Nacionales

Importados

F1 Web

Test del Ayer

Búsqueda personalizada

Road test de autos argentinos de mas de 10 años de antiguedad

Por Gustavo Ernesto López
. Twitter Facebook El Blog de Test del Ayer

Chrysler Valiant IV GT - 1966

 

Gran Turismo veloz

 

Revista Parabrisas Nro 69 de Setiembre de 1966

(Test gentileza de los amigos de Dodge-tech)

 

Valiant IV GT

 

Algo nuevo bajo el sol. Una fabrica argentina que se anima a lanzar abiertamente un modelo de sobreperformance. Aquí esta, testeado por Parabrisas

La carrera armamentista sigue y sigue. En este caso de la escalada Chrysler ha fabricado un aparato que hoy por hoy es lo mas poderoso en cuestión de automóviles de gran serie en nuestro país. Esto lo sabíamos antes de probarlo. Después de ello pudimos concretar en cifras y opiniones en que magnitud es mas veloz, mas confortable, mas GT que los botes que producen otras fabricas. Sobre todo, ver hasta que punto es GT el GT de Valiant.

Un GT, por lo menos como se entiende en el mundo, es un automóvil que puede ser derivado de un modelo de serie o bien ser hecho especialmente.
En ambos casos, lo que lo distingue de los demás es un sabor netamente deportivo y ciertas características de performance y seguridad de marcha que lo alejan fundamentalmente del auto equivalente producido en gran serie.

El GT de Valiant no cumple con estos requisitos, por lo menos en su totalidad. La diferenciación con el auto de serie es mas nominal que real, desde el momento en que toca como punto principal el incremento de potencia del motor, con lo cual se obtienen algunos kilómetros mas por hora, siendo lo demás cambios de menor importancia.

 

Estética

 

Con el nuevo cambio de trompa, el Valiant, y esto vale tanto para el GT como para los otros automóviles de la nueva línea Chrysler, ha conseguido poner orden en el diseño general del automóvil, que de esta manera presenta una unidad de dibujo mayor que en el modelo anterior. Si bien masiva y muy cromada la trompa es mas moderna y condice mejor con lo demás del auto. Los nuevos faros de cola también le dan el toque horizontal que necesitaba el estilo.

La polémica se establece en cuanto se habla del techo vinílico, en donde las reminiscencias de "coupe de ville" choca con el sentido moderno de Gran Turismo. Comprendemos mejor este diseño en el modelo Coronado.

Valiant IV GT

El dibujo de la trompa, en la parte inferior del paragolpes revela una falta de algo que hace que de frente se vean muchos fierros de suspensión y soportes de motor y carrocería. Las ruedas de mayor diámetro quedan bien dándole un cierto aspecto de robustez que necesitaba urgentemente.

 

Comodidad y primeras impresiones

 

El Valiant es un auto grande, tal vez el mas grande que se fabrique en el país. Grande de adentro y de afuera, tal como se supone al verlo en la calle. Las puertas están generosamente realizadas como para permitir una fácil entrada y salida tanto sea del o a los asientos traseros o delanteros. El conductor encuentra una posición cómoda, comprobada por la ausencia de cansancio luego de muchas horas de ruta.

El volante esta demasiado cerca del respaldo del asiento de acuerdo con el diseño americano, demasiado cerca también para la idea de un verdadero Gran Turismo. Tal vez sea mas correcto decir que el plano vertical que pasa por el centro del volante esta demasiado alejado del plano, también vertical, que pasa por los pedales. De este modo, corriendo el asiento hacia atrás para conseguir una posición mas estirada de los brazos, también se alejan los pedales. Esto es independiente de la estatura del conductor. Como solución transitoria recomendaríamos respaldos reclinables.

 

Valiant IV GT
El Valiant GT tiene la trompa completamente rediseñada con respecto a la versión anterior. Lo caracteriza también el recubrimiento vinílico del techo.

 

El diseño en si de los asientos es una mezcla del típicamente norteamericano, entre los dibujados de acuerdo con el muñeco Chrysler, y lo que se usa como asiento en automóviles GT europeos. Resultan muy cómodos y mullidos sin llegar a la deformación de los cojines y respaldos. Ambos asientos delanteros están separados entre si por un posabrazos reclinable a voluntad, aditamento de relativo uso pero que viste.

Pasando a la parte de atrás el panorama cambia. Si bien cada uno de los asientos es tan cómodo como los de adelante, el hecho de ser dos en vez de uno corrido, limitan en gran manera las posibilidades turísticas y familiares del automóvil. También aquí los asientos quedan separados por un posabrazos rebatible a voluntad. Para mayor confort de los pasajeros, de los cuatro pasajeros, tiene cinco encendedores, uno en cada uno de los posabrazos fijos traseros, otro entre ambos asientos traseros, otro en la consola que alberga el cuentarrevoluciones y finalmente otro debajo del tablero para el conductor.
El sexo débil encontrará sin lugar a dudas una falta grave; no tiene espejo en el parasol del lado derecho. Asimismo el conductor deplorará no conseguir recorrer diez kilómetros con el espejo retrovisor fijo en el lugar en que tan cuidadosamente se lo colocó.

 

Terminación

 

Decididamente no esta de acuerdo con su precio. Hemos tenido ocasión de comparar la terminación de detalles entre el modelo GT y el Valiant común y encontramos la diferencia demasiado notable en favor del segundo.

Esto se nota especialmente en la factura del tapizado del tablero en la manera en que esta pegado al revestimiento de plástico.

También en el diseño general del tablero impera un sentido de ascetismo que no condice con el precio del auto.

Valiant IV GT

Controles y visibilidad

 

Los clásicos en un automóvil caja mecánica. Tres pedales bien separados y muy cómodos para el conductor, palanca de cambio de marchas situada al costado del túnel de transmisión, de movimiento muy duro y muy largo que conspira contra la rapidez de un cambio apurado. La perilla de la palanca tiene un borde mas o menos filoso que se pone en evidencia cuando se hacen los cambios, dada la dureza de la caja.

El GT trae un cuentarrevoluciones que, como pudimos comprobar, funcionó a la perfección. El único inconveniente de orden práctico reside en la ubicación. El conductor no puede mirarlo directamente sin distraer este su atención del camino. La solución de compromiso que se adoptó en este caso para no incluirlo en el diseño del tablero no es feliz.

El tablero de instrumentos es visible y bien ubicado. Las lecturas se realizan con facilidad y comprobamos para nuestro placer que la única luz de idiota es la que controla la presión en el circuito de aceite.

El panorama desde el puente (puente de mando, se entiende), es amplio, deja pocas zonas oscuras en relación al tamaño del auto. En cuestión de visibilidad, la del Valiant GT se inobjetable.

 

Manejo en ciudad

 

Aquí se ponen por primera vez de manifiesto ciertas tendencias de auto "urgente".

El motor revela síntomas de apuro. No regula en baja y abajo de 900 rpm, el manejo tipo "bote" no es posible. Es necesario usar mucho la caja de velocidades si se pretende estar siempre al frente. De hecho, el tránsito en la ciudad se realiza casi siempre en segunda, porque a las velocidades ciudadanas la tercera no tiene salida. Todavía los dos carburadores no han hallado su punto óptimo de ajuste dado que tiene una tendencia al ahogo bastante notable. También el rebaje a primera velocidad se dificulta por las toses que hace el motor en cuanto se acelera fuerte desde abajo.

 

Valiant IV GT
Pocos autos son tan espectaculares como el Valiant GT para frenar. Levanta una espesa nube de humo y el chillido se oye a muchas cuadras. No obstante sus tiempos y distancias son aceptables, pero lógicamente hay que tener cuidado al usar toda la performance del coche. Permite cruceros a muy elevada velocidad, pero es necesario ir con precaución sobre superficies húmedas. Los faros de cola  rediseñados son el único detalle distinto de la cola, que por otra parte es igual que el modelo III. La trompa ha sido juzgada bastante agradable, mas armoniosa que la anterior. Es un coche grande y amplio

 

Una vez que el conductor consigue poner de acuerdo la caja y acelerador, el Valiant literalmente "se pierde de vista". Las cifras de aceleración obtenidas por PARABRISAS lo muestran como el mas picador de los autos de industria nacional. El mecanismo de dirección obliga por su diseño a un exagerado numero de vueltas de tope a tope, y esto, si bien es una ventaja en la liviandad del movimiento y en el estacionamiento, suma puntos en contra cuando se pretende hacer una maniobra rápida en el mas puro estilo GT.

La puesta en marcha es difícil. El automóvil testeado por PARABRISAS se ahogaba con mucha frecuencia. Luego para ponerlo en marcha era necesario olvidarse completamente del pedal del acelerador y darle al arranque sin lastima. Lo mismo rige para el arranque en frío. Por suerte, un potente alternador se encarga de recargar la batería. En resumen, no es un auto ágil pero lo que le falta en agilidad lo suple ampliamente con el empuje y la aceleración.

 

Manejo en ruta

 

En ruta la cosa cambia de aspecto, sobre todo si la ruta no tiene demasiadas curvas. Es el mas veloz indudablemente y el que puede sin riesgos de motor mantener un crucero elevado. Cuatro mil rpm, régimen todavía de seguridad, lo llevan en directa a la friolera de ciento sesenta kilómetros por hora reales, mucho mas de lo que se pueda realizar con cualquier otro auto fabricado aquí. Para las curvas, la receta es tomarlas despacio. A alta velocidad se manifiesta una acentuada tendencia al sobreviraje que no es muy fácil de controlar a causa de la gran desmultiplicación del mecanismo de dirección.

Los frenos son suficientes para velocidades de hasta ciento cuarenta kilómetros por hora, aunque es necesario aprender a manejarlos. No es cuestión de pisar fuerte porque ese es el momento en que el auto se desbanda y puede suceder cualquier cosa. La técnica en este caso consiste en hacer una serie de sucesivas, rápidas y fuertes frenadas.

Chrysler Valiant IV GT

Los vientos laterales no influyen para nada en la marcha en línea recta aunque si lo hace el camino, cuando tiene esos lomos desparejos. En mojado, anda por donde el quiere.

En cuanto a llevar equipajes, ningún problema. En el baúl cabe un Isetta de chinchorro. Además tiene luz, cosa que no sucede en el "cófano motore". La economía no existe a velocidades superiores a los ciento veinte kilómetros por hora pero los lujos hay que pagarlos de todos modos y evidentemente es un lujo andar mas ligero que los demás.

 

Performance

 

Ninguna duda al respecto. Brillante en cuanto a aceleración y velocidad de crucero. No tanto en la velocidad máxima obtenida por PARABRISAS, que llega a los 162 Km/h.

 

Motor, accesibilidad y accesorios

 

El motor es "picante" por su puesta a punto aunque los dos carburadores van a dar algo de trabajo todavía. El distribuidor queda algo oculto por la inclinación del motor. Los demás elementos bien a la vista. Como accesorio recibimos el auto con una radio que funcionó a las mil maravillas. No puede decirse lo mismo de la llave de encendido y de la llave del limpiaparabrisas y de la calefacción (se desconectaban con frecuencia los tubos).

 

Conclusiones

 

Es un automóvil demasiado veloz para el hombre que no le interesa manejar bien. No obstante, la suspensión y amortiguación reforzada le dan algo del aire del Gran Turismo que buscó la fábrica.

Deja tu comentario sobre este Road Test

 




CONCLUSIONES

El detalle que mas gustó

  • Aceleración (3 votos).

El detalle que menos gustó

  • Tenida en sinuoso (2 votos)

  • Frenos (1 voto)

Puntaje final: 62.67

VELOCIDAD MÁXIMA 162.000 KM/H

Este test fue realizado por los señores Raul Burzaco, Ronald Hansen, Emilio R del Valle (h) y Guillermo Martire. En las pruebas de aceleración y frenado realizadas en el Autodromo Municipal Parque Almirante Brown condujo la unidad el piloto de fabrica Sr Jose Menniti

ACELERACIÓN
0-20 Km/h 1.7 s
0-40 Km/h 3.0 s
0-60 Km/h 6.0 s
0-80 Km/h 8.1 s
0-100 Km/h
12.0 s
0-120 Km/h 18.5 s
0-500 Metros
21.0 s
40-80 Km/h en 2da 5.7 s
40-100 Km/h en 2da 10.2 s
60-100 Km/h en 2da 6.8 s
40-80 Km/h en 3era 11.0 s
40-100 Km/h en 3era 16.7 s
40-120 Km/h en 3era 27.6 s
60-100 Km/h en 3era 16.6 s
60-120 Km/h en 3era 20.6 s
80-140 Km/h en 3era 15.7 s

DIÁMETRO DE GIRO
A la derecha
11.30 m
A la izquierda
11.15 m

VELOCIDAD DE LOS CAMBIOS DE MARCHA

1era a 2da

60 km/h
2da a 3era
90 km/h
CONSUMO

km/lt

40 Km/h

9.0
60 Km/h
8.2
80 Km/h
7.5
100 Km/h
5.8
120 Km/h
5.5
140 Km/h
4.2

DISTANCIA DE FRENADO

Vel

Metros

20 Km/h - 0 2.85 m
40 Km/h - 0 9.90 m
60 Km/h - 0 26.60 m
80 Km/h - 0 33.80 m
100 Km/h - 0 56.30 m
120 Km/h - 0 78.00 m

ERROR DEL VELOCÍMETRO

Vel Indicada Vel Real
20 23
40 45.5
60 67
80 94
100 107
120 134

Chrysler Valiant IV GT

La palanca de cambios, la ubicación bastante defectuosa del cuentavueltas, comando de calefacción (buena), los asientos semi anatómicos, el volante, etc. El aro de bocina a veces sonaba, a veces no. La guantera no tiene llave ni iluminación. El freno de mano es bueno y tiene luz de advertencia. El acelerador era demasiado duro para manejar con suavidad. Todos los instrumentos son de aguja excepto el testigo de la dinamo

Chrysler Valiant IV GT

Chrysler Valiant IV GT

Valiant IV GT

EVALUACIÓN
Motor 76.30
Frenos 50.00
Cambios 45.00
Suspensión 63.30
Estabilidad 56.60
Capacidad interior 56.60
Capacidad baúl 83.30
Aceleración 88.30
Manejo en ciudad 58.30
Manejo en llanura 71.60
Manejo sinuoso 63.30
Consumo 46.60
Visibilidad 61.60
Terminación 63.30
Estética 61.60
Confort 70.00
Accesibilidad 61.60
Controles 65.00
Accesorios 66.60

Características técnicas

Motor

6 cilindros en línea 3.687 cm3 (86.35 x 104.77 Potencia máxima 180 HP SAE a 4.800 rpm Par motor máximo 31 mkg a 2.400 rpm Válvulas en la cabeza. Árbol de levas lateral. enfriamiento por agua. Lubricación forzada. Alimentación por dos carburadores Holley de una sola garganta y bomba de pique.

Sistema eléctrico

Batería de 12V. Alternador. Encendido a bobina.

Transmisión

Caja de velocidades de 3 marchas, 2da y 3era sincronizadas. Relaciones 1era 3.02:1 2da 1.76:1 3era 1.00:1 MA 3.98:1 Puente trasero 3.31:1 Palanca al piso

Suspensión delantera

Independiente por barras de torsión longitudinales con amortiguadores telescopios.

Suspensión trasera

Ballestas con amortiguadores telescópicos.

Frenos

Convencionales a campana duo-servo de simple acción con servoayuda.

Dirección

Sistema norteamericano de bolillas recirculantes. Diámetro de giro 11.75m

Dimensiones

Largo 5.040 mm Ancho 1.773 mm Trocha delantera 1.420 mm Trocha trasera 1.410 mm Entre ejes 2.820 mm Peso total 1.325 Kg

Vea también

Valiant V-200

Road Test del Valiant V-200
Revista Parabrisas Nro 25. Diciembre de 1962

Valiant III

Road Test del Valiant III
Revista Parabrisas Nro 50. Enero de 1965

Valiant IV

Road Test del Valiant IV
Revista Automundo Nro 101. Abril de 1967

NOTA PARA FORISTAS, WEBMASTERS, ETC.

Si te ha gustado este test y vas a usarlo en un foro, sitio web o cualquier otra publicación, por favor no olvides mencionar que lo obtuviste de Test del Ayer además de incluir un link a este sitio.

Muchas gracias.


 

 

 


Road Test de autos argentinos de mas de 10 años de antigüedad

Por Gustavo Ernesto Lopez

email gustavolopez@testdelayer.com.ar

Cantidad de visitas