Nacionales

Importados

F1 Web

Test del Ayer

Búsqueda personalizada

Road test de autos argentinos de mas de 10 años de antiguedad

Por Gustavo Ernesto López
. Twitter Facebook El Blog de Test del Ayer

Isard 700 Kombi - 1964

¿Se le puede pedir más?

Revista Parabrisas Nro 40. Marzo de 1964
(Test disponible gracias a la amabilidad de Atilio Pagani)

 

Isard 700 Kombi
Las antiparras sobre el casco son pura fanfarronería, no más. Quedaron puestas de un test de motos. La Kombi, muy bien; hay que saber llevarla

CORREO PARABRISAS se había convertido últimamente en un frondoso receptáculo de cartas que reclamaban la publicación del Road Test de la Kombi Isard. Sabemos que se está vendiendo mucho, que no hay quejas del modelo, y que en general confirma la simpática impresión que produjera el sedan en las masas automovilísticas del país...

La Kombi fue -por cierto- bienvenida. La primera opinión del equipo se refirió al dibujo. Quedó unánimemente reconocido el equilibrio logrado en el diseño, cosa que en mayor o menor escala se le discutió al sedán, y a pesar de mantener la misma distancia entre ejes, las trochas exactas y la altura similar, con la prolongación del techo hasta el paragolpes trasero se obtuvo una línea armónica y elegante, que no se apartó absolutamente de la idea original.

Primeras impresiones

La poca altura de los asientos en relación con el piso del auto, nos dio la sensación de que aún un piloto extremadamente alto podría manejarlo con comodidad. Esto vale tanto para los delanteros como para los traseros, pero probablemente quien viaje en el asiento de atrás vea afectada su comodidad longitudinal cuando el anterior sea desplazado hasta el fondo de su recorrido.
Muchas veces sucede que un auto, aparentemente angosto, ofrece en su interior más espacio lateral que el sospechado, y esta es una de las peculiaridades de la Kombi Isard. Dos pasajeros en cada asiento viajan con toda comodidad, y si ocasionalmente comprobamos que la capacidad puede ser extensiva a tres aun en severo perjuicio de la holgura, no lo recomendamos desde ningún punto de vista. Los Isard son vehículos para cuatro pasajeros, y en el caso de la Kombi -aparte- para un volumen considerable de equipaje.

Isard 700 Kombi

El sedán que habíamos testeado era un autito de flota, es decir, afectado al servicio interno de la fábrica, pero al retirar la Kombi con solo 700 kilómetros, flamante, nuevita, vimos desaparecer algunas cosas que merecieron nuestro reparo y que evidentemente había provocado el uso intensivo y el cambio de mano en mano. Por ejemplo, el recorrido del embrague no demostró celos criticables, los discos comenzaron a tomar contacto aproximadamente a la mitad de la trayectoria del pedal, y algunos ruidos que habíamos observado al cambiar de marcha con rapidez, quedaron eliminados de hecho.
La selección de relaciones para la caja de velocidad, obliga al manejo ágil. La cuarta tira francamente solo a partir de los 60 km/h, y para la conducción ciudadana bastan y sobran las tres velocidades inferiores. Aparte, que las cuatro sean sincronizadas resuelve muchos problemas de tránsito lento. Hay gente que critica el diagrama (primera y tercera abajo, segunda y cuarta arriba) e incluso las cálidas opiniones de nuestros "testers" estuvieron divididas en un principio, pero primero el dibujo en la bocha de la palanca, y luego la paulatina aclimatación al sistema, permitieron que el criterio se aunara cordialmente.
Es muy probable que el problema de adaptación al esquema sea particularmente nuestro, acostumbrados a pasar de auto en auto. Por lo tanto, creemos que un "isardista" consuetudinario no se enfrentará con pequeños problemas de ese tipo. Por otra parte, los Isard no son los únicos que tienen invertido el dibujo tradicional, y nuevamente explicamos que eso se debe a que originalmente el conjunto -motor caja- fue diseñado para instalación y tracción posterior. En cuanto a las relaciones de la caja, opinamos que fueron inteligentemente seleccionadas.
El volante tiene dos rayos y botón central de bocina. Ni el diámetro ni la sección del aro merecieron nuestra observación. Por otra parte, nos pareció muy bién que marchando en línea recta no dificulte la consulta al velocímetro, único instrumento de aguja en el tablero. Presión de aceite, reserva de combustible, luz larga y carga de la dinamo son indicadas al conductor por luces testigo.

Isard 700 Kombi
La Kombi Isard es realmente un vehículo utilitario. Muy "cabedor" de acuerdo con su tamaño, buen índice de consumo. El radio de viraje le permite estacionamientos rápidos y maniobras ágiles. Bueno para la ciudad. Poco espacio de estacionamiento

Un detalle interesante: sobre la columna de dirección y a la izquierda, la misma palanca que comanda el indicador de giro se utiliza para guiñar con luz alta. Naturalmente, la operación está reservada a los momentos en que se circula con luz media, pero aún en autos mucho más caros que la Kombi Isard, hemos notado la falta de este elemento. El accionamiento nos resultó sumamente cómodo, en cualquier posición de la palanca o el volante, y el retorno elástico no nos deparó preocupación alguna.
Lo que sí podemos criticar con significativos gruñidos es la palanca de cambios. En principio nos resultó corta, luego, al conectar la segunda o la cuarta, el puño del piloto halló indefectiblemente la dureza del tablero y, además, debimos enfrentarnos con un curioso problema de regulación determinado por la longitud del piloto. Cuando la altura sugiere el desplazamiento del asiento para facilitar el acceso al auto, o bien la distancia a los pedales y a la dirección, la palanca de cambios queda siempre lejos, al menos mucho más que el volante. A nuestro juicio, la solución consiste en alargar el brazo de la palanca, aunque ello perjudique un tanto su desplazamiento agradablemente corto, y en "doblarlo" algo hacia abajo, de modo que se evite el choque con el tablero. Entendemos, además, que en los nuevos modelos el problema ha sido solucionado.
Las luces de posición, el limpiaparabrisas, las luces de ruta (cambio alta - baja en el piso) y la iluminación del tablero se comandan desde un teclado de fácil acceso ubicado bajo el velocímetro. Los pedales son colgantes, a poca distancia uno de otro.

Terminación

Exteriormente es buena, tanto en lo referente a pintura como a cromado, pero en el interior, observamos algunos detalles que, ciertamente, no condicen con la excelente impresión que nos dejó la Kombi. Tanto en las dos puertas laterales (que se abren hacia adelante) como en la trasera (practicable hacia arriba) observamos algunas fallas en los cierres. Nosotros nos inclinamos a creer que se trata de defectos en los burletes de goma que las rodean. El tapizado es de buena calidad, y las partes metálicas del interior nos merecieron el mismo concepto, hecha la salvedad de las perillas y la carcaza de los mandos de la calefacción y la refrigeración. No nos gustaron algunos bordes filosos y la falta de precisión en el accionamiento.

Capacidad de carga

Teniendo en cuenta el tamaño total de la Kombi y su pequeña cilindrada, es completamente elogiable, si no la cantidad de kilogramos, el extenso volumen de la carga transportable atrás del asiento posterior. Ocasionalmente el cojín de éste se puede rebatir hacia adelante, aumentando de este modo el espacio útil.
Una seria crítica que se le puede hacer a la Kombi es la ubicación de las herramientas, sobre todo las utilizables en caso de pinchadura. Tanto el crique como la llave fueron previstos bajo el piso del compartimiento de carga, o sea que, previamente al retiro del instrumental para reparación, habrá que quitar buena parte del equipaje. Naturalmente, ello contrasta con la estratégica y aplaudida ubicación de la rueda de recambio (abulonada al capot), por lo que, a nuestro opinar, convendría buscarle a la herramienta un lugar más accesible.

En la ciudad

Ideal. El parabrisas envolvente, si bien priva a los tripulantes de los beneficios que acarrea el ventilete, no distorsiona la imagen y permite una amplia visibilidad lateral y longitudinal. Esto se pone de saludable manifiesto en los cruces de calles o avenidas. Refiriéndonos a la circulación urbana, insistimos complacidos en la acertada elección de las relaciones de caja. En tercera se puede llegar casi a 80 km/h, velocidad más que suficiente para marchar rápido. La "reprise" es buena con regímenes más o menos altos del motor. Los frenos son muy eficientes y jamás demostraron fatiga o desvanecimiento. La dirección es excelente, corta, liviana, dócil... En una palabra, sumada al consumo excepcionalmente bajo -quizá los Isard sean los autos más económicos de la categoría-, su maniobrabilidad hace a la Kombi prácticamente inmejorable para sumergirla en el tráfago del tránsito nacional.

En ruta

Durante nuestro viaje, marchamos permanentemente a 100 de velocímetro. La tercera, que es larga y bien pegada a la cuarta, facilita el envión, y por lo tanto acelera los sobrepasos. Frena muy bien con el motor, trepa notablemente durante las deceleraciones bruscas, el tren trasero no rebota, y con ruta mojada las condiciones de estabilidad se mantienen tan buenas como sobre pavimento seco.
La suspensión es durita, pero no incómoda. Los faros largos nos resultaron quizá un poco menos potentes de lo necesario para circular a 100 kilómetros por hora, pero por medio de los reguladores roscados externos obtuvimos la correcta orientación de los haces de tal manera que compensasen esa pequeña falta de luz.
Hoy por hoy, el Isard es el auto más aceptado de la pequeña cilindrada. Evidentemente, el público analizó sus características: liviano, veloz, robusto, ágil. Buena estabilidad, buenos frenos, excelente performance, bajo consumo, considerable capacidad de transporte... Lástima que no todos lo manejan correctamente, aprovechando el toque deportivo de su caja, negociando frecuentemente con la palanca. Hay críticas, si..., pero considerando su precio, ¿se le puede pedir más?.

Por Jorge Fernández Morano

Pueden dejar sus comentarios sobre este test en el Blog de Test del Ayer

Deja tu comentario sobre este Road Test



CONCLUSIONES

Los más

  • Amplia visibilidad

  • Buenos frenos
  • Carácter deportivo
  • Gran estabilidad
  • Caja de cuatro marchas, todas sincronizadas
  • Excelentes relaciones de caja para la ciudad
  • Considerable capacidad de carga

Los menos

  • Ubicación incómoda de la palanca de cambios

  • Diagrama anticonvencional en la ubicación de los cambios de marcha
  • Falla en los cierres de las puertas laterales y el portón trasero
  • Ubicación poco práctica de las herramientas bajo el piso del compartimiento de carga

VELOCIDAD MÁXIMA 104.600 KM/H

ACELERACIÓN

0 - 20 Km/h

2 s 4/5

0 - 40 Km/h

5 s 4/5

0 - 60 Km/h

10 s 2/5

0 - 80 Km/h

18 s 2/5

0 - 500 m

28 s 4/5

La aceleración de la Kombi Isard es la típica de los vehículos que giran con cilindradas pequeñas. Particularmente, en este caso, las relaciones de caja inteligentemente seleccionadas hacen muy agradable el pique de la camioneta

DISTANCIA DE FRENADO

a 20 Km/h
1.50 m
a 40 Km/h
6.40 m
a 60 Km/h
13.60 m
a 80 Km/h
32.40 m
a 90 Km/h
35.80 m

La Kombi Isard frenó dócilmente en distancias y tiempos considerablemente buenos, manteniendo siempre paralelas las trayectorias de las ruedas. Consideramos que la dimensión de las campanas es óptima en comparación a potencia, velocidad y peso del auto

VELOCIDAD MÁXIMA EN CADA MARCHA

I

38 Km/h

II

60 Km/h

III

100 Km/h


DIÁMETRO DE GIRO

A la derecha

9.85 m

A la izquierda

8.60 m

El radio de viraje le permite estacionamientos rápidos y maniobras ágiles. Bueno para la ciudad. Poco espacio de estacionamiento

CONSUMO

En ciudad
14.7 km/l
En ruta a 80 km/h
21.3 km/l
En ruta a alta velocidad
16.9 km/l

ERROR DE VELOCÍMETRO

Vel indicada Vel real
20 21.5
40 37.0
60 55.5
80 71
100 90


VISIBILIDAD: LATERALMENTE EL ÁREA NO VISIBLE ES MÍNIMA. HACIA ADELANTE, EL CRISTAL CURVO Y EL CONSECUENTE PARANTE VERTICAL HACEN LO SUYO PARA DISMINUIRLA EN FORMA NOTABLE. EL EQUIPO CONFORME

Isard 700 Kombi

Isard 700 Kombi
Viendo las distancias de frenado. Aquí están todos los de PARABRISAS, entregados a tan difícil labor. Como todo auto chico, la Kombi frena bien

Isard 700 Kombi
Nos gustaría que el limpiaparabrisas barriera un poquito más

Características técnicas

Motor

2 cilindros opuestos refrigerado a aire forzado por turbina, 4 tiempos, 78 mm de diámetro y 72 mm de carrera. Cilindrada 688 cm3. Compresión 7.3:1, potencia máxima 30 HP DIN a 4.900 rpm (33.9 HP SAE). Encendido por batería, un carburador Solex 32 PCI con bomba de pique

Caja de velocidades

Cuatro marchas hacia adelante, todas sincronizadas. Relaciones de caja: 1era 4.48:1 2da 2.27:1 3era 1.33 4ta 1.00:1 MA 4.12:1 Relación piñón corona 4.86:1

Suspensión

Delantera con resortes y amortiguadores tubulares.
Trasera a eje rígido, elásticos longitudinales y amortiguadores telescópicos

Frenos

Hidráulicos a patines y tambor en las cuatro ruedas

Vea también

Isard Royal T-700

Road Test del Isard Royal T-700
Revista Parabrisas Nro. 24. Noviembre de 1962

Isard 400

Presentación del Isard T-400
Revista Parabrisas Nro 34. Septiembre de 1963

NSU Prinz

Road Test del NSU Prinz
Revista Parabrisas Nro 15. Febrero de 1962

NOTA PARA FORISTAS, WEBMASTERS, ETC.Si te ha gustado este test y vas a usarlo en un foro, sitio web o cualquier otra publicación, por favor no olvides mencionar que lo obtuviste de Test del Ayer además de incluir un link a este sitio.

Muchas gracias.


 

 


Road Test de autos argentinos de mas de 10 años de antigüedad
Por Gustavo Ernesto López
email gustavolopez@testdelayer.com.ar

Cantidad de visitas