredes del Palacio de Belshazzar, no habría encontrado nada objetable en que Belshazzar tuviera un 2 CV, para uso personal. Sin embargo, es lavable.

CitroŽn 2 CV

Conducción en ciudad

La primera velocidad es para arrancar solamente; el manual señala que es factible arrancar de parado en segunda cuando el coche está a nivel. La segunda es relativamente corta y la tercera algo larga, vale decir, hay un salto perceptible. Como el motor del 2 CV es poco exprimido (carburador y caño de admisión chicos, etc.) tiene amplia cupla en baja, de modo que se puede andar muy despacio en tercera sin inconvenientes. La cuarta se engancha recién a los 50 km/h, vale decir que en ciudad no se usa mucho salvo en avenidas de tránsito rápido.
El 2 CV, tiene un problema molesto pero fundamental, que emana directamente de su economía de diseño; al tomar una curva muy cerrada, la dirección chicotea marcadamente. Se debe al empleo de crucetas convencionales, lo que abarata fundamentalmente costos y mantenimiento. Es muy molesto pero no es evitable salvo introduciendo sensibles modificaciones al diseño. El comprador sabrá disimular el inconveniente frente a las otras ventajas de orden familiar que el 2 CV ofrece.

CitroŽn 2 CV
Velocímetro, amperímetro, testigo del intermitente, llave tres puntos

Repetimos lo que dijimos anteriormente; el 2 CV, anda muy, pero muy rápido en ciudad. La dirección es liviana y aceptablemente rápida, los frenos también livianos y seguros, y el motor responde gustosamente a quien sabe usarlo, haciendo los cambios "largos" pero no demasiado largos, y no dejando que el motor caiga de vueltas ni que por el otro lado se pase. El espejo es pequeño pero aceptable. Con las terceras ventanillas atrás, la visibilidad en derredor es muy buena, aunque conviene girar la cabeza para estar seguro de lo que viene y no viene atrás.
El velocímetro tiene una inclinación desfavorable que impide ver los números en la parte inferior de la escala. Si bien el nivel sonoro del motor enfriado a aire del Citroën no es por cierto parangonable con un Rolls Royce, y si bien por esa circunstancia es fácil hacer los cambios de marcha a oído en vez de por velocímetro, no costaría mucho inclinar el instrumento unos pocos grados hacia lo vertical para su más fácil lectura. La suspensión del vehículo es realmente notable; no hay otro coche que se le compare, al menos en lo que hemos visto en nuestro país. Tanto es así que muchos dueños tienden a abusarse de él, originando deformaciones de los brazos de suspensión, especialmente delanteros. Estas piezas vienen reforzadas desde los primeros meses de 1964.

CitroŽn 2 CV

En ruta

En ruta el único problema con el 2 CV es el poco resto que tiene para adelantarse a los camiones que corren a 50 y 60 km/h. A esas velocidades prácticamente no vale la pena poner 3era, entonces hay que acelerar en cuarta, y en cuarta el Citroën acelera algo, pero muy poco, más que el Queen Elizabeth. El coche es marcadamente sensible a las cuestas; con el acelerador a fondo la velocidad de avance varía entre 75 y 100 km/h indicados, aunque en "nuestro" coche, al menos, el velocímetro denotaba un optimismo a toda prueba.
El problema camiones se reduce a no tirarse hasta disponer de un espacio verdaderamente amplio para pasar. Por lo demás, no hay problemas; el 2 CV mantiene 80 indefinidamente, y nuestra experiencia de andar en rutas nos señala que la mayoría de la gente no anda más ligero aunque cuente con un auto cuya velocidad máxima supera holgadamente los 100.
Entre otros detalles mencionaremos: los faros son regulables en cuanto a su altura (sistema clásico en el 2 CV y cuya razón de ser estriba en el largo recorrido de la suspensión). La cabina está equipada con "plafonnier" accionado a leva, que no se prende con el movimiento de la puerta. El cebador es manual, está sincronizado con el acelerador y tiene una posición de calentamiento rápido que funciona en forma muy eficaz. No tuvimos problemas con el arranque, que conviene efectuar sin tocar el acelerador.
El ZALEC (de lujo) está equipado de norma con un equipo lavaparabrisas con botón de goma. Funciona bien aunque su acción está limitada por el poco recorrido de los limpiaparabrisas. El equipo de calefacción proporciona calor suave. No tuvimos oportunidad de probarlo en condiciones extremas.
Para tomar curvas más o menos fuertes, el 2 CV es El Miedo. Pero no pasa nada. La idea; girar el volante, olvidarse de la teoría, y dejar que el auto doble a su manera. Damos fe de que dobla.

Pueden dejar sus comentarios sobre este test en el Blog de Test del Ayer

Deja tu comentario sobre este Road Test

 



CONCLUSIONES

Pro

  • Tercera ventanilla lateral
  • Más potencia en el motor
  • Buen desempeño en el tránsito ciudadano
  • Posibilidad de rebatir la capota
  • Gran capacidad interior
  • Embrague semiautomático
  • Posibilidad de extraer los asientos
  • Amplio ventilete en la base del parabrisas
  • Suspensión
  • Faros regulables en altura desde el interior

Contra

  • Feo
  • Techo rebatible de lona se abre y cierra desde afuera
  • Carece de traba de capot interior
  • Ventanillas laterales posteriores fijas
  • Chicoteo de la dirección en curvas cerradas
  • Velocímetro en posición que dificulta la lectura
  • Dificultad para superar camiones en ruta

VELOCIDAD MÁXIMA 85.30 KM/H
Promedio de varias corridas en sentidos opuestos

Equipo de test

- Ronald Hansen
- Guillermo Martire
- Emilio R. del Valle (n)

ACELERACIÓN

0 - 20 km/h

3.0 s

0 - 40 km/h

7.7 s

0 - 60 km/h

15.3 s

0 - 80 km/h

39.7 s

0 - 500 m

32.3 s

EN LA PISTA, LA ACELERACIÓN ES ALGO LETÁRGICA, PERO EN EL TRÁNSITO, NADIE LO DIRÍA; EL 2 CV TIENE EXCEPCIONALES CUALIDADES "FILTRABLES" QUE LO HACEN MUY ÁGIL

VELOCIDAD MÁXIMA EN CADA MARCHA

Marcha

Vel

I

27 km/h

II

58 km/h

III

76 km/h

HAY UNA DIFERENCIA APRECIABLE ENTRE 2DA Y 3ERA. EN CAMBIO HAY POCA ENTRE 3ERA Y 4TA. EN LA PRÁCTICA LA 4TA SE RESERVA PARA CALLES DE TRÁNSITO MUY VELOZ

CONSUMO

 

km/l

En ciudad

18.0

En ruta

17.0

DISTANCIA DE FRENADO

20 Km/h - 0

4.20 m

40 Km/h - 0

12.80 m

60 Km/h - 0

23.00 m

80 Km/h - 0

36.50 m

LOS FRENOS SON EXCEPCIONALES Y SU LIVIANDAD HACE QUE ESTE ASPECTO SEA UNO DE LOS MÁS NETAMENTE FAVORABLES DEL 2 CV. ES MUY IMPORTANTE EN EL TRÁNSITO

DIÁMETRO DE GIRO

A la derecha

9.30 m

A la izquierda

9.05 m


ERROR DEL VELOCÍMETRO

Vel Indicada

Vel Real

20

18

40

34.6

60

51

80

68


Con la tercera ventanilla se ha ganado considerablemente en visibilidad

SI BIEN EL COCHE NO ES PARTICULARMENTE SILENCIOSO, LA EMISIÓN SONORA ES DE BAJA FRECUENCIA Y NO RESULTA MOLESTA. AL ACELERAR FUERTEMENTE EN 2DA O 3ERA SE HACE MÁS PALPABLE DENTRO DE LA CABINA


Abriendo la puerta trasera se accede al espacio destinado a baúl. Este espacio puede ser ampliado enormemente quitando el asiento trasero. La rueda de auxilio está en una bandeja debajo del piso


Rápido desenganche del techo rebatible. Es sumamente cómodo en verano

APARTE DE FRENAR MUY BIEN, EL PEDAL ES SUMAMENTE LIVIANO Y DE AGRADABLE UTILIZACIÓN. EL COCHE SE TIENE DERECHO


Visto así parece el tablero de un Piper Cub. La palanca de cambios es muy cómoda. Todo es muy funcional. Las perillas accionan el limpiaparabrisas y el ventilete. El lavaparabrisas es de norma en el AZLEC


El ruido que emite es de baja frecuencia y no resulta molesto


Los limpiaparabrisas barren una zona muy reducida

IMPERMEABILIDAD

Realizada la habitual prueba de impermeabilidad en Washer S en C, Av Figueroa Alcorta 6438 -cuya gentileza agradecemos nuevamente- no se verificaron filtraciones en el 2 CV, a pesar de haber sido bañado durante varios minutos a 80 libras/pulg2.

Características técnicas

Motor

2 cilindros horizontalmente opuestos, enfriado a aire. Cilindrada 425 cm3. Diámetro por carrera 66 x 62 mm. Relación de compresión 7.5:1 Alimentación por un carburador Solex con cebador automático. Válvulas a la cabeza accionadas por varillas, balancines y árbol de levas único. Potencia 14 HP DIN

Transmisión

Caja de cuatro velocidades, todas indirectas, embrague monodisco a seco. Relaciones de desmultiplicación: 6.71, 3.24, 1.94, 1.47 a 1. MA 7.25 a 1. Relación de mando final 3.87:1

Rodado

5.40 x 15 o 135 x 380 mm

Vea también

CitroŽn 2 CV

Road Test del Citroën 2 CV 1963
Revista Parabrisas Nro 31. Junio de 1963

CitroŽn 2 CV

Road Test del Citroën 2 CV 1966
Revista Parabrisas Nro 65. Mayo de 1966

CitroŽn 3 CV

Road Test del Citroën 3 CV
Revista Corsa Nro 337 de Octubre de 1972

NOTA PARA FORISTAS, WEBMASTERS, ETC.Si te ha gustado este test y vas a usarlo en un foro, sitio web o cualquier otra publicación, por favor no olvides mencionar que lo obtuviste de Test del Ayer además de incluir un link a este sitio.

Muchas gracias.


 


Road Test de autos argentinos de mas de 10 aŮos de antigŁedad

Por Gustavo Ernesto López

email gustavolopez@testdelayer.com.ar

Cantidad de visitas