Nacionales

Importados

F1 Web

Test del Ayer

Búsqueda personalizada

Road test de autos argentinos de mas de 10 años de antiguedad

Por Gustavo Ernesto López
. Twitter Facebook El Blog de Test del Ayer

Siam Di Tella Argenta - 1962

 

Con la tradicional sobriedad inglesa

 

Revista Parabrisas Nro. 22. Septiembre de 1962

 

Siam Di Tella Argenta

En la ciudad, la pick up Argenta se comporta como un vehículo ágil y muy manejable, aunque bajo severas cargas esta condición desaparece. En la ruta y en la montaña tiene un comportamiento razonable, condición que, como la anterior, se ve disimulada cuando la carga transportada llega cerca del límite

La incorporación de la Argenta a la serie de Road Test que realiza la revista Parabrisas responde primordialmente a las características del vehículo, un "dual".
La descripción de esta pick up fue publicada en la revista en el número correspondiente al mes de noviembre / diciembre de 1961 en la sección "Aquí está..." y en la que se ponen de manifiesto esas características, que al acercarla al automóvil, la acercan a la idea de la revista Parabrisas.
La pick up Argenta, fabricada en la República Argentina por Siam Di Tella Automotores, es una "dual" liviana, apropiada para movimientos de carga rápida y para transporte personal.
Corresponde entonces interpretar este Road Test como un compromiso entre las características de automóvil y pick up, ya que tanto unas como otras, deben intervenir en el juicio de los testers y, en la posterior apreciación que puedan hacer los futuros o probables compradores.

Primeras impresiones

Desde lejos, la Argenta da la impresión de ser un vehículo estéticamente proporcionado, con el tamaño de la cabina de acuerdo con la longitud de la caja y el largo del capot. Las dimensiones del rodado, 640 x 15, contribuyen en gran manera a esta primera impresión. La medida de altura de la pick up, sin ser excesiva, hace que el diseño de la cabina sea elevado, dentro de la cual, el conductor se sienta en una posición muy erguida. La línea de la cabina tiende a seguir la inclinación de los guardabarros delanteros, lográndose un efecto de continuidad entre la cabina y el capot.

Siam Di Tella Argenta

Todo el diseño responde indudablemente a la tradicional sobriedad inglesa, tradicional porque indudablemente hasta el espíritu inglés se pierde ante la avalancha de estilos standarizados "a lo Pininfarina".
Entrar y salir de la Argenta es una operación poco riesgosa, en la cual, la integridad física de los ocupantes está resguardada por el amplio espacio que descubren las puertas, tanto en el sentido vertical como en el longitudinal. El parabrisas de corte no envolvente permite un diseño de corte de puertas sin salientes que choquen con las rodillas. Por otro lado, la profundidad del asiento queda ampliamente comprometida dentro del corte de la puerta, con la comprensible comodidad.
Una vez frente al volante se observa que la posición del mismo es natural y que las manos reposan con comodidad en los tres cuartos superiores del aro de guía. El semiaro de bocina está radicado en la parte inferior del volante, cuando el automóvil anda en línea recta y es fácilmente alcanzable con los dedos pulgares, siendo su accionamiento muy liviano.
Directamente frente al volante, y visto a través de la media porción superior, se encuentra el pequeño tablero de instrumentos, que comprende el velocímetro, con su correspondiente cuentakilómetros y parcial de "vuelta a cero", el medidor de temperatura del agua (tipo de aguja), el manómetro de aceite que debe andar normalmente en las cincuenta libras, una lucecita azul indicadora de los faros de ruta y otra que indica cuando la dinamo dejó de cargar.
En
el lado derecho de la columna de dirección se encuentra la palanca de cambio de velocidades, que por algún extraño proceso de adaptación, queda con la posición de las marchas completamente fuera de las normas en uso.
La primera está adelante y arriba, la segunda, adelante y abajo, la tercera, atrás y arriba, y la cuarta, directamente abajo de esta última. El movimiento de la palanca de cambios no es totalmente preciso, y el recorrido de la misma nos parece excesivamente largo.
La Argenta se pone en marcha dándole contacto con una llave situada al medio del panel y tirando hacia afuera de una perilla que mecánicamente actúa sobre el motor de arranque. Este sistema, si bien efectivo, va en contra de la moderna tendencia de confort y comodidad, que señala como óptima una llave única de contacto arranque.
El comando de las luces de posición radica en una llave circular que rodea la de contacto y que girando en el sentido de las agujas del reloj, va encendiendo primero, posición, y luego, luces de ruta. El sistema de iluminación cuenta con una llave inversora de dos puntos que permite hacer guiñadas con el aro de bocina del volante. Las luces, tanto las de posición como las de ruta son realmente efectivas. El cambio de alta a baja se efectúa por medio de la clásica llave de pie (lado izquierdo) situada tal vez demasiado alta sobre el torpedo.

Siam Di Tella Argenta

La situación general de manejo es cómoda y la posición erguida a que obliga el diseño del asiento permite ver el guardabarros del lado derecho, cosa que no viene del todo mal en un tránsito como el que se acostumbra en la ciudad de Buenos Aires.
La posición de los pedales es correcta; están bien espaciados entre sí y dejan un amplio espacio para los pies, especialmente del embrague, cuando están en posición de reposo.
Las puertas carecen de posabrazos. Para el conductor, esto no es una ventaja, porque del lado izquierdo no tiene ningún apoyo en el cual descansar el brazo, que se encuentra aprisionado entre el cuerpo del conductor y la puerta. Un apoyo situado algo hacia adelante, permitiría más comodidad sin tener que recurrir al feo expediente de tener que sacar el brazo por la ventanilla.
Resumiendo, puede considerarse como un vehículo cómodo para la ciudad, por la visibilidad de detalles que permite. Luego de varias horas de conducción, empieza a notarse cierta fatiga, causada evidentemente, por la escasa reclinación del respaldo.

Condiciones de marcha

La pick up descargada (sin carga en la caja se entiende) se comporta en la ruta y en la ciudad prácticamente como un automóvil que tuviera la suspensión un tanto dura, cosa que en el fondo resulta una ventaja cuando se piensa en alguno de esos poderosos baches. Es relativamente ágil y conserva la característica de flexibilidad del motor del automóvil Di Tella 1500. Esto significa que puede levantar velocidad desde abajo, aún en el caso de tener enganchada una marcha alta. Con la cuarta velocidad puesta, esto puede hacerse desde los veinte / veinticinco kilómetros por hora aproximadamente, sin sentir trepidaciones provenientes del grupo motriz.
La caja de velocidades es razonablemente silenciosa, notándose cierto ruido de transmisión al levantar el acelerador en las marchas bajas.
Las relaciones de engranajes de la caja de cambios están espaciadas considerando el uso de carga. De este modo la primera velocidad, con su relación de 3.945:1 resulta muy corta para el tránsito sin carga y prácticamente su uso es muy restringido. Las otras marchas, segunda, tercera y cuarta, están espaciadas como en un automóvil convencional de tres marchas y es así como la práctica indica que hay que manejarla siempre sin carga.

Siam Di Tella Argenta

Los frenos son efectivos, no destacan signos de "fade" y el pedal es liviano. El pedal de embrague es algo pesado y luego de cierto tiempo de conducción, sobre todo en el tránsito intenso, resulta cansador. Pero, como sucede con muchas cosas, es cuestión de acostumbrarse..., o de entrenarse, dicen por ahí.
En lo que se refiere a las condiciones de manejo en la ruta y a velocidad se nota una tendencia a irse de cola, que en la jerga automovilística se denomina "oversteer". Se produce entonces el efecto de que los baches y golpes de viento, ya sean enviados por Eolo o por algún camión que viene en contra, descolocan a la Argenta de su línea de marcha y es necesario el uso intensivo de un elemento de que viene provista y que recibe el nombre de volante de dirección. Nos vemos en la obligación de hacer la siguiente aclaración: la pick up testeada por Parabrisas tenía una hoja más en los elásticos traseros de ballesta, por razones de trabajo pesado, pero de todos modos, creemos que con los elásticos originales esta circunstancia no variaría mucho.
El oversteer de la Argenta no es excesivo. Corresponde en más o en menos a los valores normales en diseños automovilísticos de este tipo.
Con la pick up cargada, las cosas cambian. Nuestras pruebas se realizaron con quinientos kilogramos de carga, que la fábrica da como máximo dentro de las normas de seguridad. Andando a velocidad, se pone algo difícil. Las curvas deben ser tomadas más abiertas (siempre hablando de iguales velocidades) y la amortiguación, que sin carga es muy buena, disminuye notablemente su efectividad, dando la sensación de flotante. Evidentemente, las prestaciones mecánicas del vehículo disminuyen notablemente, aunque su velocidad tope se conserve aproximada.
En cuanto al consumo, no existen diferencias fundamentales entre las pruebas con carga o sin ella. Creemos, de todos modos, que los consumos comprobados son algo exagerados y podemos atribuirlos al ajuste no correcto del carburador.
La visibilidad desde el puesto de conducción no es excesiva. Hacia adelante, ver el guardabarros derecho ayuda mucho. Los parantes del parabrisas cortan la línea de visión del conductor, sobre todo lo que corresponde al lado izquierdo y en curvas cerradas. Hacia atrás, la línea de visión, a través del espejo retrovisor interior, se ve cortada por la caja. Esto no debe ser tomado como un defecto sino como consecuencia lógica del funcionalismo del vehículo.
Atrás de la ventanilla existe una zona ciega muy grande, causada por la porción de cabina sin cristales que media entre dichas ventanillas y la luneta trasera. Este es tal vez el cargo más importante que pueda hacerse en cuanto a la visibilidad del vehículo.
La porción barrida por los limpiaparabrisas es razonable en proporción a la totalidad del cristal, y la cadencia de los mismos también llega a un término medio aceptable. 54 barridas por minuto.
Los pedales son colgantes, detalle que a todos no agrada; su acción es suave y precisa. Frena bien y su reacción en el tránsito lo convierte en un vehículo ágil. Tiene indicador intermitente de viraje. La estilización de la trompa es la que correspondía al anterior Austin Cambridge; no es desagradable, aunque hubiera sido de desear una mayor economía de líneas.
Con la obtención de estos datos de performances y el viaje realizado por llano, montaña, asfalto, tierra y ciudad, se da por finalizado el Road Test sometido a la Argenta por la Revista Parabrisas. De estas pruebas se han extraído una serie de impresiones, que finalmente son el fundamento para un juicio favorable.
En la ciudad, la pick up Argenta se comporta como un vehículo ágil y muy manejable, aunque bajo severas cargas esta condición desaparece. En la ruta y en la montaña tiene un comportamiento razonable, condición que, como la anterior, se ve disimulada cuando la carga transportada llega cerca del límite.
No obstante, desde el momento en que rara vez se usa un vehículo al máximo de sus posibilidades, todo probable o futuro comprador debe considerar que, tal vez, la pérdida de ciertas prestaciones bajo carga máxima no sea un verdadero inconveniente.

Pueden dejar sus comentarios sobre este test en el Blog de Test del Ayer

Deja tu comentario sobre este Road Test

 




CONCLUSIONES

Los más

  • Diseño sobrio

  • Buena accesibilidad
  • Posición de manejo natural y cómoda
  • Excelente comportamiento sin carga
  • Elasticidad del motor
  • Frenos efectivos

Los menos

  • Recorrido poco preciso de la palanca de cambios y exageradamente largo

  • Sistema de arranque por perilla
  • Ausencia de posabrazos en las puertas
  • Pedal de embrague pesado
  • Sensibilidad a los vientos laterales
  • Comportamiento inestable con carga máxima
  • Limitada visibilidad hacia atrás

VELOCIDAD MÁXIMA 105.000 KM/H
Promedio de varias corridas en sentidos opuestos

Equipo de test

- Ronald Hansen
- Emilio R. del Valle (n)
- Guillermo Mártire
En las pruebas de aceleración y frenado en el Autódromo Municipal de la Ciudad de Buenos Aires, condujo el piloto de fábrica, en este caso el Sr. Goliardo Dondero de Siam Di Tella Automotores

ACELERACIÓN

Sin carga

Con carga

0-20 Km/h

2s 2/5

3s 4/5

0-40 Km/h

5s 3/5

8s 1/5

0-60 Km/h

11s 2/5

17s 1/5

0-80 Km/h

20s 3/5

35s 4/5

0 - 500 m

26s 2/5

LA DIFERENCIA ENTRE LA PICK UP SIN CARGA Y CARGADA CON 500 KG. ES NOTABLE. POR EJEMPLO, A LOS VEINTE SEGUNDOS DE LA PARTIDA, LA PICK UP SIN CARGA LLEGÓ A LOS 68 KM/H Y CON LA CARGA SÓLO A 65

DISTANCIA DE FRENADO (m)

Vel

Sin carga

Con carga

20 Km/h - 0

3.55 m

4.65 m

40 Km/h - 0

8.10 m

8.60 m

60 Km/h - 0

16.10 m

17.00 m

80 Km/h - 0

28.40 m

28.00 m

100 Km/h - 0

45.40 m

-

LA ESTABILIDAD DE LOS FRENOS SE CONSERVA APROXIMADA, AUNQUE LOS TIEMPOS DE FRENADA SE ALARGAN CON 500 KG

CONSUMO (km/l)

Vel

Sin carga

Con carga

En ruta

8.9

7.7

En ciudad

7.8

6.8

En ruta a 80 Km/h

8.5

7.3

LUMINOSIDAD DE FAROS

Faros altos

2.9 lumens / m2

Faros medios

1 lumen / m2


ERROR DEL VELOCÍMETRO

Vel Indicada

Vel Real

18

20

39

40

59

60

78
80
95
100

IMPERMEABILIDAD
Buena, algunas filtraciones menores en los marcos del ventilete derecho y debajo de las puertas

DIÁMETRO DE GIRO

A la derecha

9.54 m

A la izquierda

9.54 m

Siam Di Tella Argenta

Siam Di Tella Argenta

VISIBILIDAD DE LA ARGENTA. LA PORCIÓN DE LA CABINA COMPRENDIDA ENTRE EL VIDRIO DE LA PUERTA Y LA LUNETA TRASERA DEJA UNA ZONA DE SOMBRA O CIEGA DE RESPETABLES PROPORCIONES. LA VISIBILIDAD HACIA ATRÁS SE VE RESTRINGIDA POR LA CAJA DE CARGA DE LA PICK UP, PERO ESTO SUCEDE EN TODAS LAS PICK UPS

Características técnicas

Motor

4 cilindros en línea de 73.025 x 88.9 mm. Cilindrada 1.489 cm3. Relación de compresión 7:1 Potencia máxima 47 HP a 4.100 rpm Block y culata de fundición. Válvulas a la cabeza con varillas y botadores. Refrigeración forzada de agua por bomba, con circuito de presión (4 lb por pulgada cuadrada)

Caja de velocidades

Caja de 4 velocidades hacia adelante y marcha atrás. 2da, 3era y 4tas sincronizadas. Relaciones finales 1era 19.232 :1 2da 11.715:1 3era 7.264:1 4ta 4.857:1 Marcha atrás 25,151:1 Palanca de cambios sobre la columna de dirección

Suspensión

Suspensión Delantera: A trapezoide deformable con espirales.
Suspensión Trasera: Hotchkiss Drive con elásticos longitudinales. Amortiguadores a doble pistón hidráulicos.

Frenos

HIdráulicos en las cuatro ruedas. Mecánica manual sobre las traseras.

Sistema eléctrico

De 12 voltios con batería de 38 amperes / hora

Dimensiones

Distancia entre ejes 2.510 mm Largo total 4.290 mm Ancho total 1.590 mm Altura máxima 1.610 mm Peso completo, sin nafta 1.003 Kg Carga máxima admisible 500 Kg

Ruedas

Rodado 640 x 15

Vea también

Siam Di Tella 1500

Road Test del Siam Di Tella 1500
Revista Parabrisas Nro 20. Julio de 1962

Di Tella Magnette

Road Test del Siam Di Tella Magnette
Revista Parabrisas Nro 45. Agosto de 1964

NOTA PARA FORISTAS, WEBMASTERS, ETC.Si te ha gustado este test y vas a usarlo en un foro, sitio web o cualquier otra publicación, por favor no olvides mencionar que lo obtuviste de Test del Ayer además de incluir un link a este sitio.

Muchas gracias.


 

 


Road Test de autos argentinos de mas de 10 años de antigüedad

Por Gustavo Ernesto López

email gustavolopez@testdelayer.com.ar

Cantidad de visitas