Nacionales

Importados

F1 Web

Test del Ayer

Búsqueda personalizada

Road test de autos argentinos de mas de 10 años de antiguedad

Por Gustavo Ernesto López
. Twitter Facebook El Blog de Test del Ayer

Dodge 1500 GT-100 - 1977

Potenciado de verdad

Revista Corsa Nro 578. Junio de 1977

 

Dodge 1500 GT 100

 

Lo sometimos a todas las pruebas imaginables. Al cabo de más de cinco mil kilómetros  recorridos empezaron a aparecer sus virtudes y sus defectos. Aquí hacemos un balance y sacamos nuestras conclusiones de este potente y nervioso Dodge GT 100 de 1.800 cm3, 170 Km/h reales y una aceleración digna de un motor de más cilindrada.

Anote, analice y haga Ud. su balance personal

 

Chrysler no escondió sus intenciones. Eran claras, evidentes. Un directivo de la empresa lo dijo sin tapujos: "La línea de mil quinientos necesitaba una versión con motor 1.8 que tuviese más nervio, más bríos y además porque desde hace mucho tiempo nos interesa la categoría mayor del Turismo Nacional y recién ahora, con este GT 100 podremos hacerlo y con posibilidades".

Para lograr su meta, Chrysler deberá fabricar -y certificarlo como corresponde- más de mil unidades de este nuevo GT 100 que quién sabe por que razones se sigue llamando "1500" cuando en realidad es un 1800 cm3. Pero además de fabricarlas hay que venderlas y eso también ha pensado la gente de Chrysler.
Hay un mercado. Existe un grupo de gente que busca buena velocidad final. Aceleración. Reprise. Agilidad y maniobrabilidad en el auto de todos los días. Para ellos, o mejor dicho a ellos, fue dirigido este modelo que contempla todas esas virtudes.

Dodge 1500 GT 100

Múltiples bien diseñados, dos carburadores Stromberg (tipo SU), más compresión y una leva que tira arriba, fueron algunas de las modificaciones que los ingenieros de fábrica introdujeron en el motor 1.8 buscando más potencia para llegar a los 120 HP SAE que declaran en los folletos de presentación.
Exteriormente no hay nada nuevo. La pintura, de gusto algo dudoso, lo identifica por las calles. Solo se ofrece (por ahora) en negro y azul oscuro fileteado en dorado -¿inspiración o copia del JPS Lotus?- y con una enorme sigla a ambos costados que rezan "GT-100". Ni faros suplementarios, ni alerones de mal gusto, ni llantas desmesuradamente anchas figuran como elementos para lograr otra imagen de este, el ultimísimo producto lanzado por Chrysler.

 

Primeras impresiones

 

Una vez sentados al volante sobresale el hecho de que todo allí sea negro. El tapizado de los asientos, la alfombra, la consola que separa las butacas delanteras, los paneles interiores, la visera del tablero ... todo es negro. Y por consiguiente, de acuerdo a nuestro criterio, de buen gusto.

Dodge 1500 GT-100

La butaca es cómoda, tiene varios puntos de regulación tanto de asiento como de respaldo y la forma es anatómica. Por otra parte la pana (o símil pana) hace que sea acogedor y evita que uno transpire la espalda más de lo debido. El volante es de diámetro demasiado pequeño y esta colocado bastante bajo o sea que en caso de personas de mas de 1.80 metros y piernas largas, los muslos, en la zona cercana a la rodilla, tocarán contra el volante. Además se hace trabajoso maniobrar para estacionar. El tablero es completísimo. Agujas por todos lados y en el caso del combustible, la presión de aceite y el alternador, asistidas por luces de advertencia. Un ejemplo para la mayoría de las fábricas de automóviles del país.

El diseño es bueno, de fácil lectura y tono azul verdoso que los hace muy visibles y agradables cuando se viaja de noche. El espejo retrovisor es amplio y el externo esta bien colocado. La pedalera es normal, de accionamiento suave aunque entre el acelerador y el freno hay mucha distancia y es imposible hacer punta y taco.
Una vez en marcha se nota que la suspensión es de las que llamamos "durita". Muy linda para el andar alegre y doblar fuerte con poco rolido, pero muy inquieta en el empedrado o en caminos poco parejos. El tren trasero se descoloca y hay que corregirlo con el volante y acelerador todo el tiempo. Es saltarín y no copia bien las irregularidades.

Cuando uno le ha tomado la mano a las reacciones del GT 100, la segunda intención es, inevitablemente, pisarlo a fondo entre cambios para comprobar sus 120 HP declarados. Y aparecen, no hay dudas. Claro que nadie podrá asegurar si son 120 o 118 HP, pero están allí y eso no es cuento. Abajo, saliendo de las 2.000 rpm se nota cierta lentitud en trepar, pero arriba de las 3.500 rpm empieza a empujar sin broma hasta llegar a las 6.000 rpm y quedarse establecido en las 5.600 / 5.700 vueltas en directa que son 170 Km/h reales.

Es precisamente en ese punto donde están apuntadas la mayoría de sus virtudes; su motor. Porque funciona correctamente, sin trepidaciones, con suavidad, aunque transite a altas velocidades. El único problema es la "ahogada" de los carburadores cuando se los somete a una súbita acelerada en segunda o tercera a bajo régimen. Suelen producir una desagradable tosida que lo deja pagando en caso de urgencia por falta de bomba de pique. Para normalizar este inconveniente lo más lógico es llevarlo siempre en vueltas, o sea por encima de las 3.000, donde el motor funciona con perfecta mezcla de aire - nafta.

Dodge 1500 GT 100
Pruebas de frenado en "nuestra pista privada de Solís". Buena pese a la tendencia a la derecha y el zapateo del tren trasero

Los frenos son muy buenos. El pedal no es esponjoso, sino firme y aunque nuestra unidad tenia una tendencia a tirar hacia la derecha, su poder frenante es óptimo en piso seco. Sólo en condiciones extremas (caso del "Panic Stop", es decir, frenada brusca) el tren trasero inicia un incómodo zapateo debido al valor de resortes y amortiguadores y a la gran transferencia de peso que soporta el auto en esas circunstancias. En piso mojado las cosas cambian y hay que pisar el pedal del medio con delicadeza. Los neumáticos sin cámara con que estaba calzado nuestro GT-100 no son precisamente los mas aptos para el agua y entonces las evaluaciones al respecto no tienen mayor sentido.
En accesorios, algo que muchos descuidan últimamente, el GT-100 es una joyita. Tiene una buena radio que provee la fábrica, con antena exterior lateral. Encendedor, ceniceros generosos, consolas cómodas y prácticas, cinturones de seguridad completos (bandolera y cintura), luz de baúl y un montón de detalles que hacen al confort interior. Como ejemplo, basta puntualizar que el piso del baúl esta tapizado en la misma alfombra negra que se usa adentro del Dodge.
Las luces, aunque el tamaño de sus faros no lo demuestre, son de primera. Altas y bajas cumplen ampliamente con su función específica y tan importante en la noche; la de iluminar de verdad sin dejar zonas oscuras ni encandilando al que viene de frente. Del tablero ya hablamos en el recuadro: un ejemplo para todos. Con instrumentos así se problemas serios en viajes largos. Claro, hay que mirarlos de cuando en cuando...

Dodge 1500 GT 100

Y llegamos a esta conclusión ...

... que el GT-100 no es un auto para todos. Ojo, no tenemos nada contra el señor mayor -o no tan mayor- que se va a Córdoba o Mendoza sin superar los 100 Km/h y tema de utilizar  una tercera mas allá de los 70 km/h, pero el GT-100 no es para ellos. Es un auto que pide cambios. Empuja de las 4.000 en más y allí se notan sus virtudes, su nervio, su potencia. 170 Km/h de velocidad final dentro de la industria automotriz argentina no es una cifra normal. Sin ir mas lejos solo hace falta revisar los Road Test de CORSA para llegar a la conclusión de que autos de mas de 2.000 cm3 de cilindrada no obtienen esas prestaciones.
Sabiéndolo manejar es un vehículo dócil, que no trae complicaciones para circular en el tránsito de Buenos Aires. Pero tampoco es para poner la cuarta a 60 Km/h e intentar pisarlo para que reaccione. Su escaso peso, su potencia y su área frontal influyen en su destacada performance.

Quizá su precio es un poco alto, pero ciertos gustos deben pagarse con un plus. Y en este caso el plus es mucho. Hay detalles de confort elegidos con distinción y por otro lado otros que muestran una terminación poco esmerada. En síntesis, hay cositas a la vista que costaría poco mejorar.

La tenida en ruta es un defecto que tendrán que abocarse a solucionar, pero en contraposición dobla y frena de maravillas siempre y cuando se sepa como hay que manejar un auto que tiende -con franqueza- a sacar la cola.
Para finalizar, un auto que lo tomamos con pinzas desde el comienzo. Con ganas de desvirtuar los antecedentes con que venia precedido y que nos tiró los preconceptos al diablo a la semana de usarlo y exigirlo.

Veloz. Ágil. Inquietante. Arisco. Personal. Como en la campaña de publicidad que lanzó Chrysler; como una tropilla de potros salvajes. Con todos sus pro y sus contras.

Los recuerdos. Las cifras. Las décimas de segundo y todo lo demás serán mucho más indicativos que las paginas que podamos escribir.

Hasta el próximo Road Test.

Fotos: Antonio Capria

Dodge 1500 GT 100

Boletín de calificaciones
(5: Óptimo, 4: Muy Bueno, 3: Bueno, 2: Regular, 1: Malo)

Estética

4

No difiere del 1.500 y el 1.800 común

Habitáculo

4

En general es cómodo. Adelante hay espacio suficiente para ambos ocupantes. Atrás falta lugar para las piernas y el asiento es demasiado alto. La accesibilidad por las puertas traseras es complicada

Adelante

4

Atrás

3

Accesibilidad

4

Posición de manejo

4

Correcta. Cómoda. No hay problemas en viajes largos

Comandos

4
No ofrecen inconvenientes. Efectivos

Instrumental

5
El más completo de los que se ofrecen actualmente

Aireación - Calefacción

4
Suficiente. A altas velocidades merma la temperatura

Terminación

4

No ofrece puntos oscuros. En general es aceptable

Visibilidad

4
Muy buena hacia adelante, por poseer cintura baja. Lo mismo hacia los costados. Debido a la cola más alta de lo normal, la zona ciega es mayor

Anterior

5

Posterior

4

Accesorios

4
Completo. Tiene todo lo necesario dentro del habitáculo

Baúl

4
Bueno. Generoso en sus dimensiones y alfombrado

Motor

4
Quizá lo mejor del Dodge GT-100. Potente. Nervioso. Con buenas cifras de aceleración y velocidad final. El punto débil: poco elástico en cambios altos

Potencia

5

Elasticidad

3

Funcionamiento

4

Velocidad máxima

5
No se puede pedir más de 170 km/h a un motor 1.8

Aceleración

5
Muy interesante. Sobre todo arriba de las 4.000 rpm

Frenos

4
Correctos. Si se evitara el zapateo mejorarían

Caja de velocidades

4
Muy bien relacionada tanto para la ciudad, ruta o caminos de montaña. Sólo el accionamiento es criticable. La primera, la marcha atrás y la tercera son difíciles de encontrar

Accionamiento

3

Relaciones

5

Sincronizado

4

Embrague

4
No crea problemas de importancia

Dirección

4
Directa, precisa. Ideal para el tránsito ciudadano

Consumo

4
Relativamente bajo en ruta y a velocidades del orden de los 140 km/h. En cambio, en ciudad, no alcanzan 20 litros para cubrir una distancia de 100 kilómetros

Ciudad

1

Ruta

4

Confort de marcha

4
Bueno. Se podría mejorar con otros neumáticos

Tenida en ruta

3
Es difícil llevarlo con seguridad a más de 140 km/h

Estanqueidad

4
No entra agua, pero sí polvo en el baúl

Luces

4
Suficientes como para circular rápido de noche

Maniobrabilidad

5
Impecable. Se lo "pone" en cualquier lado

GT-100: Lo mejor, Lo peor

 

Los 120 HP (SAE) que son unos 105 HP DIN se sienten apenas uno pisa el acelerador a fondo por las calles de Buenos Aires. Seré sincero, suele sucederme que en algunas ocasiones establezco planteos previos y subo a la unidad a testera con esquemas ya establecidos que en ocasiones, debo reconocer, son equivocados. En realidad no creía en los 120 HP del Dodge GT-100 y tampoco esperaba prestaciones importantes o demostrativas. Sabia que su peso (menor en más de 100 Kg con respecto al Fiat 125) le otorgaba ventajas con respecto a su rival directo.

Sin embargo, y muy a costa de mi orgullo, el GT-100 me sorprendió gratamente por su nervio, por su maniobrabilidad, por su desenfado para encarar curvas lentas o rápidas. Por su estilo deportivo de verdad. Sin disfraces.

Para no entrar en la monótona prosa con puntos, comas. puntos y aparte, guiones, comillas y entre paréntesis, es mejor esquematizarlo de la siguiente manera:

 

  • Lo que mas me gustó: Como empuja arriba de las 4.000 vueltas en todos los cambios. Su velocidad final y su reprise. Su relación directa de dirección que lo hace muy maniobrable, ágil en el tránsito y en la ruta de montaña.

  • Lo mas completo: El tablero de instrumentos que indica todo por medio de agujas asistidas por luces de advertencia. Su luminosidad, que no molesta en viajes nocturnos.
  • Lo increíble: El casi mágico escalonamiento de marchas, que lo hace muy trepador en montaña sin necesidad de tirar cambios cortos a regímenes altos.
  • Lo dudoso: El color (negro en nuestro caso) combinado con las franjas doradas tipo filete que no lo hacen mas deportivo ni mas llamativo. Además no había necesidad de agregarle un "GT-100" tan grande en los laterales.
  • Lo que menos me gusto: La tenida direccional en la ruta. Copia mal las irregularidades del asfalto, las transmite al volante de dirección y hay que llevarlo derecho con esfuerzos y constantes correcciones. Pueden influir las gomas sin cámara.
  • Lo imposible: Hacer punta y taco. El acelerador está bastante lejos del freno y el pedal de este, al pisarlo, queda por debajo de la línea horizontal del acelerador. Sintetizando. No se puede.
  • Lo incomodo: El volante de pequeño diámetro hace difícil y costosa la maniobra de estacionar. Además su diseño no es armonioso y su ubicación es muy baja con respecto al asiento y al tablero. Hace que la posición de manejo no sea tan cómoda como en el Dodge 1.8 normal.
  • Lo que no sirve: Los limpiaparabrisas, que a mas de 130 Km/h "flotan" y no pueden cumplir con su elemental función.
  • Lo mas complicado: Llevarlo derecho por la ruta con lluvia. El dibujo de los neumáticos ayuda a que esta tarea se transforme en un trabajo extra y sin posibilidad de superar los 100 Km/h.

  • ¿Lo mas divertido?: La posibilidad de efectuar un trompo sobre el empedrado mojado o húmedo debido a su suspensión dura y su escaso peso sobre el eje trasero.

  • Lo cómodo: Las butacas delanteras tapizadas en símil pana. Muy anatómicas. No opinan lo mismo los eventuales pasajeros que ocupan el asiento trasero: hay poco lugar para las piernas.

  • Lo que se debe mejorar: El selector de la caja de cambios. No es seguro y no es difícil confundir la primera con la marcha atrás. De segunda a tercera la palanca tampoco es dócil.

  • Lo evidente: Su tendencia a sacar la cola tanto en lo lento como en lo rápido. Es fácil corregirlo, pero es sobrevirante

  • Lo que me dejó sorprendido: Que tras recorrer 800 Km sin revisar el aceite y faltando 2 litros de óleo (la varilla no marcaba el nivel), el indicador de presión de aceite seguía marcando normalmente. En el caso de la unidad testeada tiraba aceite por un reten de motor y se fugaba un litro cada 1500 Km aproximadamente.

  • Lo elegante: El interior del auto absolutamente negro. Alfombras, tapizado, paneles internos y contrapuertas ídem, a excepto del tablero (símil madera).

  • Lo terrible: El zapateo del tren trasero en piso de tierra serruchado y en las frenadas tipo "panic stop". Los testigos oculares aseguran que la rueda trasera derecha se levantaba cerca de 20 cm durante las pruebas.

  • Lo bueno: Que pese al pequeño tamaño de las unidades ópticas su índice lumínico es mas que suficiente para viajar de noche a velocidades superiores a los 120 Km/h. El sistema de regulación de faros no es efectivo.

  • Lo que no cambió: La mala ubicación de las manijas levanta vidrios.

  • Lo que no logramos: Abrir la guantera. En nuestra unidad se zafó la cerradura.

  • Lo malo: El funcionamiento de los carburadores del tipo S.U. a baja velocidad y cuando se necesita reprise inmediato. Tosen. Se ahogan. No responden. Funcionan bien arriba, únicamente.

  • Lo que se debe cuidar: Elementales detalles de terminación. Imposible hacer la vista gorda en un auto de ese precio.
  • Lo que no se puede creer: Que la radio sea de tan buena calidad. En Villa Maria (560 Km de Bs As) oíamos con claridad Radio Del Plata, que no es de las más potentes. No es común en un auto radio que proporciona fábrica como equipo de norma.

  • Lo milimétrico: La distancia que separan las aletas del alternador de la manguera del agua del radiador. Pasa tan cerca que se nos rompió una por el roce. Nos dijeron en una agencia de la marca que es común. Solo habría que darle menos curva a la manguera.

  • Lo defectuoso: Una parrilla de suspensión trasera que se torció corriendo el diferencial de su eje transversal a la carrocería. Falla de material seguramente porque sucedió  en el asfalto de Villa Nogués (Tucumán).

  • Lo que no puede ser: Que el chapón protector del cárter toque en las cunetas aunque estas no sean tan profundas.

  • Lo frío: La temperatura a la que trabaja el motor en ruta con clima del orden de los 15º - 20º.

  • Lo sucio: Las valijas que van en el baúl debido a las filtraciones de polvo.

  • Lo practico: La cantidad de posibilidades de regulación que ofrece el limpiaparabrisas y el motor eléctrico  que evita un pedalín para el "sapito" que tira el chorro de agua.

  • Lo difícil: Acostumbrarse al sistema de seguridad para sacar la llave de contacto de su alojamiento.

  • Lo funcional: La consola que se ubica entre ambos asientos delanteros y que sirve para dejar los cigarrillos, el encendedor, las llaves, mapas, chiclets o lo que usted guste.

  • Lo que no le sienta bien: El barro o los caminos de tierra humedecidos.

  • Lo correcto: El relativamente bajo consumo de combustible a velocidades del orden de los 140 Km/h.

  • Lo mucho: Que consume en el transito ciudadano. No llega a los 5 Km por litro o sea que necesita mas de 20 litros de nafta para cubrir los 100 Km.

  • Lo fácil: Que se desrregulan los carburadores.

  • Lo que corresponde: Equipar los autos tal como lo hace Chrysler, con cinturones de seguridad del tipo bandolera combinada.

  • Lo mas noble: El motor. Por su funcionamiento, por su falta de fallas, por su performance, por su torque, porque no se para nunca por mas que se hagan 5.000 Km a fondo (Casi 170 Km/h) sin quejarse ni mostrar debilidades.

  • Lo mas positivo: El amplio futuro que tendrá el GT-100 en Turismo Nacional a juzgar por lo que entrega como versión standard de fabrica.

CARLOS F. FIGUERAS

Deja tu comentario sobre este Road Test



CONCLUSIONES

Pro

  • Excelente aceleración.

  • Óptima velocidad final para un motor de 1.800 cm3.

  • Instrumental de fácil lectura y muy completo.

  • Cinturones de seguridad de tipo combinado.

  • Espejo retrovisor externo.

  • Luz de estacionamiento (baliza).

  • Poco rolido tanto en curvas lentas como rápidas.

  • Efectivo escalonamiento de marchas.

  • Bajo consumo en ruta a altas velocidades.

  • Muy maniobrable en el tránsito y caminos sinuosos.

Contras

  • Zapateo del tren trasero en frenadas bruscas o con piso desparejo.

  • Neumáticos no adecuados a las prestaciones del auto.

  • Alto consumo en ciudad. No llega a los 5 Km por litro.

  • Se ahogan los carburadores a bajo régimen.

  • Selector de caja de velocidades no adecuado. Primera y marcha atrás son fácilmente confundibles.

  • Pintura y decoración exterior de dudoso gusto.

  • Motor poco elástico.

  • Dificultosa tenida en ruta, sobre todo direccional.

  • Volante de reducido diámetro.

Puntaje final: 80.00

VELOCIDAD MÁXIMA 169.830 KM/H
Promedio de las dos mejores pasadas en sentido contrario

ACELERACIÓN

0-40 Km/h

2.8 s

0-60 Km/h

4.9 s

0-80 Km/h

7.9 s

0-100 Km/h

11.5 s

0-120 Km/h

15.6 s

0-140 Km/h

23.3 s

0-160 Km/h

32.7 s

40-60 Km/h

7.9 s

40-80 Km/h

13.3 s

40-100 Km/h

19.2 s

40-120 Km/h

25.3 s

40-140 Km/h

32.7 s

CONSUMO

Vel

l/100 Km

40 Km/h

9.2

60 Km/h

8.6

80 Km/h

8.3

100 Km/h

9.2

120 Km/h

10.4

140 Km/h

13.1

Urbano

26.4
VELOCIDAD CADA 1.000 RPM
RPM Marcha Velocidad
1000
I
8.74 Km/h
1000
II
14.30 Km/h
1000
III
21.19 Km/h
1000
IV
29.03 Km/h

DISTANCIA DE FRENADO
Vel Total
40 Km/h - 0 15.20 m
60 Km/h - 0 25.42 m
80 Km/h - 0 37.90 m
100 Km/h-0 48.90 m
120 Km/h-0 71.45 m

ERROR DE VELOCÍMETRO

Velocidad indicada Velocidad real
40 39.6
60 59
80 78
100 96.3
120 113.2
140 133.3


Vista de los dos carburadores Stromberg que alimentan al motor del GT-100. Funcionan correctamente arriba, pero no sucede lo mismo a bajo régimen


Volante de diámetro muy pequeño que dificulta la tarea de estacionar. El tablero es diez puntos

Intercambiador de calor

El nuevo Dodge GT-100 tiene un sistema de intercambiador de calor entre el circuito de lubricación y el de agua. En el Dodge 1500 GT-90 el sistema de refrigeración del sistema de lubricación se hacia mediante un pequeño radiador de aceite que se encontraba ubicado en la parte inferior del radiador de agua (adosado a el). En este nuevo modelo que nos ocupa, la solución adoptada es considerada como de aplicación en autos de alta ingeniería. Como por ejemplo podemos decir que los modelos de Mercedes Benz están entre los pocos que adoptaron el sistema de intercambiador de calor.
El lubricante del motor se hace circular por una tubería que se encuentra dentro del tanque inferior del radiador, es decir, que el liquido refrigerante esta en contacto con las tuberías por la que circula el óleo. De esta manera, durante la puesta en marcha del motor, estando este frío, el aceite caliente transfiere el calor al agua haciendo que esta adquiera mas rápidamente la temperatura ideal de funcionamiento; cuando inversamente el agua adquiere la temperatura normal del motor actúa como refrigerante del aceite. De esa forma los dos elementos refrigerantes funcionan al unísono con las temperaturas adecuadas para un correcto funcionamiento del motor.

Dodge 1500 GT-100

Características técnicas

Motor

4 cilindros en línea. 1.798 cm3 (86.1mm x 77.2mm). Relación de compresión: 8.9:1 Potencia máxima 120 HP SAE a 5.300 rpm Par motor máximo 16.5 Kgm a 4.200 rpm

Alimentación

Dos carburadores horizontales marca Stromberg 175 CD 3 VS

Refrigeración de aceite

Por intercambiador de calor

Transmisión
Caja de velocidades de 4 marchas. Palanca al piso. Relaciones 1era 3.32:1 2da 2.03:1 3era 1.37:1 4ta 1.00:1 MA 3.45:1 Puente trasero: 3.73:1 Embrague tipo monodisco seco y diafragma. Diámetro 21.5 cm.

Frenos

Hidráulicos autorregulables. Delanteros a disco. Traseros a cinta y tambor.

Suspensión Delantera
Tipo independiente McPherson con resortes helicoidales y amortiguadores hidráulicos. Barra antirolido.
Suspensión Trasera

Eje rígido. Resortes helicoidales y amortiguadores hidráulicos. Cuatro barras reactoras.

Dirección
Piñón y cremallera. Radio de giro 4.24m. Columna de dirección articulada de seguridad. Relación 17.6:1 3.6 vueltas de tope a tope.
Instalación eléctrica
Batería 48 Ah 12 V
Dimensiones
Largo 414 cm Ancho 158 cm Alto 135 cm Distancia entre ejes 248.9 cm Trocha delantera 129.5 cm Trocha trasera 103.2 cm Peso 960 Kg. Capacidad de lubricante de motor 3.6 Lts Refrigerante del motor 7.4 Lts Tanque de combustible de 45 Lts.

Vea también

Dodge 1500

Road Test del Dodge 1500
Revista Corsa Nro 285. Octubre de 1971

Dodge 1500 Automático

Road Test del Dodge 1500 Automático
Revista Corsa Nro 463. Abril de 1975

Dodge 1500 M 1.8

Road Test del Dodge 1500 M 1.8
Revista Corsa Nro 481 de Agosto de 1975

NOTA PARA FORISTAS, WEBMASTERS, ETC.

Si te ha gustado este test y vas a usarlo en un foro, sitio web o cualquier otra publicación, por favor no olvides mencionar que lo obtuviste de Test del Ayer además de incluir un link a este sitio.

Muchas gracias.


 

 


Road Test de autos argentinos de mas de 10 años de antigüedad

Por Gustavo Ernesto Lopez

email gustavolopez@testdelayer.com.ar

Cantidad de visitas