Nacionales

Importados

F1 Web

Gustavo López Productor de Seguros

Test del Ayer

Búsqueda personalizada

Road test de autos argentinos de mas de 10 años de antiguedad

Por Gustavo Ernesto López
. Twitter Facebook El Blog de Test del Ayer

IKA Rambler Classic Custom Tornado Jet - 1965

¡Mucho gusto Mr. Tornado Jet!

Revista Automundo Nro 19. 4 de Agosto de 1965

 

IKA Rambler Classic Custom Tornado Jet

 

Creemos que, al igual que los hombres, los autos tienen una personalidad. Ubicarla en sentido de aplicación; definirla en tal forma que, en el momento de elegir, el potencial comprador conozca esa afinidad; despertar en su conciencia la necesidad de armonizar ambos temperamentos, es parte de nuestra labor. La otra es decir, con claridad, que se puede esperar de ese automóvil, en ambos casos, con honestidad

Preámbulo

- Mucho gusto, Mr. Tornado Jet ...
Lo miramos con cierta aprehensión.. El, por el momento, no nos dijo nada.
Entre el "tester" y el vehículo había cierta frialdad. Debemos confesarnos. Por educación automovilística, pese al natural respeto que lo humano tiene por lo masivo, nuestra posición en relación a los automóviles típicamente estadounidenses fue, por largo tiempo, al menos dubitativa. Los años pasados en EE. UU. agregaron un elemento de juicio más. A nuestros ojos, hechos al mercado argentino, nos resultó difícil entender cómo esa industria era capaz de entregar tanto automóvil por tan poco dinero. Lo dicho no agregaba nada a aquellos atributos que nuestra personalidad estimaba como primordiales para la acumulación de bondades en un auto.

También te puede interesar

- Road Test del IKA Rambler Cross Country
- Road Test del IKA Rambler Ambassador

La generosa disposición del deportista argentino Juan Carlos "Tito" Quevedo nos permitió un estrecho contacto con autoridades de la División Investigación de una importante fábrica estadounidense y, además, seis semanas de intenso trabajo en común con Jim Rathmann, en la sección de su establecimiento -Jim Rathmann Enterprises-, dedicada a la preparación de automóviles de carrera en la categoría "Late-Model".
Con estos bagajes de impresiones previas, avalados por un perenne enamoramiento hacia todo lo que tenga cuatro ruedas, nos dispusimos a apreciar, aquilatar y, en última instancia, juzgar al Rambler Classic Custom Tornado Jet.
Creímos saber de sus puntos flacos. Sin mala intención, pero con curiosidad, y aun con cierta alegría nerviosa, originada en el pensamiento: "¡Ahora sabré si eres bueno...!", nos dispusimos al trabajo.
Hemos creído que este preámbulo era necesario. Sobre todo para quienes, conociéndonos, están al tanto de nuestra quizá deficiente educación automovilística. A las conclusiones, entonces, su justa medida.

IKA Rambler Classic Custom Tornado Jet
La Cuesta del Portezuelo está llena de encanto. También de sustos para quien, con una sobredosis de confianza, tenga "en menos", a la montaña. Las cualidades que determinan "potencia a bajo régimen" mostraron todo su valor en estos tramos de camino de cornisa

Un examen general

El más grande de los productos de la industria nacional, el Rambler Tomado Jet, desde el exterior nos pareció eso: grande. Lo observamos cuidadosamente.
El nuevo tratamiento de la parrilla le da cierta agresividad, pero el conjunto es sobrio. No existe excesivo uso de cromo, con la sola excepción del de los masivos pero útiles paragolpes, donde se ubican, además, las luces de posición en los delanteros y las correspondientes a la marcha atrás en los traseros.
Las leyendas "Rambler", ubicadas en la parte delantera central del capot y en el medio de la tapa del baúl, se complementan con la definición del modelo, mediante dos aplicaciones metálicas, en letra cursiva, que lo definen como "Classic". La influencia de los modernos carroceros no ha estado ausente del diseño del nuevo Rambler. Líneas rectas se conjugan con trazos de unión semicurvos, otorgando al conjunto visual cierta impresión de ligereza, que contrasta con aquella de pesadez, que definía los exponentes originales de la línea.
Los neumáticos, que a primera vista parecieran de excesivo tamaño (7,75 x 15) -a juzgar por las actuales tendencias-, tienen su razón de ser, muy justificada, tal como lo veremos más adelante.
Las puertas son sumamente amplias, facilitando el acceso y salida del vehículo, tanto en la parte delantera como trasera. Las correspondientes ventanillas laterales, junto con el parabrisas y la luneta trasera, otorgan amplia visibilidad direccional y lateral, encontrándose el punto ciego del conductor suficientemente atrás del ángulo normal de observación, como para que su inevitable molestia se vea reducida a proporciones mínimas.

IKA Rambler Classic Custom Tornado Jet
Entre Tafí del Valle y Amaichá, el Abra del Infiernillo. Trepada prolongada, de curvas relativamente amplias, el Tornado Jet logró superarla sin que el esfuerzo se tradujera en algo más que un notable incremento de consumo. Bueno ..., después de todo, cuando usted trepa una montaña también se cansa, ¿o no?

El habitáculo

Lo observamos en detalle. Es amplio. Sumamente amplio. No es sólo impresión. La natural prueba de ubicar tres pasajeros en el asiento delantero lo verifica sin perjuicio para la comodidad de aquellos, inclusive la del conductor.
Lo dicho, naturalmente, vale también para el asiento trasero; ello convierte al Rambler en un cómodo 6 plazas. aun tratándose de viajes, siempre que los mismos no sean excesivamente largos. Si los ocasionales pasajeros son 4, el uso del apoyabrazos trasero y la comodidad adicional que significan los asientos delanteros individuales y reclinables convierten al Rambler en una especie de living-room sobre ruedas.
Ubicados en el asiento del conductor, observamos el instrumental, compuesto de velocímetro - odómetro, temperatura de agua y medidor de nafta, se complementa con las habituales luces testigos de presión de aceite e indicador de carga del alternador, adicionándose las de luces de giro y el indicador de luz alta de faros.
El conjunto mantiene similitud con modelos anteriores. Es funcional y de clara lectura. La pedalera, colgante, es robusta y amplio el espacio que queda libre para la ubicación, a veces incómoda, del pie izquierdo. El volante de dirección es de respetable tamaño. Sobre la columna se encuentra ubicada la leva del cambio, la que, por la solidez de su construcción, ha de ser capaz de resistir los más salvajes manijazos.
Dos ceniceros, ¡al fin!, en el panel delantero, posibilitan viajar libre de molestas cenizas. Los traseros, demasiado pequeños.
Cómodo y eficaz es el "freno de mano", que en este caso debemos llamar de estacionamiento, ya que es de pie. Una pequeña manija de destrabe libera las ruedas, y un indicador de luz roja y acción intermitente recuerda a los olvidadizos que el freno de estacionamiento se encuentra en función.

IKA Rambler Classic Custom Tornado Jet
Comienza la trepada de lo que fué el "Cuco" de nuestro Gran Premio de Turismo Mejorado: Minas Capillitas. Con toda intención llevamos el Tornado Jet por esa ruta. Quisimos ver el auto de mayor tamaño que produzca nuestra industria en las más abruptas trepadas, en caminos que vuelven sobre si mismos, en bruscos descensos, que constituyen una virtual trampa para los frenos. En el texto, los resultados

El vano motor y el baúl

Al destrabar los respectivos cierres, los interiores se presentan a nuestro examen. Las apariencias nos inducen a pensar..
- iQué lleno de cosas está esto..!
-¿Alcanzare a llenar esto otro?
En el primero, se asienta, imponente, el nuevo motor Tornado Jet. Esta es su nomenclatura de especie. A la familia se la distingue por las siglas OHC-230. En lenguaje común se traduce por "árbol de levas a la cabeza" (overhead camshaft) - 230 pulgadas cúbicas de cilindrada (3.770 cc). Cuando el apuro manda, el OHC-230 es capaz de entregar 145 HP a 4.200 rpm.
¿Qué pasa entonces en el automóvil? Lo veremos más adelante.
Por el momento, nos detendremos un instante en la planta motriz, frente a cuya exhibición, en las estaciones de servicio del interior del país, hemos escuchado la gama completa de expresiones admirativas, adornadas con la musicalidad de las tonadas propias de cada zona.
Mayores hubieran sido tales exclamaciones de conocerse en toda su validez el hecho de que el OHC-230, si bien es originalmente un diseño de la Kaiser-Jeep Corporation -desarrollado por su departamento de ingeniería a cargo de A. C. Sampietro-, el producto que IKA fabrica en nuestro país ha sido mejorado con relación al diseño original.

IKA Rambler Classic Custom Tornado Jet
No todos los vados que cortaron nuestro camino fueron atravesados con idéntica suavidad. Esta fué una concesión a nuestro fotógrafo. El resto se utilizó para verificar si el agua penetraba en el vano motor, si los limpiaparabrisas "podían" con el barro, si las suspensiones aguantaban el castigo

Tales mejoras se concretan en la instalación de un sistema de retenes, que impide la pérdida de aceite por la bancada trasera, para lo cual hubo que alargar en media pulgada el block motor en su parte posterior, pasando a ser la bancada trasera guía axial para el cigüeñal: éste, a su vez presenta mayor longitud, en sus extremos delantero y trasero, que los del original estadounidense, y un tercer chavetero, adelante, tampoco existente en el modelo original.
El sistema de filtración de aceite también ha sido objeto de especial atención, agregándose al diagrama original un segundo filtro, en derivación, de toma parcial. Quizá, el conocimiento de algunas características de "impetuosidad" -de alguna forma debemos llamarlas- de los volantes argentinos, hizo que IKA procediera a alterar el diseño de las bielas dotándolas de mayor rigidez estructural en las cercanías del muñón del cigüeñal.
A la inversa de todo lo lleno que aparenta estar el vano motor, se nos presenta el baúl, con la sola excepción de la rueda de auxilio, cuya presencia, pese a quitar espacio, no molesta, a no ser que, en vez de viajar con una familia, sea necesario hacerlo con todo un colegio primario.
Nuestra experiencia indicó que, ante lo insoportable de un niño por naturaleza travieso, la sola amenaza de: "¡Usted se porta bien o viaja en el baúl!" restablece el estado de tranquilidad ambiental.

IKA Rambler Classic Custom Tornado Jet
Comienzo de una prueba de aceleración. La parte delantera se levanta, las ruedas motrices muerden el pavimento: el auto "sale". Sale en serio. El pasaje de 1era a 2da, algo "duro" y "largo" impidió a nuestro criterio, lograr mejores registros

IKA Rambler Classic Custom Tornado Jet
Los autos también requieren frenar. El Rambler Tornado Jet lo hace en forma eficiente, si tomamos en cuenta su tamaño y peso. La suspensión delantera se vence, la trompa se inclina, el auto para. Longitudinalmente, no acusa vicios; aun con las ruedas directrices insinuando la curva, el control se mantiene con facilidad

Las primeras impresiones

Lo pusimos en marcha. Ubicados los controles que permiten variaciones de distancia y ángulo del respaldo, establecemos nuestra posición de manejo. De inmediato, controlamos la distancia libre, remanente, entre el asiento trasero y el respaldo del delantero. Cómodamente ubicado el ocasional acompañante, 10 cm de luz entre sus rodillas y el respaldar hablaron a las claras del espacio interior del Tornado. La leva del cambio enganchó primera velocidad. Soltamos paulatinamente el pedal de embrague y partimos hacia la aventura. Aceleramos suavemente y el auto fue suave. Fuimos bruscos y él también lo fue. Tanteamos el freno. La presencia del servo se hizo notar. Una leve presión sobre el pedal produjo desaceleración inmediata. La acción del volante de dirección es suave y progresiva. De recorrido algo multiplicado, para un gusto esencialmente personal, mostró luego, en otras pruebas, sus ventajas e inconvenientes.
Llegamos a un semáforo. Nuestro "otro yo", el que nuestra señora desconoce, se relamió de gusto. Luz verde y... ¡adiós! ¡Ocasional competencia ...! El velocímetro trepo con rapidez. Las marchas se sucedieron con permanente empuje del asiento sobre nuestra espalda. El tránsito, rápidamente alcanzado, nos volvió a la cordura.
El Rambler Tornado Jet ya no nos parecía tan grande.
Buscamos el centro de la ciudad. El tránsito espeso.
Quisimos probar en él condiciones de ductibilidad, de elasticidad del motor.
En este escenario, el auto es capaz de comportarse con la suavidad que el conductor logre imprimirle. El uso continuo de la caja de cambios no es necesario. El notable par motor disponible a bajo régimen de rpm permite el uso de la directa en la mayoría de los casos. Cuando la marcha disminuye a algo más que el paso de hombre, la segunda velocidad aleja tironeos y sufrimiento. La primera, para arrancar.

IKA Rambler Classic Custom Tornado Jet

Comienzan las pruebas de estabilidad. Registramos el "Curvón del fondo". La presión de inflado de los neumáticos se mantiene a 24 libras por pulgada cuadrada. Elevamos gradualmente la velocidad de entrada. A 120 Km/h las protestas se acentúan. Es un buen límite

IKA Rambler Classic Custom Tornado Jet

Conociendo Buenos Aires ...

Una de las ventajas de tener que recorrer determinado número de kilómetros dentro de la ciudad, sin reparar para nada en ese tipo de piso que, en forma simultánea, lastima nuestra sensibilidad y modifica suspensiones y carrocería, es el posibilitarnos conocer a fondo la ciudad en que vivimos.
Lejanos barrios fueron testigos de las andanzas del "R.T.J.". Lugares de la ciudad, nunca o pocas veces visitados, vieron pasar nuestro olímpico desprecio hacia pozos, baches e inexistentes pavimentos. Si debiéramos resumir en una sola frase la experiencia ciudadana, no vacilaríamos en acotar: conducción desproblematizada para quienes la caja de cambios es una molestia que necesitan recordar.
Si el apuro es el elemento ocasional que manda, el "R.T.J." es todo lo rápido que un conductor medio pueda desear. Lo es más aún. Con honestidad, decimos que determinados ritmos dentro de la conducción ciudadana, por razones que surgen de la propia naturaleza del vehículo, están vedados a nuestro imaginario prototipo de rolaste. En una palabra: si tuviéramos que elegir entre que lo maneje "Tía Matilde", con todos los peligros que encierran sus permanentes olvidos, o que lo conduzca nuestro joven sobrino, que está "perfeccionándose" en el arte de conducir, no vacilaríamos un instante: Matilde.

IKA Rambler Classic Custom Tornado Jet

Dentro de las previstas está la "Curva de Ascari". Abajo de 110 Km/h es juego de niños. A 120 Km/h el rolído es pronunciado y los neumáticos inician su protesta. 130 Km horarios; los niños no tienen nada que hacer al volante del Rambler Tornado Jet

IKA Rambler Classic Custom Tornado Jet

En las rutas ...

...encontramos una faceta definida de la personalidad del "R.T.J.". Su conducción dentro de ciertos márgenes, requiere mínimos esfuerzos de concentración. La multiplicación de la caja de dirección, ya apuntada, se convierte aquí en un factor extra de comodidad. Gradualmente, utilizamos distintas velocidades de crucero: 100 km/h, 120 km/h, 140 km/h. Nos acompañó una permanente sensación de no esfuerzo. Las curvas amplias pueden ser abordadas con natural precaución, pero sin disminuir la velocidad de desplazamiento. Por cierto que no lo recomendamos. únicamente decimos que es posible. En estas circunstancias, el auto desarrolla el radio de curva impuesto sin protestas ni excesivo rolído La importancia del 7,75 x 15 de sus neumáticos -aumento del área de contacto entre éstos y el pavimento- se manifiesta con claridad. Cuando el ángulo de curva se reduce, las cosas se complican. No es que sean imposibles: en las pruebas de autódromo veremos que no lo son; pero entiéndase con claridad: para nuestro conductor medio, las cosas se complican. Las razones son simples: primero. aquel no esfuerzo de concentración, que emana de una dócil respuesta del auto, induce a conducir velozmente; segundo, abordada una curva a velocidad excesiva, todo debe hacerse más rápido. El rolído es, entonces, pronunciado; la multiplicación de la caja de dirección es, ahora, un inconveniente, y el susto puede ser mayúsculo, aunque sea inexistente el real peligro.
En la conducción del "R.T.J." es necesario, únicamente, mantener conciencia de la velocidad, ya que el auto, al cumplir el comando de su piloto sin esfuerzo, manifiesta la rapidez de marcha solamente mediante el velocímetro. Es, sin lugar a dudas, un gran rutero. Como si hubiéramos querido contraponer algunas previsibles características del auto con aquellas de determinado tipo de escenario, tomamos rumbo al norte, hacia duros caminos de tierra, inflexibles rutas de ripio grueso.

IKA Rambler Classic Custom Tornado Jet

La "Horquilla". Donde los "Monstruos" pagan tributo a su tamaño y peso. Donde los TC son espectáculo, el Rambler Tornado Jet se portó como un educado colegial. Hizo lo que le enseñaron a hacer. Pese a que las notas gráficas muestran, en forma muy notable los esfuerzos a que han sido sometidas las suspensiones y los neumáticos, la intranquilidad estuvo ausente del volante de conducción. La velocidad tope 65 Km/h. Más allá comienza la danza

IKA Rambler Classic Custom Tornado Jet

Hacia la montaña

De Córdoba a Catamarca. Trepamos las sierras de Ancasti y proseguimos hasta la cuesta del Portezuelo. De allí, por ondulantes caminos de ripio fino, hasta Santiago del Estero. Luego a Tucumán. Quisimos recorrer, aunque sea parcialmente, aquella que fuera tan famosa y tan temida tercera etapa del Gran Premio Turismo Mejorado. Lo hicímos a la inversa. De San Miguel de Tucumán, luego de trepar el cerro San Javier, por Tafí del Valle, Abra del Infiernillo, Amaichá del Valle, Mina Capillitas, Andalgalá y Catamarca. Se dice fácil. Hacerlo, aun contando con la eficaz colaboración del "R.T.J.", no lo es tanto. Más aún, teniendo presente que nuestra misión es provocar en el automóvil solicitaciones tales que den lugar a una opinión seria sobre sus cualidades, inclusive su resistencia al abuso. Badenes, ríos secos, guijarros del tamaño de una pelota de fútbol, cortes de vertientes. desniveles pronunciados, pozos, trepadas bruscas, descensos violentos, vados, y la voluntaria penitencia del promedio impuesto conforman una pista de pruebas natural, de exigencias tales que nos permite decir que el superarlas sin inconvenientes es significativo galardón para cualquier automóvil. Con relación a) que nos ocupa y a estos aspectos del test, debemos destacar las siguientes cualidades:
1) excelente disposición para la trepada:
2) muy buen radio de giro de dirección;
3) eficientes frenos, sin muestra de "fading" en los prolongados descensos;
4) buen control sobre la tierra, tanto en el habitáculo como en el baúl de equipajes.
El defecto que, de acuerdo con nuestra impresión, debe notarse en estos tramos, es la excesiva relación de la caja de dirección. Las peores consecuencias del abuso, en la aparición de algunos ruidos originados en el panel de instrumentos y en la suspensión delantera.
Es necesario destacar que ningún tipo de corrección fue efectuado al carburador en ningún momento del test, pese a la diferencia de alturas alcanzadas, desde el nivel del mar, en Bahía Blanca, hasta las desiertas. inhospitalarias y abruptas cumbres de Mina Capillitas (3.700 m s/n/m). La disminución de potencia del motor a esas alturas no adquirió graduación notable; se hizo, sí, necesario un mayor uso de la caja de cambios. De Catamarca proseguimos por los interminables llanos de La Rioja, para enlazar Córdoba y Buenos Aires, en ruta a Bahía Blanca. Luego de lo abrupto, del virtual castigo, quisimos volver al pavimento, pero en ruta de intenso tránsito. El propósito fue valorar si en algo habían sufrido las condiciones de rutero del automóvil, su ya puesta de manifiesto excelente velocidad de sobrepaso, su tenida en ruta abierta, su consumo y capacidad frenante.
Las diferencias, si las hubo, no fueron, por cierto, notables.
En cuadros separados se consignan aquellos datos referentes a consumo, aceleración, velocidad tope y frenaje, registros todos que han sido obtenidos al finalizar el test, es decir, luego de más de 6.000 kilómetros de duras pruebas.

Para broche, el autódromo ...

...es un buen escenario. Cuando todo el vehículo ha debido absorber las condiciones de! test; cuando las suspensiones han sido requeridas duramente, los frenos abusados y el motor exigido. Sobre todo, cuando, como en nuestro caso, no realizamos ningún tipo de corrección, ajuste o puesta a punto de ninguno de los elementos del automóvil, durante toda la prueba. Las de estabilidad se realizaron en las tres dificultades que son ya clásicas en los tests de AUTOMUNDO: el curvón del fondo, !a curva de Ascari y la horquilla. Para su comentario, nos remitimos a las constancias gráficas y sus correspondientes epigrafes.

IKA Rambler Classic Custom Tornado Jet

Si alguna vez, señor lector dueño de un Rambler T.J., el tipo de piso, las condiciones meteorológicas o su propia vehemencia inducen el auto hacia un trompo, quédese tranquilo. Déjelo en paz y no pasará nada. Si existen otras consecuencias, será culpa suya y no del automóvil

IKA Rambler Classic Custom Tornado Jet

Y ahora ...

....al dar fin a esta relación entre AUTOMUNDO y el Rambler Tornado Jet, lo hacemos con cierta nostalgia. Nos entendíamos bien.
Lo hacemos con dos consejos a los posibles usuarios: si alguna vez, una excesiva vehemencia de carácter en la conducción lleva al "R.T.J." hacia un trompo, ¡no tengan miedo! No pasa nada. Y al salir de viaje prevean la posibilidad de reposición del regulador de voltaje ... Nos falló en dos oportunidades. En otros casos, vistos pero no sufridos, fue el alternador el culpable.
Lo expuesto, sin que, al despedirnos, haya disminuido en nada el placer de decirle al Rambler Tornado Jet, esta vez sin aprehensiones y con respeto ...
-iMucho gusto, Mr. Tornado Jet .... !

Por Miguel Ángel Barrau

Las mejores imágenes de esta prueba en Alta Resolución

Click para ampliar
Click para ampliar

 

Deja tu comentario sobre este Road Test




Cotizá ahora el seguro para tu auto

VELOCIDAD MÁXIMA 164.000 KM/H

ACELERACION

0 400 m

17s 3/5

0 a 80 Km/h

8s 4/5

0 a 100 Km/h

12s 3/5

0 a 120 Km/h

19s 4/5

0 a 140 Km/h

28s

40 a 60 Km/h en 2da

2s 2/5

60 a 80 Km/h en 2da

3s 1/5

80 a 100 Km/h en 2da

4s

60 a 80 Km/h en 3era

4s

80 a 100 Km/h en 3era

5s 1/5

100 a 120 Km/h en 3era

6s

120 a 140 Km/h en 3era

8s 1/5


DISTANCIA DE FRENADO (*)

Vel

Tiempo

Metros

80 Km/h a 0

2s 3/5

18.70 m

100 Km/h a 0

3s

40.90 m

120 Km/h a 0

3s 3/5

58.70 m

140 Km/h a 0

4s 3/5

76.90 m


(*) Neumáticos inflados a 24 lbs/pulg2. Tipo de pavimento: hormigon seco. Se promedian tres intentos con adecuados intervalos entre sí
CONSUMO
 
Km/Lt
Ciudad
7.4
Ruta
A nivel, pavimento
9.0
Sinuoso, en trepada, pavimento
6.2
A nivel, tierra pesada
7.2
A nivel, ripio fino
8.0
Sinuoso, en trepada, ripio suelto y grueso
5.6

VELOCIDADES MINIMAS
En 2da
10 Km/h
En 3era
15 Km/h

VELOCIDADES MAXIMAS
En 1era
65 Km/h
En 2da
120 Km/h
En 3era
164 Km/h

 

Conviene tener presente que ...

... en ralentí, la velocidad de rotación no debe superar las 600 rpm
... la luz de válvulas es de 0.17 a 0.20 mm (0.007 a 0.008 de pulgada)
... la bomba de nafta, a velocidad de arranque, debe tener una presión de 0.250 a 0.390 kg/cm2; que el vacío de la misma no debe ser inferior a 10 mm de mercurio como mínimo, a igual velocidad
... el flotante del carburador debe ajustarse a 9.5 mm (3/8")
... el orden de encendido es 1-5-3-6-2-4
... la puesta a punto del encendido se obtiene 3 grados antes del punto muerto superior a 600 rpm
... la luz de platinos es de 0.5 mm (0.020")
... la luz de bujías es de 0.76 mm (0.030")
... la batería debe conectarse con el borne negativo a masa
... el juego libre del pedal de embrague debe ser de 21 mm
... el juego libre entre cojinete de empuje y palancas de desembrague debe ser de 1.5 mm (0.060")
... el recorrido libre del pedal de freno debe ser de 12.7 mm (1/2")
... la presión de inflado en frío, para ruedas delanteras y traseras, debe ser de 24 lbs/pulg2 (1.7 kg/cm2)
... que la alineación de las ruedas delanteras es la siguiente: Avance 0° 1/4°; Comba 0° 1/4°; Inclinación perno punta de eje 6° 11" 1/4°; Convergencia 3.2 1.6 mm (1/8 1/16"). Divergencia rueda interior 20°; Divergencia rueda exterior 17° 46'
... que el termostato abre a 76° C
... que la tapa de radiador no debe reemplazarse indiscriminadamente, que tiene una válvula que abre a 0.63 kg/cm2
... que la capacidad de aceite de motor es de 3.850 litros y al reemplazar ambos filtros se debe agregar 1.700 litro

IKA Rambler Classic Custom Tornado Jet

IKA Rambler Classic Custom Tornado Jet

Variamos la costumbre. En vez de fotografiar el motor y el baúl al presentar el automóvil, preferimos hacerlo al final. Así es como quedan luego de un prolongado test. Así es como usted, amigo lector, puede tenerlos en su auto si hace como nosotros: 6.000 Km de todo tipo de rutas en 20 días ... ¡Y no lo limpia nunca!

IKA Rambler Classic Custom Tornado Jet

IKA Rambler Classic Custom Tornado Jet
En el mapa se muestra nuestro itinerario, durante el Road Test. Todo tipo de tratamiento a la solidez del conjunto. El kilometraje recorrido y los promedios autoimpuestos dicen el resto

Características técnicas

Motor

Tornado Jet. Modelo OHC 230. Seis cilindros en línea, válvulas y árbol de levas a la cabeza. Diámetro de los cilindros 84.937 mm Carrera del pistón 111.12 mm. Cilindrada 3.770 cm3 (230 pulg2). Relación de compresión 8.5:1. Par motor 30 kgm a 2.000 rpm. Potencia máxima 145 HP (142 CV) a 4.200 rpm. Tapa de cilindros de fundición gris. Sistema de enfriamiento 11.6 litros. Lubricación forzada a presión. Filtro de aceite de flujo total y en derivación. Alimentación por carburador Carter RBS 3957 S. Bomba de nafta Carter M 3561 S

Encendido

Distribuidor con avance centrífugo y al vacío. Condensador 0.25 a 0.28 microfaradios. Bobina en baño de aceite 12 voltios. Bujías Champion L - 87 Y

Sistema eléctrico

Batería negativo a masa. Tensión 12v. Capacidad 55 Amperios / hora. Motor de arranque tipo serie. Tensión 12v (nominal). Alternador a diodos rectificadores 12 voltios. 40 amperios. Flexión correa del alternador 13 mm

Transmisión

Embrague monodisco seco por placa de presión. Accionamiento desde el pedal hidráulico. Juego libre del pedal 21 mm. Caja de velocidades tipo selectivo con 2da y 3era sincronizadas. Engranajes helicoidales. 3 velocidades de arranque y 1 de retroceso con las siguientes relaciones: 1era 2.798; 2da 1.551; 3era 1:1. Marcha atrás 3.798:1. Puente trasero semiflotante. Engranaje hipoidal. Desmultiplicación 3.73:1.

Dirección

Caja de dirección Saginaw tipo tornillo y tuerca sinfín con bolillas recirculantes. Desmultiplicación 24:1 (20:1 con dirección de potencia). Diámetro de giro 12.70 m

Frenos

Hidráulicos autocentrantes en las cuatro ruedas. Opcionalmente puede utilizar frenos de potencia y freno a disco en las ruedas delanteras. Recorrido libre del pedal de freno 12.7 mm

Neumáticos

Súper Cushion en medida 7.75 x 15" (4 telas)

Suspensión

Delantera. Independiente, a trapecio articulado con resortes helicoidales. Amortiguadores hidráulicos, acción directa y doble efecto con tope hidráulico
Trasera. A resortes helicoidales. Puente rígido con tubo de empuje y barra Panhard. Amortiguadores hidráulicos de acción directa y doble efecto con tope hidráulico

Carrocería

Tipo autoportante. Altura 1.420 mm Ancho 1.892 mm Largo 4.976 mm Distancia entre ejes 2.845 mm Trocha delantera 1.488 mm Trocha trasera 1.471 mm Despeje del suelo 180 mm. Peso 1.541 Kg. Tanque de combustible 75 litros.

Vea también

IKA Rambler Ambasador

Road Test del IKA Rambler Ambassador
Revista Parabrisas Nro 59. Octubre de 1965

NOTA PARA FORISTAS, WEBMASTERS, ETC.Si te ha gustado este test y vas a usarlo en un foro, sitio web o cualquier otra publicación, por favor no olvides mencionar que lo obtuviste de Test del Ayer además de incluir un link a este sitio.

Muchas gracias.


 

 


Road Test de autos argentinos de mas de 10 años de antigüedad
Por Gustavo Ernesto López
email gustavolopez@testdelayer.com.ar

Cantidad de visitas