Nacionales

Importados

F1 Web

Test del Ayer

Búsqueda personalizada

Road test de autos argentinos de mas de 10 años de antiguedad

Por Gustavo Ernesto López
. Twitter Facebook El Blog de Test del Ayer

Renault 18 GTX Break - 1982

Un "cambio" decisivo

Revista Corsa Nro 861. Noviembre de 1982

 

Renault 18 GTX Break

 

La inclusión de una quinta velocidad (sobremarcha) es el factor determinante del progreso de la break. Mayor confort de marcha y economía, son las virtudes que la destacan del modelo anterior

Originalmente, en Francia, el Renault 18 viene equipado con un motor de 1.600 cm3. El auto, en la versión que se fabrica en nuestro país, fué "boicoteado" por la misma fábrica, que vio en las prestaciones de esta máquina un peligro para la propaganda "Turbo" en que se basa su ofensiva comercial. La fábrica francesa arguye razones impositivas (el 18 GTX está catalogado como un 11 CV, mientras el 1.600 Turbo como 7 CV y pagan en consecuencia), pero lo cierto es que realmente el GTX 2 litros atmosférico puede ser un serio competidor del 1.600 Turbo, e incluso ganarle en ventas. Y recordemos que estamos hablando de autos que son casi "Top of the line" de la gama de elección.
En nuestro país ese problema no existe por el momento y por lo tanto Renault Argentina lanzó sus 18 con el motor dos litros. Desde un principio este auto se destacó netamente del resto de los producidos aquí por su concepción moderna, con todo lo que implica esta calificación. Y en oportunidad de probar intensamente por primera vez un 18, todo el mundo coincidió en que era lo más avanzado producido en el país y un "golazo" de Renault a sus competidores. Claro que también debían mejorarse muchos aspectos porque para llegar al ideal faltaba recorrer camino.
Entre las críticas constructivas de mayor calibre se instaló como reina la que pedía una quinta velocidad en la caja de cambios que, se notaba, iba a traer un progreso notable a este automóvil "bien nacido" (la cupé Fuego, equipada con motor 2 litros, la trajo desde un principio).

Renault 18 GTX Break

Nuestro R-18 Rural

Con el tiempo se introdujeron mejoras en la línea "18" en varios aspectos, hasta que finalmente le distrajimos a Renault un auto "de los últimos" para volver sobre el tema mediante un Road Test. Y para matar dos pájaros de un solo tiro nos agenciamos de una versión "Break", lo que agrega ítems diferentes para descubrir.
La línea, por ejemplo, queda mucho más armónica y agradable -para nuestro gusto, por supuesto- con la colita tipo rural. En el aspecto general la temática se mantiene respecto a la sobriedad y buen gusto privando sobre el recurso, más fácil, de agregar adornos inútiles a la carroceria. Básicamente la GTX Break cambia desde el asiento trasero hacia atrás, manteniendo algunos vicios del auto que la origina. El interior es el mismo, con el agregado de la columna de dirección regulable en altura, lo que posibilita una gama más amplia de regulación de la posición de manejo. en combinación con las butacas cuya regulación de inclinación de respaldo permite encontrar la más adecuada, pero mediante un sistema de sinfín de accionamiento engorroso. Atrás sigue adoleciendo de falta de espacio, a lo que se suma que los ocupantes de la parte delantera viajan con los respaldos reclinados para compensar la altura excesiva de las butacas delanteras y lograr el nivel visual correcto. Los altos sufren viajando atrás, porque las rodillas se les comprimen contra los asientos y la cabeza toca en el techo, obligando a viajar doblado. Para colmo en el auto que probamos se desprendieron los soportes interiores del tapizado del techo y la altura se redujo aún más. La ventaja de ir encorvado atrás es que de esa manera se hace accesible el cenicero, que está muy bajo y en el centro de los asientos delanteros, una ubicación por demás incómoda.

Renault 18 GTX Break
La trepada a Villa Nogués, en Tucumán, es otro de los lugares por donde paseamos el R-18. Por aquí pasó el Rally Codasur

Sentado al volante y tras recorrer unos cientos de kilómetros el conductor descubrirá que este está desplazado con respecto a la línea de la butaca, lo cual es solamente anecdótico porque no causa molestias. Los comandos pasan desapercibidos lo que es un claro índice de que están muy bien dispuestos, porque lo que se recuerda es lo que molesta o provoca problemas. El único comando que se hace notar es el del limpiaparabrisas, que se acciona involuntariamente al doblar la dirección pues esta muy cerca del aro del volante.
En lo que hace a instrumental la GTX viene completita, solamente se le puede criticar que sean todas lucecitas y no instrumentos de aguja; pero los autos modernos son así, lo cual no impedirá que sigamos pidiendo hasta el día del juicio final que les pongan instrumentos que se puedan leer. Y ya que estamos con las luces digamos que los comandos iluminados del aire acondicionado y calefacción no están conectados al reóstato del tablero y de noche molestan por su intensidad, distrayendo la atención del conductor (Jorge Maggi, por ejemplo, dijo haber ido desde Buenos Aires a San Juan sin ver la ruta por este problema. No le creímos).
Otro tema que habría que rever es el de la aireación del habitáculo. Esta resulta insuficiente y obliga a abrir las ventanillas, con el consiguiente problema de ruido y turbulencia. Con todo cerrado, los ocupantes del asiento posterior se quedan sin aire fresco, mientras los de adelante no lo notaran, provocando la separación de amigos de toda la vida a causa de esta diferencia de criterio.

Renault 18 GTX Break
El R-18 Break en el Valle de la Luna, en San Juan. La diferencia de color entre el piso y la pared del fondo se debe a las distintas capas geológicas correspondientes a distintos períodos

Manejando la GTX Break

La visibilidad de esta rural es buena en general, gracias a la gran superficie vidriada. Hacia adelante no presenta mayores inconvenientes, los espejos retrovisores no quitan campo visual importante. Hacia atrás, en cambio, hay varios puntos mejorables. En primer lugar, cuando se carga el auto en la parte trasera y las suspensiones bajan el techo entra en el campo visual del retrovisor interno, disminuyéndolo, El espejo externo del lado del conductor está bien ubicado y la regulación interna permite acomodarlo a gusto, no así el derecho, que es fijo y rebatible, y sería más útil con un sistema similar al anterior.
La tenida ha mejorado respecto al auto por dos razones, el mayor peso atrás, derivado de la configuración Break, y la mejora de la suspensión delantera. Este último, uno de los puntos flojos que se desprendieron del Road Test del primer "18", ha sido eliminado en esta rural.
La incorporación de la dirección servoasistida como equipo de fábrica es un acierto, ya que el manejo de un tracción delantera se hace más fluido y menos cansador. En el caso particular de este auto más aún, teniendo en cuenta que hay más potencia de la que se puede transmitir en bajas velocidades y el auto tiende a seguir derecho al acelerar, haciendo necesario girar más la dirección. La servoasistencia no se desconecta con el incremento de la velocidad, como sería ideal, sin embargo no provoca problemas a velocidades elevadas, porque el grado de resistencia del volante, provocado por el hidráulico, no la torna "tipo flan". El manejo en alta velocidad es seguro y en todo momento las reacciones son francas; la trompa pisa y reacciona firmemente gracias a la nueva suspensión más dura, sin flamear.

Renault 18 GTX Break
Vista del vano motor, donde se aprecia, precisamente el motor. ¿que tal?

Los frenos son un acierto en éste auto. Los discos ventilados delanteros soportan las exigencias sin dar muestras de cansancio y el auto para derecho siempre.

Caja de quinta: Un paso adelante

La incorporación de la caja de velocidades con una quinta marcha (sobremarcha) provoca cambios de comportamiento importantes con respecto al modelo anterior de cuatro velocidades. El andar sereno en ruta es responsabilidad directa de ésta marcha adicional, ya que permite mantener cruceros altos con un régimen de motor bajo en proporción, lo que se traduce en menos vibraciones, menor consumo y menor desgaste de los elementos del motor. Pero además es importante tener en cuenta que al conectar la sobremarcha el auto no pierde respuesta, permitiendo sobrepasos en ruta sin tener que hacer un rebaje a cuarta. En esto contribuye también la elasticidad del motor, característica que se repite en realidad en todos los cambios, permitiendo una respuesta desde bajo régimen pareja y sin tironeos. Signo de que la potencia esta bien aprovechada, porque un motor "nervioso" en un auto de estas características serviría nada más que para sufrir y gastar gomas.

Renault 18 GTX Break
El comportamiento del vehículo en las largas rectas de ripio sureño es absolutamente confiable y sin mostrar filtraciones de polvo

Ladrillitos sueltos

- El sistema electromagnético de traba de puertas es muy cómodo. Tiene como contra que de noche no se sabe si las puertas están cerradas o no; sería bueno que mediante una luz se indicara esta configuración. Posee bajo el tablero un botón que destraba el sistema en caso fallas, además las puertas delanteras funcionan siempre en forma independiente con cerradura en caso de desperfecto.
- La palanca de cambios es de accionamiento algo gomoso, característica de los modelos de la marca. La palanca toca el asiento al poner la marcha atrás.
- La 18 GTX resultó con pocas filtraciones de polvo, sobre todo en la parte trasera, punto crítico de las rurales en este aspecto a causa de la quinta puerta. El sistema de cerradura de la puerta trasera es incómodo, haría falta una manija más grande o embutida como la de las puertas delanteras.
- Buen espacio libre resultante de volcar el asiento trasero y combinar con el "baulito".

Renault 18 GTX Break
Hermosa toma en el dique El Cadillal. Como se puede apreciar, en este test al Tano Capria se le gastó el dedo de tanto sacar fotos

- Como todas las rurales, la turbulencia y el vacío impregnan toda la puerta y luneta traseras de tierra. Limpiarla mediante el limpiaparabrisas se complica porque el trasero se acciona con la misma tecla, pero después que la escobilla. Debería ser independiente para poder mojar bien el vidrio, ya que actualmente la primera pasada es en seco.
- Los levantacristales no accionan si no esta el auto en contacto (como en todos los autos con este sistema). Nosotros seguimos sin acostumbrarnos y tenemos que poner la llave de nuevo para levantarlos.
- La llave de contacto es de lo más chica e incómoda que pudimos encontrar por ahí. Girarla es engorroso, lo mismo que ponerla o quitarla.
- La proliferación de plásticos genera una carga estática apreciable, suele dar "patadas". Y la poca altura del techo en combinación con este fenómeno provoca que los pasajeros -sobre todo atrás- comprueben con sorpresa en el espejo que tienen todos los pelos verticales y tocando el techo... Rigurosamente cierto.
- Todavía persiste como característica desde los modelos anteriores la existencia de ruidos en los plásticos del tablero en caminos desparejos.
- La terminación se ha mejorado, la calidad de los plásticos, los metales y pintura es pareja.
- Posibilidad de regulación de los faros delanteros en dos posiciones. Cuando el auto se carga es posible bajar el haz de luz mediante un dispositivo ubicado bajo el baúl

Renault 18 GTX Break
Cerca de esta curva, en los cerros tucumanos, hay un lugar que se llama Fin del Mundo. Aunque usted no lo crea, como dice Ripley. Y comprobamos que es falso lo que reza el cartel. El mundo sigue

Boletín de calificaciones
(5: Óptimo, 4: Muy Bueno, 3: Bueno, 2: Regular, 1: Malo)

Estética

4

Sin adornos inútiles. Moderno y sobrio

Habitáculo

3

Adelante

4

Regulación de butacas delanteras muy buena, pero el sistema es incómodo en la parte que inclina el respaldo. Tapizado del techo muy bajo atrás, toca la cabeza. Cenicero trasero chico y mal ubicado

Atrás

2

Accesibilidad

2

Posición de manejo

4

Buena distancia y posibilidad de regulación del volante en altura

Comandos

3

Comando del limpiaparabrisas se acciona involuntariamente (muy cerca del volante)

Instrumental

3

Muchas luces testigo. Pocos instrumentos de lectura con escala

Aireación - Calefacción

3

Falta aireación directa más efectiva

Terminación

4

Calidad de plásticos, pintura y guarniciones muy pareja

Visibilidad

Anterior

4

Amplia superficie vidriada. Buena adelante, atrás el techo entra en el campo visual del retrovisor interno cuando se pone carga en la parte posterior

Posterior

3

Accesorios

4

Buen equipamiento general

Baúl

5

Virtud de la Break

Motor

4

Potencia

3

Más potencia sería desperdiciada porque no se podría transmitir al piso. Para un auto de corte familiar como este la potencia es más que suficiente. Motor elástico, responde sin tironeos a cualquier régimen

Elasticidad

4

Funcionamiento

4

Velocidad máxima

4

Para una rural suficiente

Aceleración

4

Lo mismo que el ítem anterior

Frenos

4

No pierden eficiencia en condiciones extremas

Caja de velocidades

3

Accionamiento

2

La disposición de la caja de velocidades en el auto no es perfectamente longitudinal, por lo tanto el recorrido de la palanca responde a la misma configuración. Hay que adaptarse a ello. Buena relación entre 4ta y 5ta. No pierde respuesta

Relaciones

3

Sincronizado

1

Embrague

3

Accionamiento un poco insensible

Dirección

4

Buen equilibrio entre la asistencia hidráulica y la sensibilidad

Consumo

Ciudad

3

La quinta velocidad es un factor importante en el tema del consumo. Depende de su correcto uso el mejorar este punto. No es cuestión de andar solamente en quinta para gastar poca nafta.

Ruta

3

Confort de marcha

3.5

La quinta es la gran responsable (otra vez) del silencio de marcha

Tenida en ruta

3.5

Franco y noble a cualquier velocidad. Mejorada respecto al auto

Estanqueidad

3

Buena, considerando que es un punto crítico en las rurales de puerta trasera

Luces

4

Posibilidad de regulación en dos puntos. Buena intensidad

Maniobrabilidad

4

Muy buena para un vehículo de este peso y tamaño

Renault 18 GTX Break

Pueden dejar sus comentarios sobre este test en el Blog de Test del Ayer

Deja tu comentario sobre este Road Test



CONCLUSIONES

Positivo

  • Buena estabilidad en todo tipo de caminos y condiciones

  • Habitáculo silencioso, merced a la ausencia de vibraciones por la inclusión de la quinta velocidad
  • Buenos frenos
  • Cerradura con traba electromagnética muy cómoda

Negativo

  • Ruidos a plástico en el interior del tablero

  • Poco espacio en la parte trasera del habitáculo
  • Llave de contacto chica e incómoda de accionar
  • Ventilación insuficiente, sobre todo atrás

Puntaje final: 67.65

VELOCIDAD MÁXIMA 164.600 KM/H

ACELERACIÓN
(Aire descon
ectado)

0 - 20 Km/h

1.42 s

0 - 40 Km/h

2.85 s

0 - 60 Km/h

5.67 s

0 - 80 Km/h

8.55 s

0 - 100 Km/h

13.15 s

0 - 120 Km/h

18.60 s

0 - 140 Km/h

25.53 s

0 a 400 m

18.71 s

0 a 1000 m

34.60 s

40 a 60 km/h en IV

7.34 s

40 a 80 km/h en IV

12.29 s

40 a 100 km/h en IV

17.74 s

40 a 120 km/h en IV

24.45 s

40 a 140 km/h en IV

33.27 s

40 a 60 km/h en V

10.69 s

40 a 80 km/h en V

17.63 s

40 a 100 km/h en V

24.89 s

40 a 120 km/h en V

33.70 s

40 a 140 km/h en V

46.36 s

CONSUMO (l/100 km)

a 40 km/h
7.14
a 60 km/h
6.89
a 80 km/h
7.40
a 100 km/h
9.0
a 120 km/h
9.70
a 140 km/h
12.19

VELOCIDAD PARA 1000 RPM

1000

I

7.49 km/h

1000

II

14.58 km/h

1000

III

22.35 km/h

1000

IV

30.58 km/h


RADIO DE GIRO

A la derecha
5.10 m
A la izquierda
5.20 m

ACELERACIÓN
(Aire
conectado)

0 - 20 Km/h

1.45 s

0 - 40 Km/h

2.89 s

0 - 60 Km/h

5.50 s

0 - 80 Km/h

9.26 s

0 - 100 Km/h

13.35 s

0 - 120 Km/h

19.34 s

0 - 140 Km/h

31.37 s

0 a 400 m

18.80 s

0 a 1000 m

35.06 s

ERROR DE VELOCÍMETRO

Vel indicada Vel real
40 35
60 56
80 75
100 92
120 110
140 130
160 146

VELOCIDAD MÁXIMA EN CADA MARCHA

I

50 Km/h a 6.500 rpm

II

90 Km/h a 6.500 rpm

III

130 Km/h a 6.500 rpm

IV

155 Km/h a 6.500 rpm

V

164 Km/h a 6.300 rpm


DISTANCIA DE FRENADO

de 140 km/h a 0
113.5 m
de 120 km/h a 0
70.8 m
de 100 km/h a 0
54.3 m
de 80 km/h a 0
33.7 m
de 60 km/h a 0
16.4 m
de 40 km/h a 0
7.7 m


La sigla GTX distingue a este modelo del de cuatro velocidades. ¿Significado?. No sabemos; puede ser: Gerardo Tiene Xantosis, Gran Trabajo Xenófobo, Gustamos Tanto Xeroxcopiar, Gustavo Terminó Xilófago; ¿Gusta Tocar Xilófono?


Llantas especiales de diseño diferente a los modelos previos. Pueden agradar o no, cuestión de gustos. Son las mismas de la cupé Fuego


Limpiaparabrisas trasero. Muy útil pero el "sapito" debería ser independeinte, porque sino la primera pasada es en seco


Trompa envolvente y moderna. La misma del R-18 berlina, básicamente


Consola. Comando del aire acondicionado, ventilación y radio. El cenicero está un poco bajo

Renault 18 GTX Break

Renault 18 GTX Break
El volante de dirección está desplazado con respecto a la línea del asiento. Un detalle que se aprecia después de hacer kilómetros, ya que es muy sutíl. Buena visibilidad del instrumental

Renault 18 GTX Break
Buen acceso posterior y lugar bien aprovechado. La superficie útil se amplía volcando hacia adelante el asiento trasero

La importancia de la quinta

La diferencia fundamental entre el primer 18 que testeamos en Corsa y esta rural es la inclusión de la quinta marcha. Se ha ganado mucho en suavidad de marcha en alta velocidad y eso, en un auto que se siente cómodo en ruta como este, siempre es bienvenido. Así quedó eliminada la principal contra que tenía el R-18 anterior, pero las modificaciones no terminan en la caja; se modificó la suspensión delantera haciéndola más dura, quitando así otro punto en contra de que adolecía este auto. Como consecuencia de ello la tenida general ganó, teniendo que ver en esto también la dirección servoasistida.
La potencia es suficiente para un auto de corte familiar, claro que si existe en el dueño una tendencia a la conducción deportiva la tiene disponible en caso de necesidad. Más potencia de la actual ya complicaría el panorama porque se necesitaría implementar los medios para llevarla al piso, cosa que no se justifica en un auto de estas características.
Para hacer una comparación directa con el modelo anterior, del cual dijimos que era lo más actualizado producido en el país, podemos decir que mantenemos aquello agregando que se lo ha mejorado mucho, pero destacando que se lo puede hacer aún bastante más.

Jorge A. Maggi

Renault 18 GTX Break
Vista del interior de la puerta. Buen portamapas y manijas cómodas; gran detalle el de la traba simultánea y automática (electromagnética)

Renault 18 GTX Break

Renault 18 GTX Break

Renault 18 GTX Break

Equipo de serie

En este recuadro le ofrecemos una lista de los elementos de confort que el auto trae originalmente, es decir que trae de fábrica.
- Aire acondicionado y cristales atermícos
- Comando electromagnético de cerradura de puertas
- Levantacristales delanteros eléctricos
- Radio AM/FM estéreo. Con reproductor de cassettes
- Dirección de potencia
- Caja puente de 5 velocidades
- Desempañador de luneta trasera
- Espejo retrovisor izquierdo de control remoto
- Apoyacabezas delanteros regulables
- Espejo retrovisor externo derecho
- Portaequipaje
- Cinturones de seguridad inerciales
- Columna de dirección de altura regulable
- Luz spot
- Tacómetro
- Traba de seguridad para niños en puertas traseras
- Reloj analógico de cuarzo
- Lava - limpia cristal trasero
- Asiento posterior rebatible

Características técnicas

Motor

Modelo M2000. Cuatro cilindros en línea inclinados 15 grados. Válvulas y árbol de levas a la cabeza. Camisas desmontables y block de aluminio. 1.995 cm3. Diámetro por carrera 88 x 82 mm. Potencia 99 CV DIN a 5.700 rpm. Cupla 16 kmg a 3.000 rpm. Relación de compresión 8.7:1. Alimentación por caburador Weber 32 DARA 55, descendente, 2 bocas. Bomba de combustible mecánica a diafragma

Transmisión

Tracción delantera por árboles con juntas homocinéticas. 5 marchas sincronizadas y MA. Relaciones 1era 3.818, 2da 2.176, 3era 1.409, 4ta 1.030, 5ta 0.861. Relación de puente 3.778

Frenos

Tipo doble circuito hidráulico con servo. Delanteros a discos ventilados, traseros a campana autorregulables con válvula antibloqueo sensible a la carga

Suspensiones

Delantera: Independiente. Resortes helicoidales y barra antirrolido. Amortiguadores hidráulicos, telescópicos de doble efecto
Trasera: Eje rígido con triángulo central reactor y brazos longitudinales reactores, resortes helicoidales y barra antirrolido. Amortiguadores hidráulicos

Dirección

A piñón y cremallera asistida. Relación 16,4:1

Neumáticos

Fate Maxi Radial 185/70 HR 13 sin cámara

Sistema eléctrico

Batería de 12V y 4.5 A/h. Alternador con regulador electrónico incorporado 12 V y 70 A. Bujias Champion BN7Y

Capacidades y dimensiones

Sistema de enfriamiento 10 litros. Carter del motor 5.25 litros. Tanque de combustible 53 litros. Largo máximo 4.514 mm Ancho 1.686 mm Alto 1.445 mm Entre ejes 2.441 mm Trocha delantera 1.430 mm Trocha trasera 1.344 mm Peso en orden de marcha 1.105 kg

Precio y garantía

$ 780.314.400 (equivalentes a u$s 16.000 según elnotarioargentino.com.ar)

Vea también

Renautl 18 TX

Road Test del Renault 18 TX
Revista Corsa Nro 799. Septiembre de 1981

Renault 18 GTX II

Road Test del Renault 18 GTX II
Revista Parabrisas Numero 110 Junio de 1987

NOTA PARA FORISTAS, WEBMASTERS, ETC.Si te ha gustado este test y vas a usarlo en un foro, sitio web o cualquier otra publicación, por favor no olvides mencionar que lo obtuviste de Test del Ayer además de incluir un link a este sitio.

Muchas gracias.


 


Road Test de autos argentinos de mas de 10 años de antigüedad
Por Gustavo Ernesto López
email gustavolopez@testdelayer.com.ar

Cantidad de visitas