Nacionales

Importados

F1 Web

Gustavo López Productor de Seguros

Test del Ayer

Road test de autos argentinos de mas de 10 años de antiguedad

Por Gustavo Ernesto López
. Twitter Facebook El Blog de Test del Ayer
 

Road Test Nro 831
Peugeot 505 SRD Turbo 80 CV Automático - 1985

Introducción al futuro

Revista Parabrisas Nro 91. Diciembre de 1985
Publicado en Test del Ayer en Agosto de 2022

 

Peugeot 505 SRD Turbo 80 CV Automático

 

El primer automóvil argentino con turbocompresor mantiene las características conocidas del 505, a las cuales agrega economía y un silencio notable para un diésel

Sólo una sobria sigla en la tapa del baúl diferencia exteriormente a este modelo de los demás 505. Dice: "Peugeot 505 SRD turbo". Es bueno tenerlo en cuenta, ya que a menos que afine mucho el oído, el observador no avisado puede confundirlo con otro auto de la línea top de SEVEL. Los clásicos traqueteos y vibraciones del motor diésel, decididamente son inexistentes. O, mejor dicho, muy leves. Lo suficiente para que los encargados de cada estación de servicio lo miren con extrañeza cuando se coloque en la fila detrás de un gigantesco 1114 con acoplado, preguntando -por las dudas- ¿Gas-oil ...?.

También te puede interesar

- Prueba del Renault 11 Turbo
- Prueba del Ford Sierra Ghia S

Peugeot 505 SRD Turbo 80 CV Automático
El instrumental es muy completo así como de fácil accionamiento. Faltaría para ser ideal un manómetro de aceite

Claro, la culpa la tiene el turbo. Y la cupla también, pero ésa es otra historia. La ventaja que primero se nota proveniente del turbocompresor es ésa. La drástica disminución del ruido de funcionamiento del motor. También la escasa vibración tiene aquel origen.
Durante muchos años la industria nacional estuvo poco activa en cuanto a producción de novedades técnicas significativas. La tan mentada "competencia con los productos extranjeros" que se vivió en nuestro país a partir de los últimos años de la década pasada, si para algo sirvió fue para dar a conocer al gran público una técnica moderna y apta para el consumo masivo.

Peugeot 505 SRD Turbo 80 CV Automático

La industria argentina, luego de un paréntesis no demasiado prolongado, respondió. Y aún lo sigue haciendo. Este auto es una cabal muestra de ello. El turbo, esa palabreja que antes asustaba, ahora se incorpora por primera vez en la producción argentina de automóviles al uso cotidiano. De hecho, no es ningún misterio. El turbocompresor sirve para ahorrar combustible, mejorar la potencia y la cupla y ahorrar peso: ¿por qué entonces no utilizarlo? SEVEL eligió un motor sobrealimentado sobre el cual Peugeot posee enorme experiencia y un auto que está en lo más alto del mercado argentino. El 505 es un coche destinado a un mercado de alto poder adquisitivo y capaz de apreciar cabalmente el amplio equipo de confort que posee en todas sus versiones. Un mercado que da la prioridad a la comodidad -algo que el 505 tiene, y mucha-. Ese es un punto clave para conocer este auto. Butacas delanteras cómodas que permiten conducirlo durante largas jornadas sin un cansancio importante, comandos de luces, bocina y limpialavaparabrisas de excelente ubicación y accionamiento, un volante de tacto agradable son los principales comandos que debemos comentar. Asimismo, los interruptores eléctricos de los cuatro vidrios, así como el del techo corredizo, están dispuestos de forma tal que son de rápido acceso. En cuanto al instrumental, está compuesto básicamente por un velocímetro, un cuentarrevoluciones, indicadores de combustible y de temperatura de agua. Una luz testigo ámbar prendida indica al apagarse que se puede dar arranque. Sin embargo, se nota la ausencia de un indicador de aguja para la presión de aceite, el cual, si es bien válido en cualquier auto, su importancia aumenta en este caso, dado que el buen funcionamiento del turbocompresor depende en gran medida del circuito de lubricación, ya que el eje del mismo gira a una velocidad aproximadamente cuatro veces superior a la del cigüeñal. Digamos unas 16.000 RPM al régimen de potencia máxima (4.150 RPM).

Peugeot 505 SRD Turbo 80 CV Automático
A simple vista no puede apreciarse el turbo, que está a la izquierda, ubicado bajo el múltiple de escape. El clásico "traqueteo" del diesel apenas se percibe en el 505 SRD

Peugeot 505 SRD Turbo 80 CV Automático
El motor X2D S visto del lado del escape. Fue mejorado con el turbo

Los comandos de ventilación, calefacción y aire acondicionado se encuentran en la consola central y permiten una sencilla interpretación, así como una regulación a medida del gusto más exigente. Un reloj digital ubicado en el medio del tablero completa el panel del instrumental.
La radio -también digital- merece un párrafo aparte. Capta transmisiones de AM y FM, cuyo sonido desparrama por cuatro parlantes. Pero lo más, interesante es que posee cinco memorias (que son diez, ya que memoriza cinco estaciones en cada frecuencia) y un "buscador" de estaciones que retiene cada una durante unos cinco segundos. La radio y reproductor de casetes es de fácil accionamiento -una vez que se leyeron detenidamente las instrucciones del manual, claro-.
Las luces de cortesía son suficientes y una luz de mapa orientable colocada en el techo completa la iluminación interior. Los pasajeros que se ubiquen en el asiento trasero estarán lo suficientemente cómodos, ya que el 505 ofrece un amplio espacio, así como un apoyabrazos central y apoyacabezas. Los cinturones de seguridad, tanto delanteros como los dos traseros, son del tipo inercial y en ambos casos combinados de cinturón y bandolera.
Los seguros de las puertas son de comando hidráulico y al apretar el del conductor se traban también los tres restantes, mientras que los espejos retrovisores se comandan desde el interior. En el auto que probamos, viajando a más de 120 km/h, se modificaba el reglaje elegido. La visibilidad desde el interior es muy buena gracias a la amplia superficie vidriada que posee el 505.
El baúl -alfombrado- es muy amplio (523 dm3), y sólo es superado en amplitud por un auto de la misma fábrica, el Fiat Regatta. Las luces son eficaces y garantizan una segura marcha nocturna aun a gran velocidad, lo cual se mejora con la regulación interna de las mismas desde el puesto del conductor. Así se adecua el haz de luz de acuerdo con las condiciones de carga del coche o el gusto de quien maneja.

Peugeot 505 SRD Turbo 80 CV Automático
En su aspecto exterior, el Peugeot 505 SRD Turbo no muestra alteraciones con respecto a su hermano naftero, con la única excepción de la incorporación de un pequeño spoiler

Comportamiento

La línea del Peugeot 505 SRD turbo es la tradicional. Tipo tres volúmenes (motor, pasajeros, equipaje, y pese a tener más de un lustro de vida mantiene su vigencia. Es un auto grande para los parámetros europeos y argentinos, pero pese a ello su maniobrabilidad es buena gracias en buena parte a su dirección precisa, de fácil accionamiento por ser servoasistida.
En el comportamiento del Peugeot 505 SRD Turbo en ruta se destaca una envidiable tenida a cualquier velocidad, sin vicios ni necesidad de correcciones del volante. Cuando se pasa al lado de algún camión u ómnibus el coche no se mueve lateralmente. En curvones veloces se muestra neutro, aunque a muy alta velocidad surja una leve tendencia sobrevirante. En curvas lentas, en cambio, la sobrevirancia es mucho más notable, como es típico en autos de gran serie con tracción trasera, a lo cual se le suma en esa condición el patinamiento de la rueda interna, el cual seguramente se vería atenuado en cierta proporción si tuviese dotado de suspensión trasera independiente.
Al manejar sobre tierra o en pavimento en mal estado, el gran recorrido de la suspensión delantera afirma muy bien el auto, otorgando al conductor una seguridad envidiable.

Peugeot 505 SRD Turbo 80 CV Automático
Una característica realmente excelente de este auto lo constituye la prestación de la suspensión delantera, cuyo gran recorrido permite exigirlo sin riesgo en malos caminos

La velocidad máxima, tan sólo 3,5 kilómetros menos que la declarada por el constructor, es respetable considerando la potencia disponible en el motor Indenor de cuatro cilindros. El Peugeot 505 es un auto grande, corno ya dijimos, y podría perfectamente recibir una planta motriz de mayor potencia. Sin embargo, pese al turbo no debemos olvidarnos que es un diésel y, si consideramos tan sólo esa característica, además de los hábitos normales en los conductores argentinos, llegaremos a la conclusión de que pocos, muy pocos, utilizan una mayor velocidad que la que este auto desarrolla. De todas formas, la mejor utilización de una potencia mayor debería mejorar la aceleración, ítem donde más se nota la ausencia de algunos caballos, si bien está en valores dignos de un diésel. La elasticidad de la planta motriz fue muy mejorada con el uso del turbocompresor merced a una importante elevación del torque, el cual a partir de las 2.000 vueltas -régimen de cupla máxima- permite tener valores interesantes en la reprise a partir de 40 km/h. Los 18,8 Kgm que se disponen a esa cantidad de revoluciones significan un aumento de más del 40% respecto de los 13,4 Kgm qué se tienen en la versión no turbo. De esta forma se facilita mucho el manejo, no sólo en ciudad, sino también en caminos trabados.

Peugeot 505 SRD Turbo 80 CV Automático
Todas las pruebas de performance fueron efectuadas mediante el uso del Correvit L, complejo equipamiento a través de cuya función se establecen cifras estrictamente reales

Caja y frenos

La caja automática ZF de tres velocidades de avance contribuye a la sensación de confort que da todo el auto. Algo así como que "Hace-todo-solo" ... Permite dos tipos de uso. Colocando la directa y olvidándose de la caja. O utilizándola como una caja manual aunque sin embrague alguno que apretar. Partiendo en primera, usando la segunda y colocando la directa entre los 70 y 80 km/h. Nosotros probamos ambas variantes. De cualquier forma es comodísimo y hasta divertido. La caja posee seis posiciones: P (parking, con ruedas traseras trabadas), R (retroceso), N (neutro, ruedas traseras libres), D (directa), 2 (segunda), 1 (primera). Para acceder a las posiciones P y R se debe oprimir una tecla en la palanca de cambios. Lo que quizá falta es que se pueda visualizar por medio de una luz u otro sistema la posición en que se encuentra el cambio.
Los frenos, tal como en toda la serie 505, son efectivos y sin ningún vicio en su accionamiento. El auto frena derecho y bien, aun en condiciones de adherencia críticas, como pueden serlo el pavimento o los adoquines mojados, donde el frenado es óptimo. La asistencia de un servofreno facilita en mucho la tarea, sin necesidad de aplicar demasiado esfuerzo sobre el gran pedal. Esta característica habla en favor del coche, ya que si bien el SRD turbo posee mayor peso sobre el eje delantero que la versión naftera, no ha cambiado nada en lo que hace al frenaje. Los discos delanteros y los tambores traseros lo detienen muy bien.

Peugeot 505 SRD Turbo 80 CV Automático
El asiento trasero permite que hasta tres pasajeros viajen cómodos. El tapizado en "tweed" tiene excelente terminación

En cuanto al consumo, el turbocompresor vuelve a hacer sentir su efecto. Una disminución del orden del 15% respecto del motor no turbo es rápidamente apreciable. Por otra parte, el hecho del que sea diésel posibilita que, a una misma velocidad sostenida, el gasto se reduzca en más de tres veces y media en consideración a la versión naftera. Ese, probablemente, sea el punto clave para la adquisición de un SRD turbo. Tendiendo a un público de alto poder adquisitivo y que recorra muchos kilómetros anualmente. Los 21.278 australes que tiene como precio de lista -el único opcional que puede agregarse es la pintura bicapa, que significa una erogación de 322 australes comprende íntegramente el equipo de confort. Ese precio lo transforma en el auto más costoso de la industria argentina, a la cual ha llegado, luego de una década, el turbocompresor, transformándose en la avanzada tecnológica que, a pasos agigantados, está mejorando los automóviles argentinos.

Por Eduardo Enrique Neira
Fotos E.E.N. y Foto Bellido
Agradecemos a Pinamar S.A. por la colaboración prestada para la realización de este road test.

Galería de imágenes

<Click en las imágenes para ampliar>

Deja tu comentario sobre este Road Test




Cotizá ahora el seguro para tu auto

VELOCIDAD MÁXIMA 148.500 KM/H
En Directa a 4.750 rpm

ACELERACIÓN

0 - 100 Km/h

19.2 s

0 - 100 Km/h

19.2 s

0 - 100 Km/h

19.2 s

0 - 100 metros

9.4 s

0 - 400 metros

21.5 s

0 - 1000 metros

39.0 s

40 - 60 Km/h

4.4 s

40 - 80 Km/h

13.9 s

40 a 100 Km/h

17.0 s

40 a 120 Km/h

28.7 s

40 a 140 Km/h

42.6 s

ERROR DEL
VELOCÍMETRO (Km/h)

Vel indicada
Vel real
40
37
60
56
80
75
100
94
120
114
140
134

CONSUMO

Vel Km/h
l/100 Km
60
5.1
70
5.2
80
5.5
90
6.2
100
7.2
110
8.3
120
9.5
130
9.9
140
12.2

FRENADA

40 Km/h a 0

9.2 m

60 Km/h a 0

18.1 m

80 Km/h a 0

34.2 m

100 Km/h a 0

50.5 m

120 Km/h a 0

74.4 m

140 Km/h a 0

110.8 m



Las ruedas son de agradable diseño y garantizan la refrigeración de los frenos


Para "estacioneros" distraídos. La tapa del tanque de combustible tiene la inscripción "Gas-oil"

LA TÉCNICA

Peugeot 505 SRD Turbo 80 CV Automático
El turbocompresor disminuyó el consumo

El motor utilizado en este modelo es el conocido Indenor X2D, que en esta su versión sobrealimentada -por medio de un turbocompresor Garret T 03- se denomina X2 DS, de 2.304 cc. de cilindrada y árbol de levas lateral. Su block es de hierro fundido, mientras que la tapa de cilindros es de aleación liviana. Los autos de la marca sobre los cuales se ha colocado esta planta impulsora han sido muchos. En la versión atmosférica lo recibieron el 504 GRD y la pick-up 504 diésel. Ambos vehículos fabricados en la Argentina. En el caso de autos construidos en Francia, han recibido -o reciben- este motor (X2D) el 504, la familiar 504 y el 505. Por otra parte, la versión turbo fue colocada por primera vez en 1979 sobre un modelo del Peugeot 604, el primer auto diésel de turismo europeo de fabricación masiva sobrealimentado por un turbo compresor. Las características y performances de aquel motor y de este que nos ocupa son idénticas, variando tan sólo la ubicación del filtro de aire y los conductos respectivos.
La suspensión delantera continúa siendo compuesta por elementos McPherson, parrillas y barra estabilizadora, mientras que la trasera está integrada fundamental-mente por un eje rígido.
La caja automática ZF de tres velocidades de avance, probablemente no sea la mejor elección en lo que se refiere a las posibilidades de aprovechamiento de la potencia del motor, que por cierto no sobra. Pero que sin duda sería mejor utilizada a través del uso de una caja manual de cinco marchas, contando sobre todo con la excelente curva de torque del X2DS.

Características técnicas

Motor

Diésel. XD2 S. Block de fundición de hierro, tapa de cilíndro en aleación liviana. 4 cilindros en línea. Delantero longitudinal inclinado 20 grados. Diámetro por carrera 94 x 83 mm. Cilindrada 2.304 cm3. Relación de compresión 21:1. Potencia máxima 80 CV a 4.150 rpm. Torque máximo 18.8 kgm a 2.000 rpm. Distribución por árbol de levas lateral. 8 válvulas (2 por cilíndro). Lubricación forzada. Alimentación por bomba inyectora rotativa. Sobrealimentación por Turbocompresor Garret T03 o KKK. Inyectores Bosch atornillados. Refrigeración por bomba centrífuga.

Transmisión

Tracción trasera. ZF Automática de tres velocidades y retroceso. Comando al piso con seis posiciones. Convertidor de cupla hidráulica. Diferencial trasero hipoidal. Relación 13 x 45 (3.4615:1)

Suspensiones

Delantera. McPherson independiente. Amortiguadores hidráulicos, resortes helicoidales, barra estabilizadora y barra antirrolido.
Trasera. Eje rígido. Amortiguadores hidráulicos, resortes helicoidales y barra de torsión.

Frenos

Adelante a disco de 273 mm de diámetro. Atrás a tambor. 182.5 cm3 de superficie frenante por rueda. Asistidos con servofrenos, doble circuito y con válvula compensadora de frenaje. De mano sobre las ruedas traseras. 13 posiciones.

Dirección

Piñón y cremallera asistida. Diámetro de giro entre paredes 10.2 metros. Entre cordones 9.01 metros

Electricidad

Batería de 80 amp/h. Tensión 12 v. Alternador de 80 ampéres. Bujía de precalentamiento 11 v rápidas

Neumáticos

Fate AR 28. 195/70 HR14. Presión 23 libras adelante y 26 libras atrás

Carrocería

Autoportante de acero de cuatro puertas, tres volúmenes y 5 plazas. Peso en orden de marcha 1.260 kg (incluye 15 kg de techo corredizo, 25 de aire acondicionado y 10 kg de dirección asistida). Carga autorizada 560 Kg. Capacidad de remolque 1.000 kg a 80 km/h. Cárter motor 5 litros de aceite. Tanque de combustible 50 litros de gas-oil. Refrigeración 10 litros. Caja de velocidades 5.2 litros. Puente trasero 1.6 litros. Liquido de frenos 0.421 litros. Largo 4.579 mm Ancho 1.720 mm Alto 1.450 mm Entre ejes 2.743 mm Trocha delantera 1.460 mm Trocha trasera 1.430 mm Despeje del suelo 0.170 mm

Vea también

Peugeot 505 SRD Turbo

Road Test del Peugeot 505 SRD Turbo 95 CV
Revista Parabrisas Nro 114. Noviembre de 1987

NOTA PARA FORISTAS, WEBMASTERS, ETC.Si te ha gustado este test y vas a usarlo en un foro, sitio web o cualquier otra publicación, por favor no olvides mencionar que lo obtuviste de Test del Ayer además de incluir un link a este sitio.

Muchas gracias.


 

 
 


Road Test de autos argentinos de mas de 10 años de antigüedad
Por Gustavo Ernesto López
email guerlopez@gmail.com

Cantidad de visitas